Qué le pasa a Estados Unidos?...es ironía
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Facebook AFN

Qué le pasa a Estados Unidos?...es ironía

Tijuana BC - viernes, 16 de junio de 2017 - Marco Antonio Samaniego López.
962

Dr. Marco Antonio Samaniego López *

TIJUANA BC 16 JUNIO DE 2017.- Los acontecimientos de los últimos días  han planteado esta pregunta en numerosos medios de comunicación, sobre todo en Estados Unidos, pero también en nuestro país. La violencia ha crecido o en su caso, llegado a los medios de manera más rápida en función de que los agredidos son miembros del congreso y en este caso, del partido republicano, que goza de una mayoría tanto en la cámara de representantes como en el Senado. 

La pregunta es si el lenguaje de odio generado por Trump es parte de las razones por las que se han presentado actos que conmueven a todas las esferas de la sociedad. Nosotros partimos de la idea de que es efectivamente una de las razones.  Invitar a golpear personas que piensan diferente a él se volvió parte de su campaña a la presidencia. Se burló  de numerosas personas, incluidos discapacitados. 

En seguimiento a personajes como Ann Coulter, llamó a la América blanca, insultó una y otro vez a varios países, dijo que los mexicanos éramos violadores y amenazó a numerosos países de modificar las relaciones, aunque nunca explicó cómo ni para qué. Los seguidores de  la idea de la supremacía blanca tomaron las calles y numerosos videos de las redes sociales presentaron desde antes de la toma de poder que las diferencias, lejos de disminuir, se incrementaron. 

En el canal de noticias de FOX,  la línea editorial de ayer era muy clara: la izquierda estadounidense ha generado el desconcierto. Bernie Sanders fue señalado como el culpable de las acciones violentas y el lenguaje utilizado por lo que ellos llaman ¨liberales¨, ha generado la tensión que provoca  la violencia. A pesar de que los conductores  mostraron solidaridad con lo afirmado por los representes en el congreso, en realidad le echaron leña al fuego al indicar que los demócratas eran hipócritas porque su crítica al presidente causaba las malas ideas como las de James T. Hodgkinson. 

Sin embargo, revisé las noticias en México. Cuatro muertos en Laredo, otros tantos en Tijuana. Guerrero suma a su larga lista de cadáveres encontrados en fosas. Una niña de 11 años violada y asesinada. El asesino, hoy se  suicidó en la prisión. Al verificar lo sucedido el martes, el escenario era peor. 

Si el lenguaje de odio es un factor, ¿por qué en México no se analiza la producción de ese lenguaje con las consecuencias que  vemos todos los días?  ¿Porque al presentarse las noticas de Tijuana, como las de hoy, no se observan como el problema que representan? Si el conflicto entre demócratas y republicanos genera esas tensiones y efectos, ¿acaso el lenguaje de los personajes de la política mexicana ayudan a mejorar las condiciones de la sociedad? ¿O forman parte de las tensiones que lejos de resolverse, parecen incrementarse con escenarios de violencia que han superado  las cifras de lo que parecía  insuperable, como fue el sexenio de Felipe Calderón? 

Si sumamos los muertos, las fosas y los desaparecidos, y los unimos a los lenguajes de odio, Trump queda en  un papel de santo. Las tensiones en nuestro país son mayores y la cantidad de preguntas y temas sin resolver se incrementan. La diferencia no radica en que las armas circulen como sucede en  los dos países, allá sustentados en la segunda enmienda, acá, sin permiso formal, pero con una circulación que supera la posibilidad de detener  la actividad delincuencial que  posibilitan. 

El lenguaje del poder no genera la confianza que debería. No existe la  congruencia entre la presencia del Estado  y la estabilidad social que deben ofrecer.   Una semana más y otro gobernador en la cárcel. Uno más que nos  muestra que el sistema político tiene profundas carencias.   Roberto Borge se torna un personaje de la larga lista.  ¿Y el remedio? El PRI lo expulsó de su sagrada y financiada membresía.  El argumento: los desprestigia. Y entonces ¿para que seleccionan candidatos? ¿Para luego expulsarlos, luego de sus fantásticas actuaciones? ¿ Y para eso reciben dinero de todos los mexicanos?    

¿Qué le pasa a Estados Unidos? …por supuesto, es una ironía. 

* Marco Antonio Samaniego López.  Doctor en historia por el Colegio de México.

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

Historias Anime
Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes 2
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano