Conciencia ambiental
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Castro Limon

Conciencia ambiental

TIJUANA BC - martes, 4 de julio de 2017 - Jesús Frausto Ortega.
795

Desde la frontera
Por: Jesús Frausto Ortega

La conciencia ambiental debe ser una actividad prioritaria para la población. En el terreno de los residuos electrónicos no debe ser la excepción. Sobre todo porque la generación de esos desechos aumenta cada vez más de manera muy importante y con ello el problema de la contaminación ambiental. En gran medida, debido a que la sociedad tiene un mayor acceso a aparatos eléctricos y electrónicos cada vez más baratos y a un menor tiempo en su recambio por los avances tecnológicos en su producción. 

En México, de acuerdo con el INEGI, cada año se generan 941,700 toneladas de residuos electrónicos, producción que ha crecido más de tres veces en 7 años (en http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/06/02/se-triplico-en-el-pais-la-basura-electronica-y-de-electrodomesticos-7870.html). Además, en 2014 se generaban en el país 8.2 kilogramos de residuos por habitante, según el estudio E-Waste en América Latina de la Universidad de las Naciones Unidas (en http://www.residuoselectronicos.net/wp-content/uploads/2015/12/gsma-unu-ewaste2015-spa.pdf). 

En ese sentido, su manejo inadecuado contribuye a perpetuar ese problema y -como se señaló- a la contaminación ambiental. Y es que en este país sólo se recicla el 10% de la los residuos electrónicos que se generan y el resto va a dar a la basura o está almacenada en los hogares de las personas. Así, tarde o temprano va a dar a los arroyos, a los basureros, a las calles o, en el mejor de los casos, a los rellenos sanitarios. Problema que se agrava ya que contienen sustancias tóxicas como el plomo, mercurio, cadmio, entre otras. 

Contaminación del agua, el suelo o el aire por ese tipo de sustancias es el riesgo del manejo inapropiado de los residuos electrónicos. O problemas de salud. Por ejemplo, los llamados recicladores informales que disponen de los aparatos eléctricos y electrónicos para obtener material que pueden vender como el cobre, el aluminio, el oro u otro metal, generalmente manipulan de manera inapropiada los residuos, exponiéndose a las sustancias señaladas y con ello a posibles daños en la piel u otro tipo de problemas; y el resto del material por lo regular lo desechan en la basura.

En ese sentido, el conocimiento sobre las características de los residuos electrónicos que generamos, así como de las consecuencias ambientales y en la salud por su disposición inadecuada, debe ayudar a que la población genere una conciencia ambiental sobre la importancia de manejar y disponer de manera apropiada ese tipo de desechos. 

De ahí la importancia de las campañas de comunicación e información para la población en la materia, así como de los programas de acopio y reciclaje de los residuos. Ante la falta, por lo general, de este tipo de instrumentos en el país, las experiencias locales que existen en la materia deben conservarse y mejorarse. En Nuevo Laredo tenemos ya 7 años de experiencia en el acopio de electrónicos, experiencia que debe ser aprovechada para hacer de este un programa cada vez mejor, en beneficio del medio ambiente en la ciudad y de su población.

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

Historias Anime
Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes 2
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano