Los agravios
Agencia Fronteriza de Noticias
Evimeria
CNR Television
Reporteros del Barrio
AFN Pol
Empleo Nuevo
Facebook AFN 15 Mayo 2020

Los agravios

TIJUANA, BC - sábado, 18 de febrero de 2012 - Gilberto LAVENANT.
2167

TIJUANA BC, 18 DE FEBRERO DE 2012.- Recientemente, un video en el que se observa a un empresario golpeando salvajemente al empleado del edificio donde vive, generó malestar y repudio general a nivel nacional. Era el empresario de orígen judío Miguel Moisés Sacal Smeke, quien haciendo alarde de prepotencia e influyentismo, arremetió a patadas contra el humilde trabajador.

Como en muchos otros casos, las cámaras de seguridad captaron los momentos de salvajismo. No hubo necesidad de agregar palabra alguna. El animal, sin tratar de ofender a los animales, dijo e hizo, lo que hoy lo tiene tras las rejas.
 
Y así como las escenas despertaron un clamor general de repudio y condena, la noticia sobre la detención de dicho sujeto generó el regocijo de más de uno.
 
Lo lamentable es que hubo quienes, al menos una persona en Tijuana, aprovecharon  los hechos para externar sentimientos homofóbicos contra los judíos, como si la raza fuese distintiva de las cualidades bestiales del individuo, sin detenerse a pensar que, como dicen por ahí “…hay de todo en la viña del Señor”.
 
Uno de los lectores de Palco de Prensa, remitió al columnista el comentario de un agraviado por dichas expresiones homofóbicas :
 
“Mi estimado Alex.
 
El día de hoy me sentí muy agraviado por la siguiente causa.
 
Un amigo me llamo para decirme que había visto o escuchado en un programa de una estación PSM o PCM por parte de un ….. de apellido Lucero Antuna quien dijo :
 
-Este maldito judío Sacal deberían matarlo, no sé cómo fue que Hitler no mató a todos los judíos.
 
El agraviado, evidentemente de origen judío, con justa razón externó su malestar e hizo una severa crítica respecto del agraviante.     
 
“Me siento agraviado –dice- porque veo que hay individuos para quienes la ley y el respeto no existen, individuos quienes se amparan tras un micrófono para dar a conocer sus complejos irracionales”.
 
Advierte que “…Si el tal Sacal es un bandido o lo que sea, que se le castigue conforme a la ley, pero eso de hacer comparsa a el otro desquiciado de López Doriga, quien por todos los medios ha tratado de equipararse a Jacobo Zabludovsky, únicamente denotan esa pendejez y enanismo mental” y luego hace referencia a las presuntas “virtudes” o “cualidades” del agraviante, pidiendo se le exija se disculpe públicamente.
 
“Hay judíos (de religión que son  casi todos los que radican en México) quienes han aportado mucho para México, al igual que hay elementos negativos, pero no se vale generalizar”, dice el agraviado.
 
Y tiene toda la razón el agraviado. Por principio de cuentas la humanidad nunca podrá olvidar la masacre de que fue objeto el pueblo judío a manos del diabólico nazismo, lidereado por el desquiciado Hitler. A cualquiera enciende la sangre el sólo imaginar tan horribles hechos.
 
Nadie, en su sano juicio, puede o debe desear, que a los judíos de nuestros días, tan sólo por cuestión de raza, se les pueda o deba privar de la vida, como ocurrió hace años. Quien así lo externe, ha de ser fanático de Hitler. Que Dios lo agarre confesado.
 
Este tipo de expresiones, serían algo similar o peor que advertir que todos los seres humanos de piel negra u obscura, no tienen  derecho a ser libres, que todos deben ser esclavos. Que los indígenas, de todas las razas, no tienen derecho a superarse, a estudiar, a leer, a ascender a planos superiores del saber y a alcanzar mejores niveles de vida.
 
O el hecho de señalar que los individuos, hombres o mujeres, que muestren preferencias sexuales no acordes con su sexo, deben ser privados de la vida. Todo, bajo el supuesto de pretender alcanzar la presunta perfección del ser humano.
 
La humanidad ha sido seriamente lastimada a lo largo de la historia. Es absurdo que siga habiendo quienes pretendan lastimarla aún más. Ni siquiera con la palabra.
 
Y aquí habría que hacer una pausa, para establecer una observación elemental : todos los seres humanos merecen respeto, independientemente de su raza, de su credo religioso, de su condición económica o de su nivel cultural. Estos son principios universales.
 
Ningún ser humano es superior a otro. Todos, ricos y pobres, algún día van a morir. Y cuando mueran, no van a poder cargar con ellos sus riquezas materiales o culturales. Lamentablemente no es sencillo alcanzar la madurez, que permita percatarnos de que somos tan pequeños y que, aunque aparentemente diferentes, todos somos iguales.
 
Lamentablemente, hay quienes no entienden que el expresarse irreflexivamente, faltan al respeto y agravian a quienes ningún daño les han hecho para ello. Vaya nuestra solidaridad y respeto para el agraviado por el exabrupto motivo de toda esta reflexión.
 
De todo hay en la viña del Señor y no por ciertos extravios podemos renegar de este mundo. Para los hermanos judíos y para los seres humanos en general, nuestro respeto y admiración. La identidad de agraviado y su interlocutor, los reserva el columnista, por estimarlo pertinente.
 
 

Triunfalismos políticos

TIJUANA BC, 17 DE FEBRERO DE 2012 .- Aún cuando todavía falta poco más de un mes para iniciar formalmente la contienda electoral del 2012, y apenas concluyen las precampañas, los aspirantes de los diversos partidos políticos ya cantan victoria de manera anticipada. Como si la contienda fuese “pan comido”.

A los priístas les anima la enorme ventaja del virtual candidato presidencial, Enrique Peña Nieto, en las diversas encuestas relativas a las preferencias electorales. Los candidatos a diputados federales, y en especial los candidatos al Senado, suponen que colgándose de la fama del mexiquense, llegarán sin ningún problema a ocupar escaños en las cámaras baja y alta del Congreso de la Unión.
 
Los panistas, ingenuamente, suponen que simplemente con acusar al PRI de todos los males que aquejan al país, los mexicanos correrán asustados a refugiarse en sus brazos, estrategia esta que quizás les funcionó durante doce años, pero que ahora difícilmente les dará resultados favorables. 52 millones de mexicanos en pobreza extrema, inútilmente esperaron 12 años a que llegara el cambio, para bien, pero el cambio fue para mal. Fue algo así como salir de guatemala, para entrar en guatepior.
 
Los de la izquierda mexicana, presumen que la pobreza extrema que agobia a México, es tierra fértil para cosechar suficientes votos para llevar a Andrés Manuel a la Presidencia de la República, y junto con él, individuos nefastos que cobijados bajo ideas populistas, pretenden hacer de las suyas al grito de “a río revuelto, ganancia de pescadores”.
 
Para empezar, deben hacer a un lado elucubraciones o conjeturas, los triunfalismos políticos anticipados, no son recomendables para nadie. El sentir popular se refleja en el  abstencionismo. El desencanto, la incredulidad, la desconfianza, es general.
 
Veamos esto a nivel Baja California, para ser más concretos. En 1989, cuando la población de esta entidad era de aproximádamente 1 millón 500 mil habitantes, 2 millones menos que la población actual, solamente votaron 390 mil 58 habitantes, o sea el 26% de los habitantes de la entidad. El sandieguino Ernest Ruffo Appel logró la gubernatura estatal, con tan solo 204 mil 120 votos, o sea el 13.60% de los bajacalifornianos. A eso le llaman “ruffomanía”.
 
En los comicios del 6 de agosto de 1995, el panista Héctor Terán Terán, ya fallecido, logró la gubernatura estatal, obteniendo 324 mil 901 votos, el 49.59 del total, logrando una enorme participación cívica, el 62.90% del padrón electoral, y una asbtención del 37.10 %. De los más bajos niveles de abstencionismo en la historia política de la entidad. 
 
En los comicios de 1998, el abstencionismo volvió a incrementarse hasta alcanzar el 53.53%. Ganaban los candidatos panistas, si es cierto, pero con una votación sumamente baja.
En las elecciones del 2001, el panista Eugenio Elorduy, logró la gubernatura estatal, con 266 mil 175 votos, que representó el 48.69 % de la votación y el abstencionismo se elevó aún más, hasta el 63.36%.
 
Tres años después, en los comicios del 2004, el abstencionismo creció un poco más, hasta llegar al 66.58%. Casi resultaba inútil el gasto del proceso electoral.
 
En la elección para la gubernatura estatal, más reciente, la del 2007, el panista José Guadalupe Osuna Millán, obtuvo 430 mil 340 votos, frente al priísta Jorge Hank Rhon, que apenas logró 376 mil 457. Se dice que solo 3 de cada 10 electorales acudieron a las urnas.
 
En los comicios del 2010, el abstencionismo siguió arriba. Alcanzó el 66.22%. En esta, la derrota panista fue aplastante. Perdieron los cinco municipios y la mayoría en la Legislatura Estatal.
 
Los números no mienten. Si se les observa con detenimiento, podrán percatarse que ningún partido la tiene segura. Que si bien es cierto que en Baja California ha habido muchos ejemplos de que los electores votan por el candidato, independientemente de las siglas partidistas, en estos momentos no hay en el escenario político ninguna figura relevante, como para andar con triunfalismos.
 
El abastencionismo es, definitivamente, el enemigo a vencer en esta contienda. Es el resultado de la desconfianza de los electores en todos los políticos, sin distinción de siglas partidistas.
 
¿Cómo convencer a los electores, que las promesas que les harán en esta ocasión, si las cumplirán ?
 
¿Cómo convencer a los electores, que quienes ahora tocarán sus puertas como candidatos, regresarán luego como funcionarios públicos ?
 
¿Cómo convencer a los electores, que los políticos tienen palabra de honor ?
 
¿Cómo convencer a los electores, que esos individuos, realmente se preocupan por el bienestar de ellos ?
 
¿Cómo convencer a los electores, que vale la pena acudir a emitir sus votos el día de los comicios ?
 
México, vive bajo un sistema político, caro e ineficiente, insensible y errático. Por ello los electores están decepcionados de todo proceso electoral. Todo mundo promete cambios y al final, resultan lo mismo los azules que los tricolores. 
 
El 30 de marzo inicia el concurso de mentiras y simulaciones. Esperemos a ver quien tendrá más capacidad de engaño. El grado de abstencionismo, será como un termómetro social, que advertirá el poco o nulo interés de la población por quienes le habrán de gobernar. Al final, ganan unos, la mayoría sigue perdiendo. Cada día son más los pobres.
 
Tijuana te necesita
Las Pulgas
Neuvoo
AGP Deportes 2
Historias Anime
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano