¿Quién perdió el debate?
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Caminata por la Paz

¿Quién perdió el debate?

Tijuana - domingo, 28 de abril de 2019 - Obed Silva.
1324

DESDE MI SOFÁ
Por: Obed Silva
(Militante del PRI)

TIJUANA BC 28 DE ABRIL DE 2019.- Seguramente muchos recordarán la reunión entre los entonces punteros a la Presidencia de la República, Vicente Fox, Cuauhtémoc Cárdenas y Francisco Labastida en la que discutieron respecto del segundo debate a celebrarse entre ellos durante la campaña electoral del año 2000.

La frase "hoy, hoy, hoy" repetida machaconamente por Fox para exigir que se debatiera ese día fue una necedad del guanajuatense.

En ese momento, Fox se hallaba por debajo de la intención del voto frente a sus oponentes y después de ese ríspido encuentro con sus adversarios el pronóstico no le era nada favorable.

Para aquel entonces, el ejercicio de los debates era muy reciente en México. Apenas se habían llevado a cabo dos experiencias al respecto y los debates entre candidatos eran algo inusitado en nuestra pobre democracia.

Cuentan que después de que Fox se expuso ante más de un centenar de periodistas como un testarudo, en su equipo de campaña cundió el pánico y midieron que el lance les había costado perder ocho puntos.

Dicen que fue cuando un asesor texano de nombre Rob Allyn recomendó utilizar la mostrada terquedad de Fox para que el "hoy, hoy, hoy" se convirtiera en el mensaje de cambio que provocara en los electores votar por otra opción distinta a la que había gobernado durante décadas.

Ese tarde del 23 de mayo del año 2000, Fox con su terquedad ganó el debate público y a la postre la Presidencia de la República. La patética exhibición que había escenificado se convirtió en la mejor de sus fortalezas. 

En la histórica reunión de Polanco, al ganarle Fox la iniciativa a sus adversarios, logró encontrar en su aparente debilidad la mejor de sus oportunidades. 

A partir de entonces, los debates se convirtieron en un ritual de los procesos electorales en México. A grado tal que hoy la Ley los ordena obligados para los candidatos.

De esta forma, Fox demostró que el debate electoral no se gana o se pierde en un acartonado debate como el organizado por el Instituto Estatal Electoral.

El número de participantes (cinco), lo limitado del tiempo, lo confuso de la temática y el rígido formato del debate celebrado entre los candidatos a la gubernatura de Baja California impiden al espectador dilucidar claramente las propuestas o diferencia entre los contendientes.

Ni siquiera la espléndida actuación de los prestigiosos periodistas Fernando Del Monte y Adela Navarro, como moderadores del debate, pudo salvar lo aburrido del mismo.

Mientras los órganos electorales y los candidatos no se esfuercen en ofrecer ejercicios creativos en los que verdaderamente se contribuya a formar opinión para un voto razonado, los debates sólo servirán para saciar el morbo de un espectáculo electoral solo equiparable al que ofrece la lucha libre.

En ese tenor, el gran perdedor del primer debate es el elector.  

NOMAS POR JODER:

Testigos dicen que al Candidato del PRI literalmente "se le apareció el Diablo" quien agriamente le reclamó su pretendida expulsión y la de otros dieciocho priistas. Dicen también, que después del reclamo, el Candidato tuvo que tomar un antidiarreico por lo que tal aparición le provocó expulsar.

Deja tu comentario

Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano