El PRI de Baja California, 30 años de misoginia
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Castro Limon

El PRI de Baja California, 30 años de misoginia

Tijuana BC - lunes, 28 de enero de 2019 - Armando Lares.
1945

Cuenta voces 
Por: Armando Lares.

TIJUANA 28 DE ENERO 2019 .-La misoginia es una construcción social que encarnan los varones en el marco de una sociedad patriarcal, su esencia es la aversión a las mujeres o falta de confianza en ellas.La palabra misoginia proviene del griego μισογυν?α (odio a las mujeres), personas que odian, desprecian y/o devalúan a las mujeres.

El ambiente político no esta exento de esta práctica, ejemplos los hay y muchos, pero comentaremos solo algunos que vienen al caso por los actuales sucesos.

Concretamente hablaremos del PRI de Baja California, que se ha caracterizado por promover estas prácticas, basta con remontarnos a la historia; corría el año de 1989 el PRI había gobernado la entidad desde que era territorio hasta convertirse en estado, en ese año con la intención de legitimar al presidente en turno se pactó con la oposición y para ello el PRI debía seleccionar un perfil adecuado para entregar el poder, así lo hizo postuló a una mujer.

Fue Margarita Ortega Villa, candidata del PRI a la Gubernatura de Baja California. La noche del dos de julio de 1989 el PRI, desgració la ascendente carrera política de Margarita Ortega. Recién concluía la jornada y ya perdía por un margen del 10 por ciento frente a Ruffo Appel.  El candidato del PAN ganaba con el 52% de los votos mientras la candidata del PRI obtenía el 42%.

De esto existen muchos testimonios de amigos, militantes, clase política y periodistas como; Colilá Eguía que publicó el libro "La Entrega del Poder", como un homenaje a Margarita, quien a su juicio fue "sacrificada" por el sistema político mexicano, para dar paso a la alternancia en el poder. 

Ortega habría admitido que su derrota fue inducida desde los más altos círculos del poder en México, como parte de compromisos que se hicieron a consecuencia de la "debilidad" con la que arribó Carlos Salinas de Gortari a la Presidencia de la República, cuyo triunfo electoral fue atribuido a un gigantesco fraude y quien, para legitimarse en la posición, habría pactado con el PAN dar paso a la alternancia.

En épocas más reciente el PRI ha caracterizado otras acciones que dejan claro que su misoginia es intrínseca y sucede también a nivel nacional, un ejemplo es que no han permitido que las mujeres abanderen la candidatura a la presidencia de la república, el caso más reciente es el de Ivonne Ortega Pacheco, que siendo la mejor posicionada, fue desplazada por la cúpula del partido para postular a un candidato de sangre azul plenamente identificado con el panismo, el neoliberal José Antonio Meade.

En el escenario local tenemos vastos ejemplos; empezando con que el PRI nunca ha postulado a una mujer para la gubernatura, tampoco para la alcaldía de Tijuana, Mexicali o Ensenada, en el caso de Rosarito y Tecate, lo hicieron, pero por obligación legal puesto que la reforma política se lo imponía.

De la misma forma hablando de la dirigencia estatal, en toda la historia del PRI solo una mujer ha sido electa para un período estatutario como Presidente del Comité Directivo Estatal del otrora poderoso partido, también de manera efímera la Profesora Angélica Obeso desempeño un interinato. 

En hechos más actuales podemos constatar la misoginia del PRI local, cuando vemos que la única regidora que tienen en Tijuana tuvo que promover un recurso para hacer valer su derecho y de esa forma acceder al cabildo, de igual manera la única regidora que tienen en Mexicali lo es por la vía legal y ni se diga que la única diputada local que tiene el tricolor, para poder llegar al congreso tuvo que vencer al patriarcado en los tribunales donde obtuvo senda sentencia que destituyo al alfil de la cúpula segundos antes de su toma de protesta.

Hoy que el partido no tiene posibilidad alguna de triunfo, y ante la negativa de todos los perfiles varones que pudieran contender, presumen a los cuatro vientos que las candidaturas de Mexicali y Tijuana serán para mujeres, de igual forma han manifestado que la candidata a la gubernatura será una fémina y se menciona a la exdiputada Nancy Sánchez, la misma que en 2018 fue obligada a dejar la candidatura de la primera formula al Senado, aun siendo el mejor perfil y la más posicionada, también se menciona a una abogada mexicalense cuyos apellidos jalan reflectores.

Pero la verdadera intención de este despertar feminista del PRI bajacaliforniano, es asegurar la diputación plurinominal y las primeras regidurías, que seguramente se van a repartir entre los compadres, la esposa, el ahijado, el hijo o el amigo. 

Por lo que el anuncio de que la candidata a gobernador será una mujer, no es un acto de reconocimiento, mucho menos de honor, tampoco de bondad, pero si de misoginia.
 
Lararium: “La misoginia es política porque sólo por ser mujer la persona es discriminada, inferiorizada, denigrada y abusada, porque es marginada, sometida, confiscada, excluida o incluida a priori, y desde luego, porque por ser mujer, está expuesta al daño y ha sido previamente incapacitada para hacerle frente”. Marcela Lagarde y de los Ríos.

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

Historias Anime
Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes 2
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano