Hotel St. Francis, lugar de misterio y curiosidad
Agencia Fronteriza de Noticias IZZI
Telcel
CNR Television

Hotel St. Francis, lugar de misterio y curiosidad

TIJUANA BC - jueves, 23 de junio de 2016 - AFN.
10788

Nota: Manuel Ayala
Fotos: Joebeth Terriquez Espinoza

TIJUANA BC 23 DE JUNIO DE 2016 (AFN).- Sede de películas de terror y lugar que un día hospedó a figuras del cine de oro como María Félix, el hotel St. Francis de Tijuana alberga entre sus pasillos infinidad de leyendas y anécdotas que le proyectan ciertos aires de misterio y curiosidad, más allá de los 112 años que carga a cuestas y que le sitúan como uno de los monumentos históricos más antiguos de la ciudad.

El hotel St. Francis fue construido en Imperial Beach, California, y fue Miguel González quien lo compró y transportó en dos partes a Tijuana, ubicándolo en una primera etapa en la avenida Revolución, entre las calles Segunda y Tercera, pero en el año 1928 se reubicó en la calle Segunda, entre Revolución y Madero.

Años de esplendor

De acuerdo con la señora Matilde Dueñas, administradora del lugar desde 1961, en su tiempo el hotel era toda una sensación en el pueblo tijuanense, ya que fue el primer hotel de dos pisos que se edificó en Tijuana, además que por su ubicación causaba sensación porque una vez cruzando la garita de San Ysidro podía observarse desde ahí y eso llamaba la atención.

En aquellos años, resaltó, también fue muy solicitado por los turistas y agentes de ventas o comerciantes, ya que debido a la Ley Seca en Estados Unidos, la frontera se cerraba a las 9 de la noche y se abría hasta las 8 de la mañana, por lo que los estadunidenses optaban por quedarse en ese lugar para esperar a que abrieran el paso.

“Era muy buena época, una maravilla, ya que económicamente fluía muy bien, había mucho turismo, la facilidad de cruzar a Estados Unidos hacía más fácil las cosas y se generaba mayor recurso, los policías no eran como son ahora, todo era muy diferente y bonito”, mencionó.

Sede de película de terror

El hotel St. Francis está construido de madera y emplastado, en su estructura es visible la división en dos partes que se hizo para poder transportarlo, situación que causa cierta curiosidad en quienes lo visitan, en el primer piso hay un lobby y administración de doble altura que conserva parte de la mueblería de la época, cuenta con un cuarto que anteriormente era para juegos y que ahora se utiliza para utilería, además de algunas habitaciones.

Al costado derecho se ubican las escaleras que llevan al segundo piso, en donde se han fotografiado muchas parejas que están por matrimoniarse, cuenta doña Matilde, y arriba se concentran  el resto de las habitaciones del hotel, además de una pequeña sala de descanso para los huéspedes.

Esta estructura tan peculiar, además de haber llamado la atención de personajes históricos como María Félix para hospedarse ahí, también ha sido el atractivo para productores de televisión y hasta cineastas, como el caso de Zev Berman, quien utilizó al hotel como locación en el año 2007 para las grabaciones de la película de terror “Borderland: al otro lado de la frontera”, en la que participa el actor mexicano Damián Alcázar y de quien presume sonriente una fotografía la señora Matilde.

Misterio y tragedia en sus habitaciones

La historia del hotel St. Francis, uno de los más antiguos de Tijuana, también guarda anécdotas llenas de fantasía y misterio como lo resalta la señora Matilde, pues cuenta que durante varios años seguidos sucedió que en la habitación 209, en el segundo piso, se suicidaron varias personas por distintas razones, situación que se volvió muy curiosa porque “parecía que les gustaba venir a morir ahí”.

Entre las personas que se quitaron la vida en aquella habitación se encontraba el famoso señor Singer, según cuenta la señora Matilde, pero su memoria no logró recordar quién o a qué se dedicaba esta persona, dijo que solía frecuentar mucho el hotel, pero no recuerda si era comerciante o simplemente se hospedaba en el lugar “porque no tenía a dónde llegar”.

Otra de las anécdotas que resaltó la administradora del hotel, es que en la habitación 104, del primer piso, los que se han hospedado ahí les han comentado que hay una persona que les jala las cobijas y se las tira al suelo, y ya son varias personas las que les han comentado ello.

Lo más curioso, agregó, es que en la 107, del mismo piso, fue donde vivió mucho tiempo su hermana hasta que falleció, los inquilinos mencionan que se les aparece una persona que les dice: “Ustedes qué hacen en mi cuarto, sálganse”, situación que incluso obligó a una mujer a abandonar el hotel la semana pasada.

Legado cultural en Tijuana

A pesar de que ninguna autoridad, gobierno o institución se ha acercado para brindar ayuda con la manutención del hotel, la señora Matilde destacó que sin duda alguna el Hotel St. Francis es un ícono representativo de la comunidad que le brinda arraigo e identidad a los tijuanenses, puesto que sus más de 112 años operando dan cuenta de ello.

De acuerdo con el Archivo Histórico de Tijuana, el hotel St. Francis se encuentra actualmente susceptible para ser declarado Patrimonio Cultural de Baja California, pero para ello hace falta que alguno de los administradores o una organización impulse la propuesta a fin de que sea aceptada y se lleve a cabo todo el proceso.

Grupo WhatsApp
La Favorita
IZZI
Narrativa Terapeutica
Empleo Nuevo
AGP Deportes Central
PluralMX
Funeraria Aimar
AFN Marketing
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano