Palco de Prensa
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Facebook AFN

Palco de Prensa

TIJUANA, BC - martes, 1 de febrero de 2011 - Gilberto LAVENANT .
1312

 

El Rector ilegítimo. 
Por: Gilberto LAVENANT 
gil_lavenant@hotmail.com 
Por fin, la Universidad Autónoma de Baja California, ya cuenta con Rector. 
 
Un Rector, surgido de un proceso tramposo, amañado, desaseado, basado en una normatividad rabona y de paso en el abuso del tráfico de influencias, exceso de cinismo y por ende ausencia de verguenza, de falta de rubores, sin un ápice de ética y obviamente desbordante de deshonestidad y en consecuencia ilegítimo. 
 
Al grito de ¡viva la autonomía universitaria! y bajo el argumento vergonzante de que “el fin, justifica los medios”, este proceso fue como las peleas de “todo se vale”, lleno de marrullerías. 
 
Quizás, otro elemento a su favor, sería argumentar que si el Presidente de la República, Felipe Calderón, es ilegítimo ¿por qué no tener un Rector ilegítimo ? 
 
Para quienes tengan dudas o no tengan claro esto de la legitimidad, cabe decirles que es un concepto básico, en el ámbito del derecho, que indica que una persona esta legitimada para ser parte en un asunto, porque efectivamente tiene un derecho básico, acreditable, legal. 
 
La legitimidad se pierde, o no se logra, cuando el interesado presuntamente basa su legitimidad en interpretaciones amañadas, en actos deshonestos, que no toleraría a sus contrincantes o en actitudes de dudosa calidad o evidente cinismo. 
 
Felipe Calderón llegó a la Presidencia de la República, y hoy se conoce el cúmulo de mañas y trampas utilizadas para ello. 
 
Legalmente es Presidente de México, pero llegó al cargo, carente de legitimidad. 
 
Lo dijo y continua diciendo “el peje”, Andrés Manuel López Obrador, cuando a unos pasos de llegar a la Presidencia, feamente le “jalaron el tapete” y le hicieron caer estrepitosamente, cuando ya sentía que portaba la Banda Presidencial, 
La ilegitimidad, no permite al ilegítimo, tener la autoridad moral suficiente y requerida para cumplir con las funciones del cargo, a plenitud. 
 
Al ilegítimo se le ve, se le escucha, se le respeta, e incluso se acatan sus disposiciones, pero en voz baja se advierte que es prácticamente un usurpador. 
 
Los llamados a la unidad, a la institucionalidad, a la civilidad, no tienen eco, cuando los hace un ilegítimo. 
 
Por cierto, ¿El que se llame Felipe, el Rector ilegítimo, igual que el Presidente ilegítimo, será solo una más de las coincidencias, entre ambos personajes ? 
 
Otro punto referente es el de que al ilegítimo no se le puede tener confianza. Si fue capaz de recurir a trampas y a procesos amañados, ¿Qué no será capaz de hacer con una institución tan importante y su presupuesto de 2,710 millones de pesos ? 
 
Los detalles del cuestionado proceso para su designación, fueron descarados. 
 
Se inscribe como candidato a la Rectoría, sin renunciar a la Secretaría General, uno de los cargos más importantes en la estructura universitaria, el principal, en materia administrativa.
 
Luego, siendo Secretario General y candidato a Rector, asume el papel de Encargado de la Rectoría, y se excede en sus funciones, actuando como Rector definitivo, designa a funcionarios universitarios, sin estar facultado para ello, desde donde ejerce el poder y sus influencias, para inclinar a su favor a la comunidad universitaria, tratando precisamente de darle visos de legalidad a sus actos. 
 
Convoca en forma sospechosa y apresurada al Consejo Universitario, para elegir a Edna Luna Serrano, como sucesora de Leonel Cota Araiza, como integrante de la Junta de Gobierno, pese a que un Juez Federal había decretado suspensión provisional para evitar tales actos. 
 
Sus compas, los del G6, celebran reunión de la Junta de Gobierno, de manera ilegal, en tanto que necesitaban de 7 de sus integrantes para ello, en la misma agregan a la sustituta, Edna Luna, y ya siendo 7, o sea teniendo la mayoría legal requerida, designan al nuevo presidente de dicho órgano de gobierno y entonces, designan Rector definitivo a Felipillo. 
 
¿ Cómo evitar decir que es Rector ilegítimo ? 
 
Este capítulo de la historia de la Universidad Autónoma de Baja California, no puede cerrarse y quedará marcado como una página negra, llena de deshonestidad y falta de ética.
 
Pobre universidad, que siendo pública, en la práctica, opera como privada. 
 
Pobre universidad, con tan alta excelencia académica, y con autoridades ilegítimas, que le harán ver mal ante todo mundo. 
 
Hoy más que nunca, hay que observarlo, permanentemente. 
 
Es un compromiso ineludible. Le duela a quien le duela. 
 
gil_lavenant@hotmail.com 
 
Historias Anime
Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes 2
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano