Se desata guerra ideológica en Mexicali
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Castro Limon

Se desata guerra ideológica en Mexicali

Tijuana BC - lunes, 9 de septiembre de 2019 - Raúl Ramírez Baena.
573

Por Raúl Ramírez Baena*

La lucha contra la pobreza y la ignorancia es prioritaria, sobre todo porque el México profundo sigue siendo bárbaro y tiene un cruel atraso que se expresa en la disgregación acelerada de la solidaridad social.
Guillermo Almeyra

TIJUANA BC 9 DE SEPTIEMBRE DE 2019.-Don hechos significativos sacudieron la capital de Baja California en menos de una semana. Por un lado, vecinos de colonias de clase media del poniente de Mexicali, se oponen rotundamente a que el gobierno federal instale un mega albergue para migrantes extranjeros solicitantes de asilo en los EUA, principalmente centroamericanos y caribeños, en este cuestionable acuerdo migratorio con la administración Trump en que los aspirantes de asilo deben esperar en México por su cita, que puede tardar meses y posiblemente negarse, cargando con su manutención y seguridad.

Líderes de colonos opositores al albergue a instalarse en una construcción abandonada de una cadena de supermercados, convocaron a recabar firmas de rechazo, llegando más de 2 mil personas a estampar su firma. Al lugar acudió a dialogar el líder social de Mexicali en la lucha por tarifas eléctricas justas y por los derechos de los migrantes, Sergio Tamai, quien fue duramente cuestionado y rechazado por los vecinos, agredido verbalmente y poco faltó para que corriera la sangre al río.

Pero el debate más crudo, cruel y radical, con dos polos claramente opuestos, se ha dado en las redes sociales. Un sondeo de un medio en internet reflejó que más del 70 por ciento están en contra de la instalación del albergue. Los invade el miedo, sin más argumentos que “los migrantes representan una amenaza a la seguridad y a la salud pública de los menores y las familias (en clara identificación con el discurso fascista de Trump, que toma como rehenes al gobierno mexicano y a los inmigrantes para sus (in) confesables fines)”. La histórica respuesta de ese sector de la insensible pequeña burguesía mexicana que teme salir de su burbuja y zona de confort. 

La minoría a favor de apoyar a los migrantes, apela a que es un asunto de carácter social, a los sentimientos de solidaridad y empatía y a sus derechos humanos universalmente reconocidos; al rescate del humanismo en un mundo crudamente materialista e individualista.

La 4T se encuentra hoy en una encrucijada en la región: la fuerte presión de los acuerdos con el rubio magnate, cediendo al chantaje para evitar un colapso económico en el país si se impone el arancel del 5 por ciento a las exportaciones mexicanas, a cambio, mantener en nuestra frontera norte a los solicitantes de asilo en los EUA y a contener a los migrantes en la frontera sur. Por otro lado, la dura e insensible posición de los colonos mexicalenses que no escuchan razones y no ceden en su oposición al albergue de migrantes, cayendo, sin proponérselo, en posiciones xenófobas y racistas, germen del fascismo de principios del S. XX en Europa.
Oposición eclesiástica al matrimonio igualitario

El pasado 5 de septiembre, cuatro diputadas locales de Morena pretendía presentar a votación del pleno una histórica iniciativa para legalizar el matrimonio igualitario en Baja California, que hoy está prohibido en la Constitución y Código Civil locales, contrario a la jurisprudencia de la SCJN que declara inconstitucional esa normatividad. Igual, se ha abierto fuerte e irreconciliable debate en las redes sociales.

Lo destacable es que, quien encabezó la protesta y asonada clerical dentro de las instalaciones del Congreso de Baja California, invadido por rezos, cantos y consignas anti-gay de la grey católica y cristiana, como si fuera un templo, fue ni más ni menos que el obispo de la Diócesis de Mexicali, Isidro Guerrero Macías, el padre “Chilo”, quien advirtió al legislativo local que de presentarse iniciativas para el matrimonio gay y la despenalización del aborto (que no estaba programado en la sesión del día), “habrá movilizaciones masivas de grupos religiosos si se discuten esos temas.”

La respuesta del Congreso fue recibir de inmediato al obispo Guerrero Macías y a otros ministros en una comisión formada al vapor, lo que provocó la protesta de líderes sociales que han pugnado por ser escuchados por el Congreso y no han sido recibidos, que contrasta con la falta de diálogo e incluso la prohibición de su acceso a las instalaciones de la llamada “Casa del Pueblo”, por su oposición a temas como el derecho al agua, la instalación de la trasnacional Constellation Brands en el Valle de Mexicali, la Desaladora de Rosarito mediante un fuerte endeudamiento del erario por más de 30 años, la ley de Asociaciones Público-Privadas, los adeudos a maestros jubilados y el fuerte déficit del ISSSTECALI.

Lo rescatable de la invasión eclesiástica al Congreso local fue la respuesta de su presidente, el Dip. Catalino Zavala, quien recordó al obispo y a los presentes el principio Constitucional del Estado Laico Mexicano:

Artículo 130 constitucional: “El principio histórico de la separación del Estado y las iglesias orienta las normas contenidas en el presente artículo. Las iglesias y demás agrupaciones religiosas se sujetarán a la ley.
(…)

“e) Los ministros no podrán asociarse con fines políticos ni realizar proselitismo a favor o en contra de candidato, partido o asociación política alguna. Tampoco podrán en reunión pública, en actos del culto o de propaganda religiosa, ni en publicaciones de carácter religioso, oponerse a las leyes del país o a sus instituciones…”

*Director de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste 

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

 

Deja tu comentario

Mojao

12 de septiembre de 2019

AMLOVE y Ebrard como que le tienen miedo a Trompas.

Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes 2
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano