El problema del agua: ¿una crisis hídrica o una crisis política ?
Agencia Fronteriza de Noticias
Telcel 06-07
CNR Television

El problema del agua: ¿una crisis hídrica o una crisis política ?

Tijuana BC - jueves, 4 de agosto de 2022 - ESTEBAN CAPELLA IBARRA.
1838

REFLEXION DEL DIA.- 
Por:  Lic. Esteban Capella Ibarra

TIJUANA BC 4 DE AGOSTO DE 2022.- Un anuncio muy publicitado por allá de los años 80 donde aparecía un niño pidiéndole a una mujer que con abundante agua de una manguera lavaba una bicicleta y el niño exclamaba: !Amanda ciérrale! en clara alusión al evidente desperdicio de agua, según tengo entendido el nombre de “Amanda” fue seleccionado ya que significa Ahorra Más Agua, No Desperdicies Agua.

Dicho anuncio fué puesto al aire en 1984 cuando yo apenas tenía 7 años. Hoy a mis 45; y 38 años después, observo como nuestros gobiernos actuales en una postura de aparente sorpresa y urgencia buscan promover y establecer medidas de ahorro, y solución a la crisis de escasez del vital líquido, que evidentemente se visualizaba desde entonces (1984) cuando se promovían este tipo de campañas.

¿Pero qué sucedió? ¿Porqué, hasta ahorita queremos resolver?

Como siempre lo he comentado en mis columnas las problemáticas de nuestro Estado debemos abordarlas desde la perspectiva y características del mismo, no creo adecuado ni conveniente mezclar causas, por ejemplo, de Nuevo León, con lo que hoy vivimos en Baja California, desde la perspectiva de aspectos técnicos, geográficos, financieros y tecnológicos.

Sin embargo, si me atrevería a precisar que existe una gran similitud en muchas partes de nuestro país, y que tiene que ver con aspectos políticos, que terminan convirtiéndose en crisis políticas que no permiten dar marcha hacia adelante al desarrollo en muchas regiones de México, para ello quiero citar algunos aspectos de un estudio interesante que me encontré del académico Ing. Felipe Correa Díaz, titulado “El impacto social y económico de la desalación de agua de mar”

Para nadie debe ser un secreto o novedad que para nuestra región la desalación de agua es una de las opciones con más viabilidad ante la inminente escasez que se aproxima del vital líquido, por ello es oportuno mencionar algunos antecedentes de dichos sistemas plasmados en el estudio del Ing. Díaz:

En 1970 se puso en operación en la planta termoeléctrica Benito Juárez de Rosarito, Baja California, la primera planta desoladora de México y una de las más grandes del mundo en su época, con una capacidad de producción de 320 litros por segundo equivalentes a 28,350 metros cúbicos por día. ¿De entonces a la fecha que ha sucedido? 52 años después ¿porque no seguimos desarrollando este tipo de tecnologías?

En la década de los setenta, el bajo costo del petróleo impulsó la instalación de desaladoras por destilación, pero las siguientes crisis hicieron muy cara la producción de agua por este proceso.

En el periodo de 1970 al año 2000 se instalaron pequeñas plantas desaladoras en complejos turísticos y para purificación de agua de red municipal para producción de agua embotellada.

Siguiendo con el estudio del Ing. Díaz y el proyecto de la desaladora de Hermosillo:

En abril de 2001 el consorcio formado por Unión FENOSA, Cobra Construcciones e IDE Technologies, fue el único grupo que presento propuesta, obteniendo un contrato de 20 años, tipo BOOT, de parte de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del estado de Sonora (Coapaes) para la construcción de una planta desaladora por ósmosis inversa y un acueducto de 130 km para abastecer de agua desalada a la ciudad de Hermosillo, desde la costa del Golfo de California. 

El contrato especificaba un periodo de 570 días de construcción con un costo total de $250 millones de dólares, pero al final de 2001 el gobierno de Sonora detuvo el proyecto a pesar de su importancia, el tiempo y dinero invertido durante cinco años. La suspensión fue debida, al parecer, a PROBLEMAS POLÍTICOS entre el gobierno del estado de Sonora del PRI y el gobierno local de Hermosillo, del PAN.

En 2001 el gobierno del estado transfirió la administración del organismo operador del agua al municipio mientras que las condiciones de sequía afectan a esta región. Las presas siguen vacías y la necesidad de una desaladora aún sigue latente.

En aquel tiempo, 2001, el presidente municipal de Hermosillo Francisco Burques, del PAN, declaró que existe agua suficiente para abastecer a la ciudad. “hay agua pa donde volteemos” y que podría asegurar el abasto al menos durante diecisiete años. Apenas en 2005 unos años después a la presidenta municipal de Hermosillo también del PAN, María Dolores del Río Sánchez (2003-2006), ante la falta del recurso y las irregularidades y problemas en su abasto, le tocó aplicar la dolorosa medida conocida como “el tandeo” que consistió en dotar de agua potable durante cuatro horas al día a la mayor parte de las colonias de la ciudad, con las molestias e inconformidades que la medida causó y hasta la fecha se aplica, resultando la pérdida de la alcaldía de Hermo-sillo al PAN y su recuperación al PRI.

Autoridades municipales confirmaron que el factor agua ha sido determinante para desanimar nuevas inversiones en la capital.

Un ejemplo de muchos en nuestro país, y que evidentemente obedece más a una “Crisis Política” que resulta convirtiéndose en la actual “Crisis Hídrica” ante la falta de visión, previsión e irresponsabilidad de nuestras autoridades.

*El autor es Licenciado en Derecho y Activista Ciudadano. 
email: licestebancapella@gmail.com

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

PoliGen
Norte Brewing
Grupo WhatsApp
La Favorita
Narrativa Terapeutica
Empleo Nuevo
AGP Deportes Central
PluralMX
Funeraria Aimar
AFN Marketing
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano