Enfoques energéticos divergentes
Agencia Fronteriza de Noticias
Cespt
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Facebook AFN 15 Mayo 2020

Enfoques energéticos divergentes

México - martes, 20 de marzo de 2018 - ALICIA FUENTES.
1027

MÉXICO 20 DE MARZO 2018 (La Silla Rota).-El año pasado, cuando Donald Trump acuñó el término "dominio de la energía" para su política energética, incomodó a propios y extraños al sector. Sin embargo, el informe de 2018 de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) muestra que Estados Unidos podría tener la capacidad para cubrir el 80% de la demanda mundial de petróleo en los próximos tres años. Hasta 2015, Estados Unidos no exportaba petróleo crudo por ley, pero los avances tecnológicos y una frágil recuperación de los precios del petróleo, han influido para que las compañías de petróleo de esquisto aceleren su producción. Se espera que la producción de crudo de Estados Unidos alcance un récord de 17 millones de barriles por día (mdb/d) en 2023.

Un acierto para Trump

Por supuesto, esta noticia fue recibida con jubilo en la Casa Blanca que no tardó en anunciarlo, pues en principio representa un acierto para Donald Trump en su estrategia del "dominio de la energía", en la que supuestamente su administración y los empresarios del sector irían de la mano. Sin embargo, la distancia entre la postura de Trump y los líderes de la industria energética salió a la luz a principios de marzo, durante la conferencia CERAWeek, que constituye uno de los principales foros internacionales en el ramo energético.

Tanto autoridades como empresarios de la energía congregados en la CERAWeek concuerdan con que el sistema energético está en un proceso de transición que responde a la amenaza del cambio climático, por lo que debe abandonarse la quema de combustibles fósiles que tanto promueve Trump, y dar paso a un sistema de energías renovables para reducir las emisiones de carbono de la atmósfera.

La división entre la administración Trump y los líderes energéticos fue notoria con las posturas del Secretario de Energía, Rick Perry, y el CEO de Shell, Ben Van Beurden. Mientras el Secretario de Energía estadounidense promocionaba la revolución energética de Estados Unidos, basada en la sobreexplotación de petróleo de esquisto, el CEO de Shell pedía hacer frente al cambio climático, dando como ejemplo la forma en cómo Shell planea sumarse a la transición energética.

Los elogios del Secretario del Interior estadounidense, Ryan Zinke, a la estrategia de dominio de la energía y al proceso desregulador energético de la administración Trump, fueron objeto de observaciones. Por ejemplo, el propio titular de la AIE, Fatih Birol, refiriéndose al término "dominio de la energía estadounidense", destacó que "ninguna nación es una isla" con respecto al suministro de energía y que Trump no debe confundir el papel de mayor productor de petróleo con el de mayor exportador, ya que en un futuro previsible, Estados Unidos continuará importando petróleo.

Justo la CERAWeek coincidió con la confirmación de los nuevos aranceles al acero y al aluminio de Estados Unidos, por lo que los mensajes de oposición de las empresas estadounidenses de ductos, de gas natural licuado y de petroquímica que utilizan acero no producido en Estados Unidos, llegaron tarde a Trump, quien ya exhortó a solicitar excepciones a las importaciones de acero y aluminio. Este hecho es el primer parche a la política proteccionista de Trump, dadas las incongruencias entre sus políticas energética y comercial al interior de Estados Unidos.

Sin duda, la preocupación más grande es el cambio climático, pues constituye el mayor desafío del sector energético:

El problema no es la energía, sino las emisiones. La energía es buena y necesaria

Señaló el Director de la AIE, institución que prevé que para 2023 la capacidad mundial de producción de petróleo crecerá a 107 mdb/d, mientras la demanda de petróleo aumentará a 104.7 mdb/d.

China, India y el petróleo

Si bien el consumo del petróleo se está orientado hacia China e India, que rápidamente reemplazarán a Estados Unidos como los principales importadores de petróleo, aún no se vislumbra un pico en la demanda, pero sí se pronostica una desaceleración de 1 mdb/d para 2023, en gran parte porque China está implementando políticas para frenar la contaminación atmosférica e impulsando la utilización de autobuses eléctricos y de gas natural licuado para el transporte de pasajeros.

Paradójicamente, pese a las incongruentes políticas energética y comercial de Trump, las normas de ahorro de combustible para los automóviles de pasajeros en Estados Unidos se están abriendo paso para frenar el consumo de gasolina, por lo que la demanda de combustibles fósiles se quedará en el sector petroquímico.

Sin duda, estamos en el punto crítico en el que la aplicación de políticas energéticas nacionales y/o internacionales más estrictas que frenen las transformaciones climáticas sin detener el desarrollo, se torna más difícil. Pero este punto crítico se vuelve aún más complicado cuando los dirigentes de la economía más grande tienen un enfoque en materia energética divergente al resto del mundo, y se niegan o son incapaces para entender la urgencia de transitar a un sistema –interconectado– de producción de energía baja en carbono.

Sin dejar de mencionar a nuestro país, las cifras de la AIE muestran que la producción anual de petróleo en México ha caído, 149.89 Mtoe en 2013; 144.82 Mtoe en 2014; y 130.95 Mtoe en 2015. Esto significa que la Reforma Energética impulsada desde 2013, si bien aún en gestación, no muestra la recuperación que se había prometido. El compromiso de la Reforma Energética con el cambio climático está por verse, la congruencia entre las políticas energética y la ambiental quedarán en manos de la administración venidera. No hay que perder de vista que en México el petróleo como energético está cediendo lugar al gas natural y la generación de energía limpia, principalmente la hidroeléctrica y nuclear, representa solo una quinta parte del total; en términos de energía eólica y solar, México tiene una capacidad instalada incipiente en comparación con el enorme potencial con el que cuenta.

Falta mucho por hacer, esperemos que la siguiente administración en México esté consiente de la necesidades y la realidad del país en materias energética y ambiental, y no caiga en contradicciones como el señor del Twitter.

@alifur1 

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

Misas
Tijuana te necesita
IBERO Notas
Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes 2
Garage Photo Studio
Historias Anime
Controlador
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano