Campañas con imaginación.
Agencia Fronteriza de Noticias
Evimeria
CNR Television

Campañas con imaginación.

Tijuana BC - viernes, 26 de marzo de 2021 - Marco Antonio Samaniego.
653

Por: Marco Antonio Samaniego

TIJUANA BC 26 DE MARZO DE 2021.- Si los partidos a los que se les entregaron recursos hubieran construido proyectos sólidos, el escenario que tenemos sería otro. Durante dos décadas, bajo la idea de que es necesario darles recursos para que no ingrese dinero indebido, se creó una lógica de negociación, en la que los votos inciden en quien tiene mayorías, pero no se reflejó en la regulación de quien tiene el poder ejecutivo, ya sea nacional o estatal. 

Así, estamos sobrepasados de gobernadores que son perseguidos por llevarse lo que no era de ellos. También, presidentes municipales que huyen o son asesinados en el cargo, durante las precampañas y en las campañas. Esto implica que la representación y el sentido de está no encuentra un espacio de referencia entre el elector y el elegido.

El diputado, senador o regidor, vota en bloque, más como un sí o no al gobernante en turno. 

 Todo ello se desprende de la falta de un sentido de futuro de proyectos que tengan continuidad, dado que se apuesta a realizar lo que se pretende en el tiempo que se está en el cargo. Es decir, no se apuesta a que el buen trabajo va a garantizar que quien lo suceda vea las bondades de su labor, sino que, se parte de la idea contraria, que no habrá la continuidad de los proyectos. Se repite el antes y el ahora como discurso diferenciador, ya no es como antes, ahora está bien hecho. 

Por ello, las instituciones son las que pueden darle solidez a las inversiones que se realizan con los recursos públicos, es decir, con el dinero de todos. Los que parten del ahora todo está bien, y antes todo se hacía mal, pierden la capacidad de distinguir el trabajo realizado por quienes no encabezan las dependencias, pero que ejecutan los proyectos.

Eso significa que las capacidades que se desarrollaron en, por ejemplo, su formación profesional, no sirvieron para nada. 

La lucha política se alimenta del antes/después, de lo mal hecho/ahora será distinto. Por ello, cuando la campaña tiene que desarrollarse con la base de que el gobernante en turno es del mismo partido, la diferenciación se ve comprometida. Los grupos sociales que denuncian lo que no se ha hecho, son la foto que demuestra que las carencias siguen ahí, que la actuación no ha sido suficiente o de plano, no hubo cambio alguno. 

Los números de las encuestas nos indican en este momento, que, salvo un caso extraordinario, Morena va a repetir en todas las alcaldías y en la gubernatura. Las cifras de los asesinatos no muestran que, salvo no querer ver las cifras, poco ha cambiado la entidad en términos de resultados. Somo uno de los estados con mayor cantidad de crímenes y Tijuana, una ciudad que, ante cualquier comparación, es de las más inseguras del planeta. 

El antes/después, no parece justificar el triunfo de Morena. Por ello, si se cumple lo indicado en las encuestas, esa relación debe buscar explicación en otras razones. 

Importante es la oposición que se conforma con mantenerse en el juego de candidatos que buscan representación en las cámaras a través de candidatos que logren en 5, 6, y si acaso, el 15%. A eso le apuestan. La desesperación tiene rostro de mujer con Lupita Jones, quien, con frescura, no parece entender que solo la mandan a buscar diputaciones.  Los números que entregue serán buenos ante una catástrofe que puede ser mayor. 

Todo el dinero gastado por los mexicanos en lograr que los partidos políticos fueran sólidos se perdió por un sistema que se olvidó de los representados para formar bloques que permitieran negociar en las cámaras. Pensaron que el sistema era eterno y que con quien fuera, se podría repetir el mecanismo como si se tratara de un reloj. Pero todo eso cambió porque se dejó de pensar en la relación con el electorado.  Si estuviera equivocado, Morena no estaría en el mando y con los controles. 

En la actualidad, los de Morena pueden sentirse relativamente seguros. Pero no porque lo hubieran hecho espectacularmente bien. El alcalde de Tijuana se fue, regresó y se fue. En Tecate están presentes denuncias constantes con un fondo, que, de ser cierto, muestra oscuridades muy densas y de profunda corrupción.  Pero todos son del mismo partido. No se trata de conflictos con otros, sino de pugnas que revelan una organización con agujeros por todos lados. Y aun así parece que se van a llevar todo. 

Que se vean, desde ya, en los ojos de la oposición (a la que muchos de ellos pertenecieron) y no se traguen lo que les han dejado de un solo bocado. Las campañas deben estar cargadas de imaginación.  Un asunto que pueden imaginar es el día siguiente de dejar el cargo.  Que no sea titulares en los que el nombre tenga una carga peyorativa, las cuentas del banco se limiten al salario, y obras y proyectos que dejen huella perene. Esa imaginación se necesita, porque hasta hoy, la ayuda que reciben de una oposición que no encuentra su lugar, puede cambiar en algún momento. Y el exceso de confianza, puede ser una tumba. 

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

Empleo Nuevo
Teleton
Ubicaciones Gobierno Estado
Ayyto Covid
Expo Fotografias
AFN Marketing
Netlink Internet
AGP Deportes Central
PluralMX
Funeraria Aimar
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano