Los altares se resisten a morir
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Facebook AFN

Los altares se resisten a morir

TIJUANA BC - sábado, 2 de noviembre de 2019 - AFN.
261

* Persiste tradición en comunidades de migrantes

TIJUANA BC 02 DE NOVIEMBRE DEL 2019 (AFN).- Los altares de muertos en hogares es una tradición que se resiste a morir, sobre todo en la colonia Obrera, donde se asentaron las primeras comunidades migrantes de oaxaqueños que sólo tienen esta forma de acercarse a los familiares y amigos que se les adelantaron en el camino, porque sus restos yacen en sus lugares de origen.

Edgar Montiel Velázquez, representante de las comunidades indígenas que llegaron a  esta zona hace mas de 40 años, explicó que aún existen, en las inmediaciones de la tercera sección de la colonia Obrera, cerca de 40 familias que fueron las primeras en asentarse en la calle Manuel Felix Acosta, que es la principal, y en la cual se destacan las puertas con flores de cempasúchil, que es el distintivo con el cual se avisa que ahí hay un altar a los muertos.

Explicó que los festejos a los muertos cayeron en "buenos días", ya que esta calle principal, donde cada martes se instala un mercado con productos que son traídos de Oaxaca, surtieron de panes de muerto, totopostes (finas tortillas de masa de maíz cocinadas en horno al carbón) y otros productos de esta región que ayudaron a surtir los altares con los alimentos que eran del gusto de los familiares que ya no están entre los vivos.

María Elena Velázquez, madre de Montiel, oriunda del municipio oaxaqueño de Huajuapan de León, quien llegó a Tijuana en 1983, el mediodía de este sábado comenzó a levantar el altar después de que los instalaron desde el jueves, y en su caso en honor a sus padres.

La maestra Maura Díaz Pérez, quien llegó a Tijuana desde hace 40 años procedente de Totontepec, puso un altar de muertos para sus padres, suegros, dos hermanas y una amiga, a quienes no puede visitar en el panteón debido a que sus restos yacen en Oaxaca, por lo que sólo les queda instalar un altar que abarca gran parte de su sala en donde realizó varios cambios de comida desde el jueves.

El señor Eleuterio Suárez Ávila, de Ixpantepec Nieves, otro de 570 municipios de Oaxaca, es de las primeras familias que llegaron a la Obrera hace 48 años, por lo que colocó su altar en honor a su padre y un hermano, aunque en su caso, uno de ellos también fue visitado en el panteón porque murió en Tijuana, mientras que su papá que falleció en San Diego, California, fue trasladado hasta su comunidad de origen.

En muchos casos no acostumbran a acudir a los panteones en estos días, debido a que sus familiares ya desaparecidos se encuentran en sus comunidades de origen, por lo que la única forma de tenerlos cerca en con el altar, donde anoche la familia se congregó para degustar con ellos los alimentos que eran de su gusto.

De esta forma, conforme a la tradición, la tarde de este sábado los altares se retiran, porque el permiso de las ánimas para visitar a sus familiares que aùn los recuerdan ha concluido, y será hasta el próximo año cuando regresen, si es que los invitan a pasar.

Historias Anime
Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes 2
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano