El homicidio culposo en la Ciudad de México
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Castro Limon

El homicidio culposo en la Ciudad de México

MÉXICO - jueves, 23 de noviembre de 2017 - Jorge A. Lumbreras Castro.
1095

MÉXICO 23 NOVIEMBRE 2017 .- El Código Penal para el Distrito Federal en su artículo 123 establece, como tipo básico del delito de homicidio, el que priva de la vida a otro. El homicidio puede ser doloso o culposo. El homicidio es doloso cuando el agresor priva de la vida a una persona con la intención de causar ese resultado; por el contrario, en el homicidio culposo no se tiene la intención de quitar la vida; en este caso el daño (la muerte), es el resultado de alguna imprevisión, negligencia o descuido.

En la Ciudad de México analizar el homicidio culposo es referirse básicamente a accidentes de tránsito porque el 93 por ciento obedece a esta causa, el 7.2 por ciento es por impericia en el manejo de armas de fuego y otras situaciones. En el año 2016 se registraron 1.9 homicidios culposos en promedio por día, para 2017, en el lapso que va de enero a agosto, fue de 2.1, es decir, un crecimiento de 0.2 homicidios culposos por día. Sin embargo la CDMX está en el lugar 23 de 32 entidades del país, donde la mayor incidencia es precisamente 32; de ese modo se mantiene abajo del promedio nacional.

Los homicidios culposos se consideran evitables cuando obedecen a factores como manejar a exceso de velocidad o atender el celular cuando se conduce. Si bien es cierto que no existe el propósito de dañar o lastimar a la víctima, el resultado es jurídicamente diferente, pero igual en condición de pérdida de la vida; por ello es que conviene señalar cuáles son los factores centrales que llevan a la comisión de este delito, a saber: accidentes de tránsito vehicular; conducir bajo influjos del alcohol; conducir a altas velocidades; hablar por teléfono al manejar, e impericia en manejo de armas de fuego. En la CDMX se trabaja para disminuir estos eventos con programas preventivos como es el caso de "Conduce sin Alcohol". En 11 de las 32 entidades se incrementó este delito. La CDMX registró casi cuatro veces menos homicidios culposos que la entidad del país con el mayor índice que fue de 27.6 por cada 100 mil habitantes, y en la CDMX 6.6 (enero – septiembre de 2017).  

Es relevante señalar que los días que se comenten el mayor número de homicidios culposos son los sábados con el 15.68 por ciento y los domingos con el 19.37  por ciento; esto es, más del 35 por ciento de los homicidios culposos ocurren en fin de semana; y el horario en que se registra la mayor incidencia es entre las doce la noche y las ocho de la mañana con un 37.1 por ciento.

Durante el año 2017 en la Ciudad de México se realizaron diferentes acciones institucionales para perseguir este delito, asegurar la reparación del daño a las víctimas y evitar la impunidad; en los hechos se detuvo a 121 personas, se consignó y vinculó a proceso penal a 63 y se logró presentar casos y medios de prueba que llevaron a 29 sentencias condenatorias.

En evidencia, cumplir el Reglamento de Tránsito, mantener en buenas condiciones los vehículos y la aplicación del Programa "Conduce sin Alcohol"(Alcoholímetro), son algunos de los medios que mejor permiten prevenir este delito y con ello la pérdida de vidas por diferentes formas de negligencia. En diversos estados de nuestro país las muertes violentas en los jóvenes están asociadas con conducir de madrugada bajo los efectos del alcohol o de otras drogas, del mismo modo, es sustancial evitar la presencia de armas de fuego en caso sin licencia y sin el adiestramiento y equipamiento de seguridad necesarios para tenerlas.

Por décadas se generó una representación del esparcimiento y la diversión asociada a conducir bajo el influjo del alcohol a altas velocidades, en su origen fue una construcción o representación distorsionada de lo masculino que asoció riesgo, temeridad, competencia y consumo de alcohol y sustancias con la afirmación personal, el resultado fue el mismo en la mayoría de las ciudades de nuestro país: una causa de muerte en los jóvenes han sido los accidentes de tránsito, que además generan la pérdida de vidas de otros automovilistas y peatones.

A estos patrones en la actualidad se suma el uso del teléfono celular que algunos estudios ya colocan como la primera causa de accidentes de tránsito. Por ejemplo, el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (CONAPRA) hizo una investigación en la Ciudad de México en el año 2017, que aportó lo siguiente: 1) El 40 por ciento de la población utiliza un celular mientras conduce: hablan por teléfono celular, utilizan el teléfono y manipulan el "manos libres"; 2) Observar la pantalla de un dispositivo móvil para contestar una llamada o leer un mensaje es una distracción que incrementa la posibilidad de un accidente; 3) Se observa que puede aumentar el riesgo de sufrir un accidente hasta cuatro veces cuando se está en una llamada telefónica y hasta 23 veces cuando se está manipulando un teléfono celular. Por su parte, la Coordinación Nacional de Prevención de Accidentes de la Cruz Roja Mexicana, asentó: "un factor que incrementa los accidentes y la mortalidad es distraerse mientras se conduce y el principal factor es el celular".

El Informe sobre la Situación de la Seguridad Vial en México señala que por accidentes viales o de tránsito en 2016 se reportaron 16 mil 39 defunciones, empero no todas las víctimas fueron automovilistas, en realidad el 68.3 por ciento de todas las defunciones fueron peatones, motociclistas y ciclistas.

Historias Anime
Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes 2
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano