Los procesos de Morena
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Facebook AFN

Los procesos de Morena

Tijuana BC - jueves, 21 de marzo de 2019 - Dr. Marco Antonio Samaniego López.
568

Por: Dr. Marco Antonio Samaniego López

*.- Y las posibilidades que se abren

TIJUANA BC 21 DE MARZO DE 2019 .-Lo que parecía una decisión tomada, de pronto se vio modificado. El candidato a presidente municipal  por Morena, Arturo González  Cruz, no ha sido ratificado y el proceso  dio un vuelco. Jaime Martínez Veloz logró en una nueva decisión cupular – igual que la anterior – que se revocara la candidatura. 

En las páginas de los diarios de estos días, surgen las dudas y los dimes y diretes. Quienes ya habían arrojado la toalla, ahora  no queda más remedio que apoyar la decisión anterior, y quienes están contentos por el revés, anuncian que ahora sí saldrá el bueno, pero nadie dice cómo. Incluso, el responsable de las decisiones en la entidad, Leonel Godoy,  va a impugnar la impugnación. Todo claro y transparente. Todo se hizo tan  bien que seguramente habrá una buena decisión quien sabe de quién y de donde, por que  Yeidckol Polevnsky se dedica a buscar sabandijas  y debe de estar cansada porque en la canasta, parece que abundan. 

Así, ex priistas los más, ex panistas los menos, y los brutales contingentes de ex perredistas que a su vez son ex priistas, nos muestran que es fácil abandonar las agendas de largo plazo,  los proyectos que tienen sustento en las estadísticas y los procesos de investigación en que deben  realizarse los planes de futuro, para sustentar sus plataformas  que de todos modos se pueden abandonar, con visión inmediatista y de corto plazo.   Nuestro sistema de pagar a los partidos por el sólo hecho de existir, nos lleva a estos escenarios en los que se pelean por una zanahoria, sin observar las estrategias de su  cultivo, que obliga a proyectar y resolver para la sociedad y no para candidaturas que en poco tiempo pueden hacerse volátiles. 

Varados se quedaron otros suspirantes.  Los suspiros por repetir la hazaña de hacer historia se pueden disolver  en decisiones cupulares y una nueva decisión cupular nos muestra que la organización con mayores posibilidades de obtener el triunfo en junio de este año, sea quien sea el candidato, le abre la puerta a otros partidos, como al PAN, para competir cuando menos ante el escenario de desastre que se ofrece a la ciudadanía. A lo mejor y de todos modos alcanza, es posible que entre el lodazal la figura de AMLO siga siendo significativa para mantener una ventaja que parece inalcanzable por el momento,  en junio lo sabremos. Pero quien gane, tendrá la seguridad de no haber ganado por sus propuestas, discursos y mensajes, sino porque los efectos de los gobiernos locales y nacionales precedentes, han dejado tantos vacíos que la presencia de AMLO los puede llevar como una ola  en santa paz, pero con la seguridad de que de todos modos el otro hubiera ganado. 

Así, pues, en campañas donde da lo mismo Juana que Chana, el proceso de construcción de proyectos  sustentados y resultado de investigación no parece arraigarse en las prácticas políticas. El tiempo se va en lograr  lo que aparezca en la revoltura  y mala imagen de las experiencias inmediatas y no en  presentar  propuestas con sentido, en base a datos y conocimiento real del espacio.  Es la construcción de candidaturas en  base a clientelas precedentes, es decir, cuando militaban en  otros partidos, con recursos de todos los mexicanos, fueron conocidos y reconocidos en base  su capacidad de movilidad entre grupos sociales subalternos que los identifican con causas, pero que de un día para otro se pueden ir por el caño en base a una  repetida decisión centralista y cupular. Sea en  beneficio/perjuicio de quien sea,  de todos modos es centralista y cupular. 

Este escenario  ratifica lo que apuntamos en repetidas ocasiones, así, con  dinero seguro para sus campañas, no tienen que comprometerse con proyectos. Pueden llamar al pueblo en abstracto y decir que van a velar por el, pero no dicen cómo ni cuándo, dado que como fracasados en otros partidos, ya mostraron que no  lograron su cometido. La condición política les abrió una nueva posibilidad – que de todos modos hubieran intentado en el partido precedente -  y nos enseñan  que la reforma de Estado se impone ante tanto escenario de llegar a como sea. Este es el cuadro  que se debe evitar en 2023-2024, cuando las  sabandijas nos muestren que no eran fauna cualquiera, sino que las garras estaban ahí, escondidas  en espera de la presa, pero ya sin el poder de la posibilidad futura de recibir la bendición del bien amado. 

La elección de junio es clave para Morena y para todos los partidos. Si Morena pierde algo, lo que sea, como por ejemplo Tijuana,  generará esperanzas de  calmar la ola y mostrar a nivel nacional que es posible. La oposición podrá  pavonearse de que aún existe, que tiene un camino y que el final no es todo  López-Obradorista.   Los de Morena, cuando menos en Tijuana, pueden convertirse en un elemento de ello. Y si triunfan, tendrán la seguridad de que la ola sigue, pero que el ganador, fue resultado de un pasado que está lejos de desaparecer. 

Y por cierto, van a heredar la ciudad más violenta del mundo y eso no se resuelve con acuerdos cupulares.

Marco Antonio Samaniego López.  Doctor en historia por el Colegio de México.

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

Deja tu comentario

Primor

22 de marzo de 2019

Sera el presidente Lopez el Proximo Dictador de Mexico?

Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano