El abstencionismo de la juventud
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Facebook AFN 2

El abstencionismo de la juventud

TIJUANA BC - lunes, 10 de junio de 2019 - Javier Iván Maldonado Preciado.
442

POLITEIA

Por: Javier Iván Maldonado Preciado
javiermalpre@gmail.com

TIJUANA BC 10 DE JUNIO DE 2019.- De acuerdo con el politólogo internacional Dieter Nohlen, los países latinoamericanos que defienden el modelo democrático manejan un discurso político que procura incitar a la participación ciudadana. Para el Dr. Dieter, votar es una de las principales expresiones políticas que legitiman a una democracia y es precisamente ésta la mejor forma de gobierno, ya que incluye a la mayor cantidad de ciudadanos posibles y garantiza la participación igualitaria de los diversos sectores de la sociedad, además, sostiene que votar establece un vínculo directo entre las preferencias políticas del ciudadano y el poder. Por último, otro punto a favor de la democracia, de acuerdo con Nohlen, es que el resultado de las elecciones afecta a toda la población, debido a las políticas públicas que los actores ganadores implementan (una vez asumido el poder).

Si disertamos acerca de la idea anterior y asumimos que el resultado de las elecciones incide directamente en la vida de las personas, conviene preguntarnos por qué Baja California registra los mayores índices de abstencionismo en el país.

La abstención electoral, por naturaleza propia, es una expresión contradictoria de los valores y principios democráticos de un sistema político, sin embargo, cada vez es más común registrar índices de abstencionismo de hasta el 70% de los ciudadanos.

Para el estudio del caso bajacaliforniano, conviene recordar los últimos índices de participación ciudadana, tanto en comicios federales, como en procesos locales. A continuación, presentaré una tabla de elaboración propia, con dicho contenido:

Como podemos observar, en el caso de las elecciones federales, el aumento de la participación ciudadana coincide con la renovación del titular del poder ejecutivo en México, es decir, que votar por el Presidente de la República estimula la participación de los ciudadanos en nuestra entidad, sin embargo, resulta preocupante que exista un 48% de ciudadanos que teniendo derecho a votar decidan no hacerlo. Sin dejar de mencionar que en los procesos intermedios el abstencionismo alcanzó hasta el 70%.

En el caso de los procesos locales, el panorama es desalentador, teniendo en cuenta que se trata de la renovación de aquellos gobiernos que, en teoría, son los más cercanos al ciudadano:

Los números señalan que, para el caso bajacaliforniano, los niveles de abstencionismo son, en promedio, más altos durante los comicios estatales que durante los federales, sin embargo, vale la pena señalar que en el año 2013 se registró un aumento gradual en la participación ciudadana, debido a la polarización de la elección y a la posibilidad de la alternancia (en suma, la gente salió a votar para que hubiera transición democrática, o bien, para que no sucediera).

El año 2019 registró los índices más bajos de participación en la última década, resultando un partido político como vencedor absoluto –debido, en parte, a la asimilación anticipada del resultado–.

En Baja California, las personas jóvenes de entre 18 y 29 años componen alrededor del 29% del padrón electoral, de acuerdo con datos del propio Instituto Nacional Electoral, sin embargo, de acuerdo con el “Estudio Censal Sobre la Participación Ciudadana” (avalado por el INE), en 2018 solamente votó un 35% de los jóvenes, mientras que para el año 2019, se estima que las cifras rondaron apenas el 25%, es decir, por debajo de la media de participación.

La última encuesta de INEGI en materia de participación ciudadana debe encender “focos rojos” entre las diversas expresiones políticas, tanto en aquellas que buscan acceder al poder, como las que buscan conservarlo, pues revela que 8 de cada 10 jóvenes (bajacalifornianos) consideran que su voto influye poco o muy poco en la vida pública de su entidad, quizá eso explica las altas cifras de abstencionismo entre las personas jóvenes de Baja California.

Como dato interesante, de acuerdo con el Instituto Nacional Electoral (2018) y el Instituto Estatal Electoral de Baja California, 8 de cada 10 jóvenes que adquieren por primera vez su derecho a votar, acuden a las urnas, aunque lo hacen principalmente “por la novedad del fenómeno”.

La escasa participación de los jóvenes se debe principalmente a tres factores:

a) La falta de identidad con los gobiernos, debido a las frágiles políticas públicas que implementan en esta materia.

b) Las equívocas estrategias de campaña de los partidos políticos para captar la atención de este sector poblacional (que a menudo es subestimado, pues representa el 30% del padrón electoral).

c) Frágiles incentivos de las autoridades electorales para persuadir el derecho al voto, a nivel global.

En los tres supuestos, el problema radica en la nula comprensión de las características de una persona joven, pues las políticas públicas de gobierno, la promoción del sufragio de autoridades electorales y las campañas de partidos políticos no generan estrategias sólidas y específicas para este segmento de la sociedad.

De acuerdo con Merino (1995), la participación electoral se ve severamente condicionada por el equilibrio entre las diversas razones que incentivan al ciudadano a participar y sus posibilidades reales para hacerlo. Lastimosamente, siempre habrá quien encuentre más razones para abstenerse que para participar, sobretodo en procesos y entornos que convergen con las “campañas negras”.

Aunque hay algunos gobiernos de países europeos y latinoamericanos que penalizan al ciudadano si no ejerce su derecho al voto, considero que en México debe prevalecer la libertad de participar o abstenerse de hacerlo. Son las autoridades electorales, las políticas públicas de gobierno y los propios partidos quienes deben incentivar la participación de la población, a través de estrategias innovadoras que logren captar la atención de los ciudadanos, particularmente de las personas jóvenes, cuya representación va en aumento con cada día que pasa.

Javier Iván Maldonado Preciado es un joven de letras libres, egresado de la Licenciatura en Administración Pública y Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Baja California, ha sido distinguido como campeón nacional de investigación política, además de fungir como analista político.

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

Deja tu comentario

Ignacio Cruz

10 de junio de 2019

nada nuevo de aportación, no es serio el análisis, la juventud en BC participo con el candidato Veloz y Leyzaola la derrota fue por la migración de los dinos prianistas a la moronga Obradorista el voto duro migro...Tromp

Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano