Aprueban último dictamen energético
Agencia Fronteriza de Noticias IZZI
Telcel
CNR Television

Aprueban último dictamen energético

TIJUANA, BC - sábado, 2 de agosto de 2014 - AFN.
1013
México DF  2 de agosto de 2014 (lasillarota.com).- El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general y lo particular el llamado Pemexproa: que una parte del pasivo laboral de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se convierta en deuda pública; sin embargo, el rescate se hizo con condiciones.
 
Tras casi 18 horas de discusión, los legisladores avalaron el sexto y último dictamen del paquete de leyes secundarias de la reforma energética, que corresponde a las modificaciones a la Ley Federal de Presupuesto y a la Ley General de Deuda Pública.
 
Producto de una exigencia del PAN, la asunción de una parte de la deuda, que asciende a 1.7 billones de pesos (1.5 de Pemex y 0.5 billones de la CFE), solo ocurrirá una vez que se realicen modificaciones al contrato colectivo de trabajo para reducir dicho pasivo y cuando se concluya una auditoría federal para fincar responsabilidades penales a quien haya participado en actos ilegales.
 
Dichas condicionantes fueron plasmadas “como requisito indispensable” para que el Gobierno pueda asumir dicha deuda en la misma proporción en que las empresas logren ahorros.
 
Los legisladores aprobaron que el Gobierno solo asuma la proporción del pago de pensiones y jubilaciones de ambas empresas y no la totalidad del pasivo laboral.
 
Es decir, quedarán fuera de dicha asunción de deuda las prestaciones que las empresas dan a sus extrabajadores jubilados o retirados y que le significan un gasto millonario cada mes.
 
“No hay que confundir. El tema no es que la reforma vaya a provocar un deterioro en las finanzas públicas. El reto es cómo logramos que la reforma nos permita dar vuelta al deterioro que ya ha estado presentándose en los últimos 10 años”, afirmó el priista Pedro Pablo Treviño, presidente de la Comisión de Presupuesto.
 
Entre los ajustes que deben realizarse en el contrato colectivo se encuentra un aumento en la edad de retiro, que pasará de los 55 a los 65 años de edad, como está en los otros sistemas de pensiones y jubilaciones.
 
Además, se estableció que la Auditoría Superior de la Federación debe realizar una auditoría específica a los fondos de pensiones y jubilaciones para identificar las características de las obligaciones de pago y las determinantes de su evolución.
 
Y será la Auditoría quien fincará responsabilidades penales si se detectan actos ilegales “relacionados con las obligaciones de pago de pensiones y jubilaciones.
 
“Vimos la necesidad de que había que transparentar lo que pasó en Pemex durante todos estos años para efecto de poder asumir esta responsabilidad. Es así como definimos que la ASF se metiera a hacer esta investigación y nos diera un informe a más tardar en un año para tener una referencia del por qué”, expuso el panista Juan Bueno Torio, en entrevista.
 
Además, las empresas deben implementar programas de austeridad en el gasto.
 
Una vez hechas las auditorías necesarias, el Gobierno federal asumirá la deuda del pasivo de forma proporcional. Por cada peso que las empresas disminuyan su pasivo, el Gobierno asumirá un peso.
 
Estas condicionantes quedaron establecidas en el artículo Tercero transitorio del dictamen.
 
Los legisladores de izquierda criticaron que el Gobierno federal absorba el pasivo laboral, aunque lo haga con otras palabras.
 
“Más allá de retoques lingüísticos o eufemismos que pueda traer la reserva que por ahí están construyendo, lo cierto es que se está a punto de aprobar el tercer rescate ominoso en la historia del país. Hoy ustedes, miembros de la mayoría mecánica, van a aprobar el tercer rescate. Ya fue el Fobaproa, ya fue el rescate carretero y ahora viene el Pemexproa”, acusó Ricardo Mejía Berdeja, de Movimiento Ciudadano.
 
Criticaron, además, el “despilfarro y excesos” del líder petrolero Carlos Romero Deschamps de quien, auguraron, continuará actuando con impunidad y al margen de la ley.
 
El PAN negó que se trate de nueva deuda para los mexicanos pues, expusieron, el pasivo de ambas empresas es dinero que la sociedad mexicana ya debía pagar por ser Pemex y la CFE compañías de México.
 
“Con el condicionamiento que pone la ley y la toma de una parte de la deuda a cargo de las finanzas públicas, no cambia el estado actual, lo que cambia es la bolsa de donde se paga. Que quede claro, los mexicanos no asumen más deuda. Al final de cuentas es la misma que ya existe”, indicó el panista Carlos Castaños.
 
El tema fue discutido por casi 7 horas, tras las cuales, se decretó el final de la sesión que comenzó desde el lunes 28 de julio y que acumuló más de 73 horas de debate con casi tres mil reservas y más de 600 oradores.
Los seis dictámenes de las leyes secundarias de la reforma energética fueron enviados al Senado, donde serán analizados la próxima semana.
 
La Cámara de Diputados no cerró el periodo extraordinario y se declaró en espera para analizar las minutas que el Senado pudiera enviarles de regreso, en caso de hacerles algunos cambios.
Grupo WhatsApp
La Favorita
IZZI
Narrativa Terapeutica
Empleo Nuevo
AGP Deportes Central
PluralMX
Funeraria Aimar
AFN Marketing
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano