Palco de Prensa
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Facebook AFN

Palco de Prensa

TIJUANA, BC - jueves, 27 de enero de 2011 - AFN.
1495

Aún no concluye.
Por: Gilberto LAVENANT
gil_lavenant@hotmail.com


Si es cierto, el Juez XIV de Distrito, Jorge Alberto Garza Chávez, negó la suspensión definitiva que reclamó Leonel Cota Araiza, a fin de no ser desposeído de sus derechos como miembro de la Junta de Gobierno de la UABC, con lo que el proceso de designación de Rector de la Máxima Casa de Estudios, inició el largo camino de la judicialización.
Pero también es cierto, que este asunto aún no concluye, sino que apenas empieza, según advierte el abogado de Cota Araiza, Daniel Solorio Ramírez.

Es pertinente observar, que en el juicio de amparo, en el que cabe solicitar la suspensión provisional de los actos reclamados, y en su caso la definitiva, o sea para que se suspendan y no se lleven a cabo, aquellos actos de autoridad que pudiesen afectar las garantías individuales del quejoso, se manejan por separado, como si se tratase de dos juicios. Uno es el juicio de amparo y el otro el incidente de la suspensión.

Inicialmente, si resulta procedente, se puede conceder o decretar la suspensión provisional, con la intención de evitar que se ocasionen daños irreparables al quejoso o reclamante de amparo, en sus garantías individuales, en tanto se abre un lapso para que ambas partes, o sea el ciudadano y la autoridad señalada como responsable, ofrezcan pruebas para acreditar si es procedente, o no, conceder la suspensión definitiva. En este caso, inicialmente se concedió la suspensión provisional, pero se negó la definitiva.

Se terminó el incidente suspensorio, podría decirse, pero el juicio de amparo continua. No hay aún, ni vencedores, ni vencidos.

La posibilidad de otorgarle el amparo y protección de la justicia de la Unión, al quejaso, o sea a Cota Araiza, se resuelve en el juicio principal, o sea precisamente en el amparo.
Dados los razonamientos en los que se funda el juez federal, para decretar la negativa de la suspensión definitiva reclamada por Cota Araiza, se podría presumir los términos en que se habrá de resolver el fondo del asunto, o sea en la sentencia definitiva o final del juicio de amparo.

Reconociendo que son dos caminos a recorrer, en el caso de la negativa de la suspensión, el abogado de Cota Araiza impugnará dicha resolución y el expediente relativo a este incidente, se turnará al Tribunal Colegiado de Circuito, también con sede en Mexicali.

Por lo que respecta al juicio de amparo, que aún continua, éste podría, resolverse, en la audiencia constitucional que está fijada para celebrarse a las 9:30 horas del día 17 de febrero próximo, de forma tal que a éste asunto, aún “…se le mueve una patita”. Además, para celebrarla, hay que cumplir determinados requisitos, como que las pruebas ofrecidas estén debidamente integradas en el expediente de amparo.

Adicionalmente al juicio de garantías, o sea el amparo, falta ver también lo que sigue y se resuelve, por cuanto hace a la denuncia relativa a la violación de la suspensión provisional, por parte de Felipe Cuamea Velázquez, en su carácter de Presidente del Consejo Universitario, contra dicho organismo universitario e incluso en contra de la Junta de Gobierno, a efecto de que no movieran ni un dedo, tendiente a retirar o sustituir a Cota Araiza en la Junta de Gobierno, hechos éstos que dieron a Felipe Cuamea la calidad de candidato a reo.

Está plenamente acreditado, que Cuamea e integrantes del Consejo Universitario, no respetaron la orden que decreta la suspensión provisional, y eso implica desacato a una orden judicial, desobediencia, considerada como delito del orden federal.

Falta aún que el Juez Federal reconozca que hubo desacato y que proceda en consecuencia, o sea haciendo del conocimiento de tales hechos a la Procuraduría General de la República, para, en su caso, ejercer acción penal en contra de los desobedientes. Cuamea, pues.

¿Cuánto tiempo falta para que el camino de la judicialización llegue a su fin ?

Como dice el abogado Daniel Solorio, ésto, apenas empieza.

A esto, habrá que agregarle, nuevas acciones judiciales que en los próximos días habrán de ser planteadas, cuyo inicio aún no está determinado, y por lo tanto su final tampoco.

Hubo quienes, aliados, seguidores o sumisos del Grupo G6, que encabeza Alejandro Mungaray, hicieron llegar al columnista, mensajes de mofa, sorna o sarcasmo, por la aparente primera derrota de Cota Araiza, en el incidente suspensorio, como si el autor de Palco de Prensa tuviese interés personal en este asunto. De ninguna manera.

Que se critique a Mungaray, Cuamea y demás, por las cochinadas que han hecho, durante el proceso de designación de Rector, no implica, ni acredita, que que las resoluciones judiciales, en uno u otro sentido, beneficien o perjudiquen al autor de Palco de Prensa.

La única parte perdedora, en este asunto, lo es la Universidad Autónoma de Baja California y los universitarios. Es una lástima, que no tengan la inteligencia suficiente para entenderlo. Evidentemente, para dichas personas, el lema de la UABC, “La realización plena del homb re”, es simplemente una utopía.

Mientras tanto, los Mungarayístas, no coman ansias, no canten victoria, que este asunto aún no concluye. Como dicen los besbolistas, el partido termina, cuando cae el último out.

gil_lavenant@hotmail.com

Historias Anime
Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes 2
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano