Alerta general, nueva generación de ciclones
Agencia Fronteriza de Noticias IZZI
Telcel
CNR Television

Alerta general, nueva generación de ciclones

MÉXICO, DF - domingo, 6 de julio de 2014 - kaleydoscopio.mx.
1116
México DF 6 de julio de 2014 (kaleydoscopio.mx).- La costa este de Estados Unidos sufrirá los embates de Arturo, la primera tormenta tropical de 2014, de la cual se pronostican vientos de hasta 100 kilómetros por hora con un recorrido desde Florida hasta Massachusetts, y es un fenómeno de una nueva generación de ciclones que se alimenta y desplaza en océanos cuyo nivel ha subido 3,2 mm por año en los últimos 20 años (el doble que en los 80 años anteriores).
 
Un artículo del Banco Mundial indica que cuando concluya su recorrido, los daños que deje a su paso se sumarán a otros nombres y cifras que han quedado registrados en la historia de los desastres naturales de los últimos 20 años:
 
Daños por 212.000 millones de dólares, casi el doble del PIB de todos los países caribeños, por ejemplo.
 
Los meteorólogos prevén una temporada de huracanes menos activa que en el pasado, ero es cierto que éstos provocan sus mayores estragos en las pequeñas islas del Caribe, una región afectada ya por inundaciones y terremotos.
 
Para esta parte del mundo, donde siete de cada 10 personas viven cerca de la costa -y con casi todas de sus ciudades más importantes a menos de 1,5 kilómetros del mar-, es imperativa una respuesta regional para protegerse frente esta amenaza.
 
A ese panorama se añade la alta vulnerabilidad de las islas a los efectos de cambio climático. Todavía no se sabe definitivamente cuál será el resultado del aumento en la temperatura promedio mundial en el ciclo de tormentas, pero los expertos sí están de acuerdo de que el Caribe se llevará la peor parte.
 
“Es un área gris, todavía no hay evidencia del incremento en intensidad o el número de tormentas”, explica Jerry Meier experto en cambio climático. “Pero lo que es indiscutible es que el nivel del mar aumenta”.
 
Aunque de momento es imposible evitar que los huracanes toquen tierra en el Caribe, sí se pueden tomar algunas medidas para impedir que el fenómeno se convierta en una catástrofe una vez que llega a las costas. O al menos para disminuir su impacto. 
 
“Cada país puede reducir su vulnerabilidad”, opina Remi Trier especialista en agua y saneamiento del Banco Mundial.
 
“Anticipar los peligros y evaluar las vulnerabilidades de la población y la infraestructura es el eje de la gestión del riesgo de desastres”.
 
Es una advertencia que la mayor parte de los países del Caribe han tomado muy en serio.
 
Los pobres, los más afectados: en 1979, el huracán David dejó 2,000 muertos solo en la República Dominicana y más de 2, 600 millones de dólares en pérdidas.
Grupo WhatsApp
La Favorita
IZZI
Narrativa Terapeutica
Empleo Nuevo
AGP Deportes Central
PluralMX
Funeraria Aimar
AFN Marketing
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano