MANUAL PARA GESTIONAR RECURSOS
Agencia Fronteriza de Noticias IZZI
Evimeria
CNR Television

MANUAL PARA GESTIONAR RECURSOS

Tijuana BC - sábado, 28 de agosto de 2021 - Javier Iván Maldonado Preciado.
1177

POLITEIA
Columnista: Javier Iván Maldonado Preciado

TIJUANA BC 28 DE AGOSTO DE 2021.-Una vez se accede a la “administración del poder”, mientras las distracciones y celebraciones banales no cesan, aumentan todas sus responsabilidades. 

Cuando logre concentrar su madurez para recuperar la “sobriedad mental”, uno de sus primeros pasos será emprender una radiografía, a través de fuentes primarias y secundarias, de aquellas estructuras desde donde ejercerá su cuota de poder.   

Ejemplo: en este momento, los talibanes se encuentran celebrando la retirada de las fuerzas estadounidenses de Afganistán, sin embargo, no han dado a conocer un plan de gobierno para el periodo indeterminado en el que gobernarán a millones de afganos, lo que arroja señales de que no están preparados para ejercer el poder de forma “institucional”. Aunque podemos inferir algunas políticas públicas en base a ideologías y proyecciones sobre administraciones anteriores, no existe un documento oficial sobre el cual guiarse. 

El segundo paso consiste en diferenciar entre la cantidad de recursos de los que virtualmente dispondrá y los que necesitará para desarrollar las políticas que se implementarán (y a las que dará continuidad). Sobra decir que dichos proyectos deben plasmarse siempre por escrito y socializarse solamente con sus equipos de trabajo, de tal forma que puedan enriquecerse, en aras de robustecerlos (con el objetivo de emprender su defensa). 

Diga siempre menos de lo necesario: Es esencial que nadie fuera de su equipo cercano tenga conocimiento de sus planes y proyecciones futuras, ni siquiera sus amigos (quienes son susceptibles a ser presos de la envidia). 

Mantener sus proyectos blindados de factores externos (competidores), le brindará la posibilidad de sorprender a su competencia. Si le solicitan información, no la oculte, pero entregue ideas generales hasta el momento oportuno.

No pida más de lo que necesita: Es común que, al realizar nuestros cálculos de recursos, solicitemos más de lo necesario, con el objetivo de tener “margen de negociación” e intentar engañar a los agentes que participan en la discusión, sin embargo, inflar las cifras implica también tener que defender proyectos endebles, pues de antemano contamos con que son prescindibles, lo que puede afectar el resto del plan. 

En su lugar, dedique todo su esfuerzo a robustecer y defender hasta con su vida aquellas políticas que considera imprescindibles en su plan de trabajo. 

Al concentrarse en su meta e ir a dormir con el objetivo en mente, todo su esfuerzo se focalizará en él. Si defendemos solo proyectos de los cuales estamos convencidos, no cederemos ni un milímetro de terreno en las negociaciones. 

Ejemplo: Durante los trabajos de transición rumbo al XXIII Ayuntamiento de Tijuana, su servidor fue designado como enlace receptor del IMJUV. Dicha dependencia había sido acusada por malos manejos en su programa de transporte gratuito para estudiantes (“RAITE”), al cual se le había asignado un presupuesto bastante considerable. 

Sabía que la ejecución del programa había sido deshonesta, pero la intención plasmada en el papel era noble, por lo que decidí que esa política pública se mantendría junto a su presupuesto asignado, sin embargo, era consciente que los competidores me cuestionarían por la mala administración de “RAITE”, por lo que se le dio un giro de 180 grados a las reglas de operación, cambiándole hasta el nombre y transparentando la entrega de los apoyos (de manera directa, mediante una orden de pago en el banco, que se entregó en las manos del ciudadano). 

En todo este trayecto, solo acepté retroalimentación y críticas de mi equipo de trabajo, lo que a la postre tomaría por sorpresa a quienes planeaban quedarse con esa “rebanada” del presupuesto, propinándoles una contundente derrota. 

Mantenga su moral intacta: No lo olvide. Cuando hablamos de recursos económicos, todos los actores que no se encuentren dentro de su equipo de trabajo son un potencial competidor. Por eso, cuando finalmente exponga sus ideas ante los decisores del presupuesto, obtendrá reveses, negativas y hasta desaires. Lo importante en estos casos es no desmotivarse creyendo que sus planes son malos. 

En lugar de ello, asuma que esos recursos que solicita o los cuales planea mantener en su dependencia, son codiciados por entes externos que seguramente ya los solicitaron ante los propios tomadores de decisiones, o peor aun, que los propios decisores planean quedárselos. 

Una vez que asuma eso, encontrará la motivación suficiente para continuar disputando esa cuota de poder económico. Aquí no hay excepciones, cuando se esté enfrentando frontalmente a espadachines, no pierda su tiempo recitándoles poesía, desenvaine también su espalda, como método de disuasión, de esa forma sabrán que, si quieren una victoria sencilla, deberán molestar en otro sitio. 

Ejemplo: Cuando finalmente expuse las ideas sobre “PRISA” (el programa que sustituyó a “RAITE”), recibí negativas de Tesorería Municipal, quienes habían sido previamente contactados por la Secretaría de Bienestar para disminuir el presupuesto de la juventud tijuanense. 

Me habían solicitado no mediar el tema con autoridades superiores y atenerme a su buena fe (por si un milagro los dotaba de caridad), sin embargo, seguramente todos intuimos cómo hubiera terminado el episodio. En lugar de ser sumiso, solicité la consideración de entes superiores, quienes sugirieron que se me asignaran 15 millones de pesos adicionales a lo contemplado por Tesorería en el presupuesto del año 2020 (la cantidad exacta que pretendía en mis proyectos). 

Cuando acudí a comunicarlo, se me pretendió desenfocar del objetivo, sin embargo, desde el primer desaire, su servidor ya había decidido ganar la batalla. “Para mí las recomendaciones del Presidente no son simples recomendaciones, son instrucciones”, esa frase emula el desenvaine de “la espalda”, y fue la herramienta que desarticuló toda resistencia, consumándose así la hazaña de la ampliación del presupuesto de 20 a 35 millones de pesos. 

Ese día, mantener la moral intacta para identificar el momento oportuno de “sacar la espada”, le entregó al IMJUV un presupuesto autorizado de más de 35 millones de pesos. 

Sin embargo, nunca de la guerra por pasada: Es común que, al derrotar a un enemigo, asumamos que ese capítulo ya se cerró, más aun si esas personas comienzan a mostrar empatía o cercanía. 

En realidad, cada victoria nos suma moral, pero también enemigos silenciosos, quienes nos perdonarán por todo, excepto por nuestros aciertos. No baje la guardia y siempre recuerde que cuando se le asignan recursos a una entidad gubernamental, el dinero se restó de alguna otra parte, identifique de dónde fue, para que sepa en dónde enfocar su defensa. 

Finalmente, aprenda cuándo detenerse: Las victorias nos motivan, nos embriagan cuando son grandes y nos pueden colocar en escenarios complicados, los cuales abonan a transgredir las normas aquí expuestas. 

Una vez que logró sus objetivos, es momento de detenerse, no intente ir más allá, baje su perfil y muéstrese ajeno a todas aquellas ideas que impliquen arriesgar lo que ya consiguió. 

Ejemplo: En lo personal, en un ejercicio de autocrítica, la transgresión a esta norma causó severos problemas. Una vez se cosecharon innumerables triunfos tempranos, asumí que cualquier batalla donde tuviera razón podía ganarse, lo que abrió diversos frentes de manera simultánea. 

Si añadimos a la ecuación que la ignorancia guarda resentimientos y que debemos procurar evitar enfrentar a las personas equivocadas, la lección estaba lista. De esa forma, una alianza muy amplia de agraviados (en su ego y bolsillos), golpeteó por casi 120 días continuos, hasta que lograron desestabilizar la dependencia que contaba con los programas más populares del XXIII Ayuntamiento de Tijuana (lo cual fue producto del trabajo diario de mi equipo de colaboradores). 

¿Valió la pena? Siempre mantengo mi moral alta. Sin ese episodio, probablemente no hubiera podido defender presupuestos más grandes, como sucedió a la postre. 

Por ultimo, no olvide que la asignación del presupuesto es mera gestión política. En gestiones de dicha índole, debe contar con aliados, para contrarrestar a una multitud que previamente ya lo ha visualizado a usted devorado por sus intereses. 

Presente sus ideas solamente ante personas de confianza, sin olvidar que en política los amigos son de mentiras, pero los enemigos sí son de verdad… y para siempre.  

Pero lo que diferencia al ser humano de las bestias es su capacidad de vivir en sociedad, por lo que en alguien se debe confiar, para suerte mía, en la figura del Presidente Municipal Arturo González, el Secretario de Gobierno Carlos Murguía, el Secretario Privado del Alcalde Pablo Yañez Placencia y Marco Pérez Ruiz, Secretario Particular del Presidente (entre otros), encontré a personas con honestidad moral, que siempre me ayudaron e instruyeron de forma incondicional, sincera. 

Muéstrese escéptico, pero siempre abierto a encontrar brazos aliados y los resultados podrían sorprenderlo. 

Javier Iván Maldonado Preciado es un hombre de ideas y letras libres, egresado de la Licenciatura en Administración Pública y Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Baja California. Miembro fundador de MORENA, campeón nacional de investigación política y columnista para diversos portales. 

CONTACTO:

https://www.facebook.com/politeiacolumna

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

Grupo WhatsApp
Narrativa Terapeutica
Empleo Nuevo
Cetys
UABC
Evimeria
FGE
AGP Deportes Central
PluralMX
Funeraria Aimar
AFN Marketing
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano