¿Señora Presidenta?
Agencia Fronteriza de Noticias
Evimeria
Telcel 11 Mayo 2020
Empleo Nuevo
Castro Limon

¿Señora Presidenta?

México - jueves, 8 de marzo de 2018 - La Silla Rota.
1179

MÉXICO 8 DE MARZO 2018 (La Silla Rota).-Los datos duros más recientes sobre la equidad y la igualdad de género no son halagadores. En México parece que estamos estancados y que en algunos rubros se registran preocupantes retrocesos.

Perder la masculinidad

El poder y su simbolismo se resisten a perder la masculinidad.

En el marco del Día Internacional de la Mujer se sigue reconociendo que el problema de la inequidad de género es, por donde se vea, un problema de poder. El proceso de empoderamiento de las mujeres iniciado hace décadas parece no tener una luz de esperanza al final del túnel.

Las demandas para este 2018 se mantienen inalterables:

Debemos comprometernos a hacer todo lo posible para superar los prejuicios arraigados, apoyar la participación y el activismo y promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer. — António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas
Y se sigue diciendo que el camino por recorrer es largo.

¿Hasta cuándo habrá un verdadero cambio?

Por lo visto, no será pronto. El problema persiste en prácticamente todos los espacios de la agenda política, económica y social de nuestro país. La carrera dentro de los partidos mantiene obstáculos de distinta índole porque la mayoría de las mujeres son más cuestionadas, enfrentan mayores presiones y su permanencia en los cargos de responsabilidad suelen ser menos duraderos que los que asumen los hombres.

La cultura política predominante, los mensajes que transmiten a diario un número importante de medios de comunicación y las resistencias de gobiernos y partidos a hacer de la equidad de género un verdadero derecho, dificultan que la ciudadanía evalúe por igual a los personajes políticos —sin importar si son hombres o mujeres— exclusivamente por sus capacidades, cualidades y méritos.

A pesar del derecho a la paridad de género establecido en la legislación electoral, las mujeres siguen estando subrepresentadas en el ejercicio del verdadero poder político. Para muchos especialistas resulta fácil recordar cuántas candidatas a la Presidencia de la República hemos tenido desde que Rosario Ibarra de Piedra contendió en 1982 por el Partido Revolucionario de los trabajadores.

5 han pasado a la historia

La sexta sería Margarita Zavala. Sin embargo, por las circunstancias en las que se vio envuelta dentro del que era su partido, el PAN, tratará de conquistar las preferencias del electorado desde el espacio independiente. De mantener las tendencias que se han registrado hasta hoy, sus posibilidades de triunfo parecen lejanas.

Marichuy Patricio tendrá que seguir su lucha social por otra vía.

En la disputa por las gubernaturas, presidencias municipales y alcaldías en la capital del país, tampoco habrá buenos resultados para las mujeres. La CDMX será uno de los pocos lugares que será gobernado por una mujer. Por fortuna, la desventaja no será tan pronunciada en el Congreso, aunque tampoco habrá razones para festejar.

En el mundo, el retroceso también es evidente. De acuerdo con las previsiones de especialistas, a partir de marzo ninguna mujer en América Latina será jefa de Estado. El fin del mandato de Michelle Bachelet será un nuevo punto de inflexión en la historia política moderna de las mujeres.

Así las cosas, en México no hay más que esperar otros seis años, por lo menos.

La oportunidad de tener una Señora Presidenta sería fundamental para dotar de mayor poder a las mujeres que aún se encuentran en condiciones de desventaja. También ayudaría, y mucho, para prepararnos como sociedad para el verdadero ejercicio igualitario del poder y el reconocimiento como pares en todos los ámbitos de la vida cotidiana.

Misas
Tijuana te necesita
IBERO Notas
Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes 2
Garage Photo Studio
Historias Anime
Controlador
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano