Arte, inversión que mexicanos desconocen
Agencia Fronteriza de Noticias
Telcel 06-07
CNR Television

Arte, inversión que mexicanos desconocen

MÉXICO, DF - jueves, 11 de septiembre de 2014 - kaleydoscopio.mx.
1005
El 77% de los mexicanos no invierte en obras de arte porque desconoce cómo apreciarlas, asegura Paul Achar Zavalza, presidente de la Sociedad Mexicana de Autores de Artes Plásticas (Somaap) que agrupa a 1,500 pintores, escultores, fotógrafos y diseñadores gráficos de México.
 
Achar dice que hay 10 criterios para evaluar una pieza artística:
 
Mensaje. Lo primero es si una obra logra comunicar algo, si transmite ideas, emociones y genera pensamientos. Si emite un mensaje, si proyecta. Rudolph Arnheim, filósofo alemán que se especializó en el análisis de la obra de arte y en las claves de su producción, escribió que “toda obra de arte debe expresar algo. Esto significa, en primer lugar, que el contenido de la obra debe ir más allá de la presentación de los objetos individuales que la constituyen”. Estos objetos individuales son los representativos o denotados, es decir, aquellos que se identifican sin esfuerzo.
 
Originalidad. En este punto es conveniente analizar de quién tiene influencias el autor pero si está basado en ellas o de plano es una “calca” de otro creador. Vale analizar esta reflexión del cineasta Jim Jarmush de 1953: “Nada es original. Roba de cualquier sitio que resuene con inspiración o avive tu imaginación. Devora películas antiguas, películas nuevas, música, libros, pinturas, fotografías, poemas, sueños, conversaciones al azar, arquitectura, puentes, calles, carteles, árboles, nubes, cuerpos de agua, luz y sombras. Únicamente selecciona cosas que hablen directamente a tu alma. Si haces esto, tu trabajo (y robo) será auténtico. La autenticidad tiene un valor incalculable, la originalidad no existe”.
 
Composición. En este punto debe detectarse el equilibrio, las soluciones dadas y cómo encajan los diferentes elementos en la obra. Lo más importante es buscar el equilibrio en la distribución de las masas, es decir que los elementos existentes en el plano pictórico estén repartidos de manera que no se perciba un mayor "peso" en algún espacio que nos desequilibre la balanza. Este equilibrio debe observarse tanto en las formas como en la intensidad y distribución de los colores.
 
Perspectiva. Aquí se analiza la profundidad y posición de la obra. El desinterés por el espacio y profundidad (características de los fondos); interés por la representación espacial. Tipo de perspectiva utilizada (caballera, lineal, aérea, cubista…). Recursos técnicos (escenarios paisajísticos o arquitectónicos, variedad de planos, uso de la luz, escorzos, cuadraturas…
 
Técnica.  Manejo formal y soltura. Conviene analizar la factura: pincelada o toque (corta, acabada, deshecha, suelta, prieta…); textura: tersa, lisa o pastosa, rugosa, mate o brillante aunque no siempre es posible apreciar la factura en una lámina. Línea es la existencia o no de líneas y contornos, su intensidad y continuidad así como su función como suplir la falta de volumen, ornamental o compositiva… y el modelado: representación o no de volumen, logrado mediante gradaciones de color o de luz, en contrastes suaves (sfumato) o violentos (claroscuro), e incluso luz, como su tipo: natural, artificial, de estudio…; procedencia: ambiental (clara, serena…), de un foco concreto (lámpara, sol…), surgida del objeto mismo. Intensidad y contraste con las sombras; función: creación de volumen, apoyo a la perspectiva, valores expresivos…
 
La técnica será la que cada artista elija según se adapte mejor a su estilo y forma de trabajar, pero no debe influir sobre la valoración de la obra. Muchos consideran que la pintura al óleo es la reina de los pigmentos, sin embargo la acuarela, gouache, acrílico, pastel… puede ser tan valiosa como cualquier otra.
 
Estilo. El estilo es un elemento muy importante para aprender a ver y valorar una obra de arte. Si el artista quiere expresarse en un estilo realista debe saber realizar un dibujo y un colorido más acorde con la realidad, de manera suelta, sin efectismos banales, y sobre todo buscando la naturalidad del modelo, una sabia elección del motivo, un colorido bien armonizado y una bella distribución de los elementos que componen el cuadro.
 
Soporte. El más antiguo fueron las paredes de las cuevas. Los más populares ahora son la madera y la tela. El muro es el tercero en importancia. Cartulina, tablillas, arcillas, hojas de papiro y de palma son otras opciones…
Título y congruencia. La congruencia es crucial al juzgar una obra, desde la temática propuesta al mensaje, el título e incluso la rúbrica. Hablan de la fidelidad del creador con su obra. Son elementos que al asociarlos nos permiten identificar o no la coherencia.
 
Impacto visual. Es la atracción que genera la obra, el “jale” que tiene con el espectador, es llamativa o pasa desapercibida.
 
De acuerdo con Achar, el acercamiento a una obra de arte debe ser desde la emoción y autenticidad antes de los elaborados conocimientos académicos. “Es disfrutar, no restringir las propuestas a criterios académicos”.
PoliGen
Norte Brewing
Grupo WhatsApp
La Favorita
Narrativa Terapeutica
Empleo Nuevo
AGP Deportes Central
PluralMX
Funeraria Aimar
AFN Marketing
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano