Microgubernatura; "Un traje a la medida"
Agencia Fronteriza de Noticias
Evimeria
CNR Television
Reporteros del Barrio
AFN Pol
Empleo Nuevo
Castro Limon

Microgubernatura; "Un traje a la medida"

Tijuana BC - viernes, 2 de noviembre de 2018 - Armando Lare.
1847

Cuenta voces
Por: Armando Lares

columnacuentavoces@gmail.com

TIJUANA BC 2 NOVIEMBRE 2018.- La ambición y la obsesión son como el dinero y el amor, no se pueden ocultar, aunque falten a la verdad esta siempre saldrá a la luz. Esta ocasión nos obliga a comentar sobre el tema de actualidad; el período de duración de la próxima gubernatura, el ambiente genera una incertidumbre que parece no parar.

Como bien es sabido la reforma electoral publicada en octubre de 2014, nos heredó en un artículo transitorio, el octavo, una redacción que sentencia a nuestra sociedad, la lástima y la sacrifica, pues gracias a los pactos cupulares Baja California esta destinada a vivir dos años con un “microgobierno” fue más que una ocurrencia, una barbaridad, un disparate legislativo resultado de los acuerdos por el poder.

Para entender un poco más, remitámonos a inicios de 2014, cuando el ejecutivo federal promulgó una reforma político electoral, que en cuyo anuncio manifestó; “El Pacto por México, es un proceso inédito para hacer política y construir acuerdos entre las tres principales fuerzas políticas del país”, ese pacto lo constituyeron PRI, PAN y PRD, tiene su origen en Ciudad de México y se perfeccionó con la concertacesión de 2013 en Baja California.

La reforma electoral en mención, trajo al escenario nuevos elementos como; la creación del INE, la equidad de género, los gobiernos de coalición, así como la reelección legislativa y de ayuntamientos, además estableció que al menos una elección local debe realizarse el mismo día que una federal, a su vez la reforma trasladó a las entidades federativas la obligación de armonizar la legislación estatal en la materia.

Por ello, en Veracruz en diciembre de 2014 fue aprobada la reforma electoral local, para que en 2016 y por única ocasión se eligiera gobernador y diputados locales, quienes se desempeñarían en ese cargo durante dos años, con el objetivo de empatar los comicios estatales con los federales, la próxima local era en 2016 y la elección federal más cercana era la de 2018, se acotó el período a dos años, previo a eso se crearon dos periodos de cuatro años para los ayuntamientos, para así lograr la doble concurrencia y posteriormente tener elecciones cada tres años, algo simple y sencillamente lógico.

Lo sucedido en Puebla fue muy similar, durante el mes de junio de 2015 se aprobó la reforma electoral, donde se estableció que la siguiente sería una “mini gubernatura”, de un año ocho meses, esto buscando cumplir con la obligación de empatar las elecciones locales con las federales de 2018, por ser las más próximas al igual que lo sucedido en Veracruz, previamente en 2013 se estableció un período de cuatro años y ocho meses, -2013-2018- para ayuntamientos y diputaciones, con la finalidad de solo tener elecciones cada tres años, fue una operación más que lógica.

Donde no hubo nada de lógica fue en Baja California, pues de nuevo apareció ese fantasma del interés personal por encima del común, y es que  solo así se entiende porque en nuestra entidad contrario a las otras, no se busco empatar las locales con la más próxima federal que era la de 2018, pudiera pensarse que fue porque la gubernatura actual concluye hasta 2019, pero el mandato constitucional, no obliga a que sea la elección de gobernador la primera que se empalme.

Por lo que en la reforma de 2014, se debió haber establecido que los ayuntamientos y la legislatura siguientes fueran por dos años, sí, -2016-2018-, de esa manera coincidirían la elección local y la federal de 2018, esto fue propuesto por el Consejo Coordinador Empresarial, ahí se habría dado el empate de elecciones, incluso en esa misma modificación pudieron aprobar que la siguiente gubernatura fuera por cinco años, comprendidos de 2019 a 2024, tal como lo propusieron los ex diputados del PRI, que hoy se oponen.

De esta manera la doble concurrencia hubiera sido inmediata con todas las elecciones federales, lo que significaría que a partir del 2024 solamente habría elecciones cada tres años, eligiendo en las intermedias; diputados locales, federales, y alcaldes, y en la presidencial cada seis años, votaríamos por presidente de la república, senadores, gobernador, alcaldes, diputados federales y locales.  

Pero por alguna extraña razón no sucedió así, puesto que la Legislatura local de esa época, optó por hacer el primer empate hasta el 2021, a diferencia de Puebla y Veracruz que lógicamente hicieron el empate con las elecciones federales más próximas siendo estas las de 2018, cumpliendo así con lo dispuesto en el articulo 116, fracción cuarta, inciso n) constitucional, que establece que las constituciones y las leyes de los estados garantizarán que: “Se verifique, al menos, una elección local en la misma fecha en que tenga lugar alguna de las elecciones federales”.

Sensatamente en Veracruz y Puebla se empataron sus procesos locales con la elección federal más próxima, pero en Baja California no fue así, a lo mejor es una coincidencia que los diputados que implementaron la reforma en 2014, y que pudieron haber establecido ayuntamientos y diputaciones de dos años, eran actores interesados pues aspiraban a ser alcaldes, tan es así, que seis de los legisladores que la aprobaron, fueron candidatos en 2016, siendo ellos; Nereida Fuentes, Laura Torres, Marco Novelo, Gustavo Sánchez, Alcibíades García y Rene Mendívil.

Se dice que en política nada es casualidad, por lo que se podría pensar que prefirieron no empatar las elecciones con las de 2018 y esperarse hasta el 2021, porque no convenía a sus intereses ser alcaldes por solo dos años y de paso para justificarse inventaron y aprobaron una microgubernatura a propuesta del PAN,  misma que causará estragos graves a la entidad. Los reformadores no todos tuvieron éxito, de ellos; tres lograron la victoria, a los restantes la ciudadanía les obsequió en las urnas una estrepitosa derrota.

Cabe mencionar que si hubieran puesto por delante el interés general, hoy la ampliación del período de la gubernatura de dos a cinco años no sería tema. Pero nuevamente el romance bipartidista apareció, utilizando al Congreso como una sastrería donde se hicieron con la reforma; un traje a la medida.

Lararium: Para la comprensión de este contenido se sugiere ingresar a: http://www.congresobc.gob.mx/Parlamentarias/Dictamen/1_REFDESTADO_10JUL14.pdf . Se trata del dictamen donde se reduce el período gubernamental a dos años, al leerlo y analizarlo podrá conocer detalladamente lo que aquí se menciona.

Dato Curioso: En 2014 el PAN fue quien propuso la reducción del período de la gubernatura y en 2018 el PRI salió a defenderla. Nadie sabe para quien trabaja.   

En 2014 el PRI fue quien propuso uno gubernatura de cinco años, en 2018 el PRI salió a atacar la misma propuesta. Véanse; Pág. 35,36,37 y 38 del dictamen.

Extra: En pleno Halloween, se apareció el Diablo y no es metáfora.

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

Tijuana te necesita
Las Pulgas
Neuvoo
AGP Deportes 2
Historias Anime
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano