Pedagogía política
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Facebook AFN

Pedagogía política

Tijuana BC - lunes, 24 de diciembre de 2018 - Víctor Alejandro Espinoza.
587

Transiciones
Por: Víctor Alejandro Espinoza

TIJUANA BC 24 DE DICIEMBRE 2018.-Bajo una democracia la ciudadanía se construye, poco a poco, de manera cotidiana practicando los valores propios de una convivencia tolerante, respetuosa de las diversidades, participando, ganando espacios, pregonando con el ejemplo, luchando por construir en pluralidad, con justicia por la igualdad. Es ir cincelando las conciencias y las prácticas día a día.

Es un construir en positivo, sumando esfuerzos. Sin embargo exige un mínimo de bienestar material, en el que las necesidades primarias estén satisfechas para la amplia mayoría de una sociedad.

En el México autoritario la ciudadanía vivió una larga etapa de clandestinaje. Las expresiones eran esporádicas y nos hablaban de que su construcción era a cuenta gotas. Había algunos espacios para la expresión no alineada: algunos sindicatos, universidades, pequeños medios de comunicación marginales. Era casi imposible ser disidente y construir ciudadanía. Eran los tiempos de las unanimidades, de los periodistas alineados con el poder, cuando los críticos eran perseguidos y aniquilados.

Gracias a las “benditas redes sociales”, dimos un vuelco en la comunicación política y rompimos el asedio y el cerco gubernamental que por décadas mantuvo a raya a los principales medios de información. Todo se sometía a la censura, a la revision, a la manipulación. Hubo una complicidad de los principales dueños de dichos medios de comunicación con el poder. Ambos se beneficiaban y los últimos amasaron fortunas. La radio, la television y la mayoría de los periódicos transmitían solo boletines de prensa dictados desde la Secretaría de Gobernación.

Han transcurrido apenas tres semanas desde la toma de posesión del nuevo gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador y el principal acontecimiento mediático es su conferencia matutina. Trae desvelada a la Nación. A tempranas horas del día impone la agenda que habrá de discutirse durante toda la jornada. Así lo hacía cuando fue jefe de gobierno del Distrito Federal. Son multitudinarias esas conferencias y muy entretenidas. Nadie se las quiere perder. El problema es que les está robando audiencia a todos los noticieros matutinos. Loret, Ciro, Curzio y companía ya no saben que inventor para que alguien los sintonice. 

Lo que hace AMLO es educación cívica y política. Es un gran profesor. Así ganó las elecciones. Recorriendo el país de cabo a rabo, explicando, corrigiendo, Pero sobre todo hablando en cada plaza, mitin, a grupos de personas. Educando a un país que no creía en nada, un país timado una y otra vez por la demogogia de politicos corruptos, miserables, que solo lucraban con el dolor de los que nada tienen. AMLO ganó gracias a una enorme sensibilidad que lo llevó a recorrer cada rincón del país y repetirles su credo: “No mentir, no robar, no traicionar”. Repetido una y mil veces. “Hincándose donde se hinca el pueblo” para prometerles que no los va a traicionar, que será uno de los mejores presidentes de la historia. Lo cree y así lo transmite a un pueblo humillado, que ya no tenia esperanzas. Por eso arrasó en las urnas.

Tres semanas siendo su propio vocero. Ahora no es Rubé Aguilar el penoso vocero de Vicente Fox que salía a explicar las tarugadas de su jefe. Ahora AMLO pide disculpas si se equivoca, explica una y mil veces sin perder la calma y el sentido del humor. AMLO se siente a gusto con el cargo y el papel que desempeña. Lo buscó con una obsesion admirable. Y construyó un liderazgo sin parangón en la historia de México y tal vez de América Latina con excepción de José Mujica.

AMLO es un pedagogo nato, que se puede equivocar, cometer errores, pero que es capaz de reconocerlo. Nadie podrá acusarlo de corrupto, de tonto, de avaricioso. Quizás de necio, obsesivo, sí. Pero cree en su misión, que es transformar a este país. Muy complicada tarea, porque recibió a un México en bancarrota, destruido, polarizado, corrupto. En ruinas. Pero no hay más. A construir ciudadanía pese a la comentocracia cuya tarea será dinamitar el cambio. 

Director del Departamento de Estudios de Administración Pública de El Colegio de la Frontera Norte. Correo electrónico: victorae@colef.mx. Twitter: @victorespinoza_

Página WEB; www.victoralejandroespinoza.com

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

Deja tu comentario

Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano