"La Diputada que traicionó al PRI."
Agencia Fronteriza de Noticias
Evimeria
CNR Television
Reporteros del Barrio
AFN Politico
Empleo Nuevo
Castro Limon

"La Diputada que traicionó al PRI."

Tijuana BC - sábado, 27 de octubre de 2018 - Armando Lares.
3415

Cuenta voces
Por: Armando Lares

columnacuentavoces@gmail.com

TIJUANA BC 27 OCTUBRE 2018.-La historia política no se deja de contar, las que si no se cuentan son las verdades, este tiempo es prudente para recordar uno de los actos más vergonzosos protagonizados por la lucha por el poder, esa lucha que en Baja California ha sido sellada por pactos realizados entre el PRI y el PAN, de estos han habido muchos y aunque no se quieran contar, no se deben olvidar, mucho menos perdonar.

Desde las conocidas como concertacesiones y cuyo origen se atribuye a esta entidad, este acuerdo de poder mediante el impulso de reformas no populares, pero si muy benéficas y lucrativas para ciertos grupos, muchas de ellas a cambio de espacios en puestos importantes, algunas las más tristes a cambio de impunidad.

Fue un día 23 de agosto del año 2010, cuando en el Congreso del Estado se llevó a cabo una Sesión Extraordinaria del Pleno, para sacar a como diera lugar una reforma a modo, ”un traje hecho a la medida”, el gobernador en turno desde luego de extracción panista quería tomar el control del poder judicial, pero requería controlar el Consejo de la Judicatura, días antes Beatriz Paredes Rangel, en ese entonces Presidenta del Comité del Ejecutivo Nacional del PRI, estuvo en Baja California y al cuestionarle sobre la reforma en mención respondió tajante y en voz propia y no mediante delegados que no la apoyarían sentenciando que no iba a pasar.

La jugada no era fácil, en ese tiempo la composición de la XIX Legislatura del Estado de Baja California 2007–2010, estaba encabezada por el PAN con 12 diputados, le seguía el PRI con 8, el PANAL con 2, PVEM, PES Y PRD con 1, respectivamente.

Tratándose de una reforma constitucional, había que cumplir con lo estipulado en el artículo 112 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Baja California, que manifiesta que: “la Constitución sólo podrá adicionarse o reformarse con los siguientes requisitos: cuando la iniciativa de adición o reforma haya sido aprobada por acuerdo de las dos tercias partes del número total de diputados”, por lo tanto al tratarse de un congreso de 25 diputados, se requerían 17 votos.

Esta no era una iniciativa de reforma, era ya un dictamen para aprobar cambios a la constitución local, sumando los votos PAN (12), PANAL (2), PES (1), PRD (1), les faltaba uno para poder sacar adelante la oscura pretensión, en esas fechas el PRI había acordado no apoyar esa reforma, acuerdo al que se le sumó el diputado del verde.

Fue entonces cuando la diputada Edna Mireya Pérez Corona ligada al grupo político del señor del hipódromo, fue la única diputada del PRI que estuvo presente en la sesión y votó a favor de las reformas, traicionando al PRI, los demás no asistieron por ser congruentes y no legitimar algo que afectaba a los bajacalifornianos, solo para restarle facultades al congreso local y darle atribuciones al gobernador para que pudiera designar un consejero de la judicatura, a cambio de esto, el grupo político en mención recibió dos espacios en el Consejo de la Judicatura donde nombraron a los abogados Andrés Garza Chávez y Carlos Enrique Jiménez Ruiz, que aunque son finas personas y muy capaces, estaban plenamente identificados con el grupo caliente. 

También vale pena mencionar cuando en 2006, la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso del Estado acordó, por unanimidad, la expulsión del diputado tricolor Carlos Alberto Montaño Quintana, quien se alió a los legisladores panistas para aprobar el paquete económico del Estado para el 2007, mismo que actualmente ocupa la Secretaría de Organización del Comité Directivo Estatal del PRI.

Como podemos apreciar, estos actos son los que han caracterizado el pacto del PRI con la derecha al que se le denomina phankismo, que es un termino exclusivo de la política en Baja California.

Hoy que la joven Patricia Ríos una diputada del PRI, decidió proponer una iniciativa muy polémica pero necesaria y benéfica para Baja California, ha desatado una ola de ataques hacia su persona, cargados de una alta dosis de violencia política de género, por el solo hecho de proponer y pedir que se saque a la luz y se debata un tema que puede beneficiar a todos los bajacalifornianos, pero como afecta intereses hoy se han erigido en un tribunal moral, todos son especialistas en derecho constitucional, muchos de ellos no estudiaron leyes y en algunos casos ni siquiera cuentan con titulo universitario.

Hacia falta una voz valiente, que diera prioridad a los temas que tienen una gran importancia para la entidad, pero el PRI no aprende, y reprende a quienes opinan diferente, a quienes afectan pactos de poder realizados bajo la sombra, eso es lo que los ha llevado a perder y en 30 años no lograr la alternancia, y últimamente con resultados catastróficos como el tercer lugar en la elección a la alcaldía de Tijuana, y el vergonzoso papel desempeñado en las elecciones federales próximas pasadas. 

Estos datos ahí están, no los mira quien no quiere hacerlo, pero es una realidad, por ello el PRI debe de regresar a su posición ideológica, de centro izquierda y dejar de ser comparsa de la derecha, es un partido que tiene entre sus filas muchas personas de valor, mujeres y jóvenes talentosos que pueden hacer la diferencia, y consolidar al revolucionario institucional como una verdadera oposición y pronto regresar al poder. 

Lararium: Los pactos siempre son a cambio de beneficios, por ello la elección del 2013 dejo a un grupo del PRI, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, la presidencia de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, entre otros.  Nunca antes un priista había ocupado un espacio en el gabinete de un gobierno estatal del PAN.

Tijuana te necesita
Las Pulgas
Neuvoo
AGP Deportes 2
Historias Anime
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano