La caravana migrante del PRI
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Facebook AFN

La caravana migrante del PRI

Tijuana BC - viernes, 24 de mayo de 2019 - Armando Lares.
831

Por: Armando Lares.

TIJUANA BC 24 DE MAYO DE 2019 .-En octubre de 2018 una noticia cimbró al país, no era para menos debido a que la frontera sur había sido vulnerada por un grupo de personas que en un principio eran alrededor de 160, quienes partieron de San Pedro Sula hacia Estados Unidos. Rápidamente gente de otras localidades se unió al grupo. Dos días después de iniciada la travesía, ya contaba con cerca de 1,600 desplazados en la frontera.

Ese éxodo de gentes fue bautizado como la caravana migrante; un movimiento social vigoroso, que en México puso en jaque a las autoridades de los tres órdenes de gobierno, sobre todo al municipal que si bien recordarán causo pánico en la población, lo único verdaderamente malo de ese movimiento, fue que resucitó al alcalde y lo convenció de que podía reelegirse.

Esa caravana sirve como un comparativo a los hechos políticos recientes y algunos ya con mayor antigüedad, que nos demuestran que la migración no es exclusiva de países, lugares, o grupos de población, sino que también impacta a los partidos políticos.

Ejemplos tenemos muchos, a lo largo de la historia la migración partidista se ha manifestado en muchas ocasiones, como es el caso del PRD, partido que se formó pasadas las elecciones de 1988, y que en su constitución recibió miles de militantes provenientes de otros partidos.

En ese mismo sentido el PRI ha reforzado al PAN y su satélite el PRD, con sendos candidatos, como lo fueron Mario López Valdez y Carlos Joaquín González con quienes lograron las gubernaturas de Sinaloa y Quintana Roo respectivamente. 

Ahora la caravana migrante la encabeza el PRI de Baja California, que en 2018 ya había dejado ir a un grupo de militantes, que desilusionados por el status quo, renunciaron y se fueron a Movimiento Ciudadano.  

De igual forma en este proceso electoral, podemos ver cómo lo que queda del PRD, ha sido fortalecido por un gran número de priistas, que con su migración han respaldado la campaña de un viejo conocido suyo.

Como podemos constatar estos hechos no son nada nuevo, y no debe sorprender que hoy varios militantes, algunos de renombre hayan emigrado a morena; a muchos de ellos los mueve el sueño de la alternancia, a otros tantos los empuja la desilusión de las mismas prácticas de siempre y otros más se van por animadversión con la cúpula que desde hace algunos años controla el otrora poderoso partido.

Es de suma importancia analizar que al igual que la migración social, la partidista también tiene sus causas y desde luego sus efectos, por ello los partidos que atraviesan esa crisis como le sucede a los restos del PRI local, deben reflexionar sobre el origen de esta problemática. La social se da cuando una persona o un grupo de personas se traslada de su lugar de origen hacia otro, buscando encontrar su desarrollo y prosperidad. 

Eso mismo ocurre en los partidos, muchos se van por el hartazgo de ver que las cosas no cambian. El tricolor no ha querido entender el mensaje que los ciudadanos le depositaron en las urnas en la elección del 2018, tal parece que ni siquiera se han tomado la molestia de contabilizar los votos que obtuvieron, acabarían muy rápido.

Es por ello que la militancia busca nuevos horizontes, y lo único que reciben del partido que los vio nacer es la crítica; ¡se van a buscar un puesto!, -claro se trata de política-, es normal que se pretendan espacios.

Ahora bien, el PRI tenía tres cosas que no debía hacer para poder empezar a renovarse y reencontrarse con la sociedad, pues hicieron cuatro:

La primera de ellas era no aferrarse a mantener a la dirigencia estatal, aplicando la regla no escrita de; quien pierde se va. Pero no quisieron oxigenarla y mantuvieron a su dirigente, hasta que prácticamente se volvió insostenible;

La segunda era dejar las estrategias impositivas para postular candidatos, e implementar procesos democráticos transparentes, pero optaron por el desaseo, inclusive utilizando a la plantilla de personal de una compañía de telecomunicaciones;

La tercera era no encabezar la lucha por la gubernatura con un político tradicional, sino con un rostro nuevo, pero prefirieron viajar en el tiempo, no hacia el futuro sino a la prehistoria;

La cuarta era no seguir siendo comparsa del PAN, pero durante todo el proceso han secundado las impugnaciones y han sido el eco de los reclamos que el partido en el poder ha hecho contra sus adversarios.

Con estas acciones, es fácil entender porque un partido que había sido competente, que varias veces logró algunas alcaldías y que en 2007, pero sobre todo en 2013, estuvieron muy cerca de conseguir la alternancia, hoy su único resultado es una caravana migrante.  

Lararium: Que el último apague la luz.  

El autor es Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Baja California, abogado titular del despacho jurídico Orden Legal, además de desempeñarse como consultor en materia legislativa, en su trayectoria ha sido reconocido con el premio estatal de la juventud, fue campeón estatal de debate político juvenil y participa como asesor en Organismos de la Sociedad Civil.

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

Deja tu comentario

Conti

25 de mayo de 2019

Muy cierta su publicacion, exelente Analista Politico Lic. Lares...

CONTI LOPEZ

25 de mayo de 2019

El PRI NO TIENE QUE PREOCUPARSE EN BC YA QUE ESTA EN ALIANZA CON EL PAN A ESTO SE LE LLAMA PHANKISMO, EXCELENTE ARTÍCULO DIOS LO BENDIGA LICENCIADO

Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano