¿México en bancarrota?
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Facebook AFN

¿México en bancarrota?

Ciudad de México - miércoles, 19 de septiembre de 2018 - JOEL HERNÁNDEZ SANTIAGO.
629

CIUDAD DE MÉXICO 19 DE SEPTIEMBRE 2018 (LA SILLA ROTA).-El 4 de septiembre el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sorprendió a millones cuando dijo que recibía a un país ´con fianzas sanas y orden social´. O sea que Enrique Peña Nieto le entrega un país rechinando de limpio en materia administrativa, de recursos y sin complicaciones políticas y sociales... ´Todo en orden´ dijo AMLO.  

Esa vez, incluso, sus seguidores a ultranza tampoco daban crédito a esa afirmación increíble, pues no tienen duda de que el país está en condiciones críticas, y si se quiere extremas; que el gobierno de Enrique Peña Nieto (PRI) ha sido un verdadero fracaso, que atentó en contra de la inteligencia nacional diciendo que aquí todo está bien y que la administración nacional ha tenido problemas pero que todos éstos fueron derivados ´de la situación mundial´.

Pero además es evidente que el crimen y la violencia en el país están cada día más fortalecidos y que millones de mexicanos viven con el "¡Jesús!" en la boca porque no hay día en el que no se anuncien nuevos homicidios, desaparecidos o que múltiples fosas con cuerpos han sido encontradas por aquí o allá en tanto que la inflación impacta en la economía doméstica y los sueldos están a la baja extrema también, y... mucho más de esto.

Pero AMLO quiere una transición de "terciopelo" y sólo eso puede explicar su afirmación de aquel martes 4 de septiembre en Monterrey.

De finanzas sanas a bancarrota nacional
Pero su dicho pronto desapareció, para dar paso a una nueva visión del país en tan sólo doce días. Así que el domingo 16 de septiembre, en Nayarit, AMLO dijo enfático que cumplirá todas sus promesas de campaña, pero no las demandas (¿?) porque el país está "en bancarrota".  En sólo doce días México pasó de las finanzas sanas a la bancarrota nacional.

Si, la primera declaración puede deberse a sus acuerdos con Peña Nieto para llevar la fiesta en paz. Pero la segunda pega, precisamente, al gobierno de Peña Nieto y en particular al Banco de México al que AMLO acusa de los desajustes financieros de México, por su política económica.

Es grave que el presidente electo diga que el país está en bancarrota, la que es definida por la Real Academia de la Lengua como "Ruina económica" y si es así, debe probarlo con cifras e informar a todos los mexicanos del momento en el que estamos...

Pero, para sus adversarios, este dicho no corresponde a la verdad, aunque ninguno se atreve a negar que el país está en franca crisis económica y financiera, con una deuda internacional extrema y que todo esto ha impactado la vida de la gente de a pie en su poder adquisitivo.

Éstos dicen que lo que AMLO intenta es curarse en salud pues ya ha visto con cifras en la mano que muchas de sus promesas de campaña no serán posibles por falta de recursos nacionales.

Y ponen como ejemplo otros casos en los que ha tenido que recular porque la realidad supera a sus propias expectativas: el aeropuerto en Santa Lucía cuya decisión la trasladó ya a "una consulta pública"; baja del precio de la gasolina a tres años y no inmediato como había prometido. Que Rosario Robles "es chivo expiatorio" cuando había sostenido en su campaña su lucha contra la corrupción. Y más...

No se trata de celebrar errores. Nunca. Sí se trata de que las expectativas que AMLO ha generado en una gran mayoría de mexicanos se cumplan porque por ello votaron por él, y quienes no votaron por él, pero sí votaron en contra del gobierno de Enrique Peña Nieto, encuentren soluciones y no contradicciones.

Lo que él dice ya como presidente electo tiene un peso específico en la política interna e internacional con relación a México.

En todo caso, sus adversarios han advertido que las calificadoras internacionales y los inversionistas internacionales se lo van a pensar bien antes de calificar o invertir en el país. No es para tanto. Las calificadoras tienen sus propias cifras y los inversionistas también. Así que a éstos les queda claro que esta declaración tiene que ver más con su política de gobierno y el cumplimiento o no de sus promesas de campaña y no con la realidad financiera del país que... Lo dicho: sí está en crisis. Esto se ha advertido infinidad de ocasiones por quienes hemos visto el deterioro de las finanzas públicas y de las finanzas domésticas, la corrupción y la mentira, que es a fin de cuentas lo que cala en la sociedad. Sabemos de forma reiterada que los gobiernos panistas de Fox como Calderón también encarrilaron mal al país en lo social y financiero.

Pero fue Enrique Peña Nieto el que deja a una Nación en condiciones de crisis económica, de crisis política, de crisis social: para saber esto no se necesitan dos dedos de frente y sí quedan muchas granas de que todos, como en gesta nacional, busquemos las soluciones.

Mal hace AMLO si quiere gobernar con declaraciones contradictorias y hasta imprudentes. El que haya ganado a un gobierno fracasado como es el de Peña Nieto no lo hace ser omnipotente.

Y si se equivoca habrá de reconocerlo, para retomar el camino. De otra forma él mismo daña a su futuro gobierno y él mismo propicia que muchos se pudieran sentir engañados, lo cual sería una tragedia para las expectativas de millones de mexicanos que sí, que queremos un cambio hacia la solución social, hacia la igualdad social, hacia la justicia y el todo cumplido para todos. ¿Será?

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

Deja tu comentario

Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano