El Señor de la X
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Castro Limon

El Señor de la X

TIJUANA BC - sábado, 5 de enero de 2019 - Armando Lares.
1917

Cuenta voces 
Por: Armando Lares.

Baja California ha sido marcada por la historia política; como la cuna de las concertacesiones, que no son otra cosa que pactos de poder a cambio de beneficios electorales o impulso a medidas impopulares, es así como en 1989, el PAN asumió el poder, y desde entonces han transcurrido 30 largos años, manteniéndose aun en la silla del ejecutivo estatal.

El libro “Sucesión pactada: la ingeniería política del salinismo”, de la Unidad de Análisis Prospectivo de El Financiero, da cuenta de cómo se dieron una serie de acuerdos, donde la renuncia obligada de gobernadores opuestos al mandatario electo en 1988, fueron dejando el poder, esos acuerdos incluyeron a Baja California. 

En aquella época, a Baja California la gobernaba el Licenciado Xicoténcatl Leyva Mortera, conocido popularmente como Xico, un político de época nacido en Xalapa Veracruz y que su preparación y liderazgo lo llevaron a gobernar el estado 29 de la República. Un hombre reacio y con determinación propia, que decidió jugar las cartas en la interna presidencial de 1988 a favor del poblano Manuel Bartlett, que aspiraba a la más alta magistratura de la nación, en esa contienda el ganador fue el licenciado Carlos Salinas de Gortari, que tan pronto como llego al poder empezó a cobrar factura a quienes decidieron no apoyarlo.

Fue así como Luis Martínez Villicaña fue obligado a renunciar a la gubernatura, que había asumido dos años atrás, se dice que por instrucciones del presidente Carlos Salinas, quien lo removió el 3 de diciembre apenas 48 horas después de iniciar su sexenio presidencial.

Acto seguido, Xicoténcatl Leyva pidió licencia al cargo en 1989, a un año de concluir su mandato, por lo que describió como "resultado de las circunstancias del momento político", atribuyéndosele el haber reconocido el triunfo de Cuauhtémoc Lázaro Cárdenas Solórzano. Un año después se dio la primera concertacesión en México, reconociendo la victoria del PAN y abriendo así la alternancia política en la gubernatura.

El 07 de septiembre de 1989, el gobernador del Estado de México, Mario Ramón Beteta, renuncia “por razones de partido”, y es “designado” Ignacio Pichardo Pagaza para concluir su período. 

El 14 de febrero de 1991, Víctor Manzanilla Schaffer, gobernador de Yucatán, renuncia por “motivos personales y de salud”, lo sustituye Dulce María Sáuri Riancho.

Siguiendo con la dinámica, el 30 de agosto de 1991, Ramón Aguirre Velázquez ganó la elección, pero el PAN alegó fraude, y por “presiones políticas” el priista decidió no tomar posesión como gobernador de Guanajuato.

Con la misma suerte corrió Fausto Zapata Loredo, gobernador de San Luis Potosí, quien tras 21 días de haber asumido la gubernatura, y después de una visita a Los Pinos, fue obligado a renunciar al gobierno del Estado, sucedido de manera provisional por el ex embajador de Chile, Gonzalo Martínez Corbalá.

Hoy a cerca de 30 años, el ultimo gobernador emanado del PRI, muestra fuerza, consolidó un grupo y sabe que puede y lo hace; sigue contribuyendo a la vida democrática en Baja California, atrás quedo aquel capítulo amargo de su renuncia, lejos esta de su paso por Washington como agregado en la Embajada de México.

Xico vuelve por sus fueros, se le ve alegre, da entrevistas, asiste a grupos, recibe a sus amigos, escribe, publicó un libro y recorre el estado saludando a quienes le han sido leales, nadie duda que el ex gobernador es uno de los políticos más intelectuales de Baja California.

Don Xico dice; no tiene rencores, no se apasiona, la vida le ha dado mucho, gobernó Tijuana, también Baja California, y a tres décadas de su paso por la administración pública, sigue consolidándose como un referente político, le sobran amigos, enemigos no tiene, admiradores tal vez.

Manifiesta estar feliz, porque sabe que a Baja California, le vienen buenos tiempos, quiere a su tierra, haría lo que fuera para que al estado le vaya bien, su administración como gobernador reflejó en las páginas de la historia saldos positivos, aunque hay quienes difieran, los números no mienten.

Hoy por hoy, el hombre que cree en la libertad y gusta de la poesía, mira al horizonte, pero nunca hacia atrás, la política lo sigue, sus aliados sienten la seguridad de su respaldo, muchas páginas se han escrito, pero más se seguirán escribiendo de este personaje, Xicoténcatl Leyva, a quien sus amigos cariñosamente llaman Xico y que en el lenguaje político lo refieren como el Señor de la X.

Lararium: Les deseo un feliz y prospero 2019, lleno de salud y éxitos.

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

Historias Anime
Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes 2
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano