El frente amplio opositor y la reforma del PRI
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Facebook AFN

El frente amplio opositor y la reforma del PRI

Tijuana BC - viernes, 11 de agosto de 2017 - Marco Antonio Samaniego López.
1616

Por: Dr. Marco Antonio Samaniego López

La política se hace con recursos. Desde hace veinte años, el pueblo mexicano le paga a los partidos políticos,  mismos que reciben recursos de acuerdo a la cantidad de votos. Durante dos décadas, los organismos han generado pocas propuestas solidas pero muchas discusiones.   Durante algunos lapsos,  se han realizado  algunos acuerdos que impactan de manera positiva a la sociedad, en otros, son cuna de ladrones que se llevan lo que puedan en el menor tiempo posible. Nombres sobran. 

En rumbo al 2018, las propuestas   giran en torno a este problema. Desde hace dos meses, el tema del frente opositor, encabezado por los dirigentes del Pan y el PRD, se ha vuelto un referente. Los encargados de elaborar proyectos, propuestas y tomar decisiones clave, han decidido que lo más sencillo para enfrentarse al puntero en varias encuestas, López Obrador, sea un frente opositor que les permita encabezar un gobierno de coalición. Es una solución que puede dar resultado. Lo curioso es que también es un fracaso de partidos que se supone representaban alternativas ante las que, los electores, debían tomar  una decisión. Eran caminos separados y confrontados. 

Por otra parte, el Partido de Estado, el que provocó el sistema de partidos subvencionado con los impuestos de todos, el que sería derrotado de una vez y para siempre, hoy propone abrir sus candidaturas a los ciudadanos. Los militantes, tienen tanta confianza en lo que han hecho de este país, que ahora se confrontan al dilema de que lo mejor, es  que no sean sus militantes los que represente la opción que financiamos. 

No sabemos que resulte de ello. Los miembros del PRI tendrán que tomar la opción y enfrentarse por  las razones que consideren conveniente. Algunos  ya han señalado que se van a oponer a la idea, otros parecen verla con entusiasmo. El sólo hecho de que se discuta, nos dice que el tema va a adquirir relevancia en las próximas semanas. 

Entre panistas y perredistas, se  han planteado opciones para las cuales se requiere que los suspirantes acepten dejar  su lugar a otro. Incluso, algunos de ellos  han comentado que se hacen a un lado sin protestar ante un candidato ciudadano, ajeno a quienes desde hace un año insisten  que son los mejores candidatos y que arrastran precampañas onerosas. No es posible conocer cómo se han logrado movilizarse durante tanto tiempo, ni como pagan sus spots que circulan en las redes sociales. Las cifras que se han ventilado sobre el libro de Rafael Moreno Valle,  son de escándalo en cualquier sociedad que se precie de democrática. 

La propuesta de candidatos ciudadanos en el PRI, es una evidencia clara de lo que hemos sostenido en estas publicaciones. El sistema de partidos  que tenemos es un elefante sin patas. Las están buscando, pero nada garantiza que se va a mover. Una pesada carga que hasta ellos se dan cuenta que ante tanta corrupción no tienen opciones reales. Los que se aferren a sus candidaturas de militancia, arriesgaran quedar en un penoso lugar. Cargan un pasado lejano y uno reciente, de tal pesadumbre, que los obliga a abrirse para buscar opciones ante la idea de que el seguro candidato de MORENA  les coma el mandado. 

Se plantea una renuncia a ellos mismos. Se discutirá lo que es evidente para algunos: se carece de opciones reales de futuro con los antecedentes que han forjado a base de latrocinio. Algo bueno puede salir de esta paradoja. Quien esto escribe, ve una posibilidad mediana: que desde ellos  destruyan la forma en que se han constituido. Que dejen de cobrar por lo que no han hecho. Que surjan militancias auténticas y con proyectos de futuro a largo plazo, con plataformas  estructuradas y  organizadas, no con tanta decisión coyuntural que no forma cuadros para el Estado, sino para las cuentas bancarias en el extranjero o departamentos en Miami y casas en Atlanta. 

De este sonado fracaso que como partidos se ventila en estos días, podrían aparecer nuevas formas de hacer política.  Por lo pronto, en el frente opositor, se habla de un ciudadano. En el PRI también.  Veremos si eso mueve al elefante. 

* Marco Antonio Samaniego López.  Doctor en historia por el Colegio de México.

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

Historias Anime
Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes 2
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano