Mejores pueblos que sus gobiernos
Agencia Fronteriza de Noticias
Evimeria
Telcel 10 Junio 2020
Empleo Nuevo
Facebook AFN 15 Mayo 2020

Mejores pueblos que sus gobiernos

Tijuana BC - viernes, 19 de mayo de 2017 - Marco Antonio Samaniego López.
1143

Dr. Marco Antonio Samaniego López *

TIJUANA BC 19 MAYO DE 2017.- La debilidad de los estados nación se hace evidente para el caso de México y Estados Unidos. Los asesinatos de periodistas, de luchadores por los derechos humanos  y de personas de quienes ni siquiera conocemos sus nombres y son localizados en fosas en varios estados del país, ubican una condición de peligro para diversos observadores sobre la condición en que vivimos. 

Los asesinatos tocan las fibras de todos en razón de su cantidad y de la debilidad de un Estado que no convence en su capacidad de acción. Los casos más recientes como el escritor y periodista Javier Valdez o  la activista Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez,  colocan  otra vez a nuestro país en los peores sitios de inseguridad.  El simple hecho de ser comparados con Siria, con una guerra declarada, muestra que los  proyectos de futuro tienen que tener bases más sólidas en el corto plazo.  

Los Estados Unidos, sobre todo en estos días turbulentos, por razones distintas, muestran un Estado debilitado, cansado de tanto escándalo un día sí y otro también. Guerra de declaraciones sobre las posibles incursiones de inteligencia rusa, manifestaciones sobre el poderío militar comprometido y la amenaza latente de acciones  del gobierno totalitario de Corea del Norte. Todas las amenazas lanzadas como candidato por Donald J. Trump  se revierten en su contra al grado que hoy se coloca en el papel de víctima. El llamado convencionalmente ¨hombre más poderoso del mundo¨ dice estar sujeto a  una cacería de brujas. Dice, que a nadie lo habían tratado tan mal. Evidentemente, nadie había insultado a tantos en tan poco tiempo como él. 

Los próximos meses no van a mejorar en ninguno de los dos lados. Es probable que sean de volatilidad en todos los sentidos: financiera, política, social, en el ámbito de las relaciones internacionales. La inseguridad con el tema del impeachment  da pocas esperanzas a los republicanos de que su agenda conservadora llegué a feliz término. Los no a las propuestas serán frecuentes y los demócratas tienen sus ojos puestos en que pocas cosas funciones hasta finales del 2018, cuando se realicen  las elecciones intermedias y cambien, en su caso, las relaciones al interior de las cámaras. 

En nuestro caso, las campañas presidenciales que ya se cocinan y que tienen como escenario central la elección del estado de México, generarán  más espectáculo que propuestas. Políticos que piensan más en su futuro que en desempeñar  el cargo que tienen van a sobrar. Ya se han empezado a mover con sonrisas, fotos, apoyos a las madres, fundaciones y todo tipo de organismos  que permiten mostrar  que las actividades van en función de públicos inmediatistas. 

En este escenario, las condiciones de inseguridad pueden convertirse en un factor definitivo para condicionar el voto. Pero también, donde los pueblos tienen que ser mejor que sus gobiernos. En los dos lados, las tensiones van a aumentar  porque lo realizado   abona poco a la estabilidad. Incluso, para generar consenso, Trump puede declararle la guerra a algún país, en función de lo que en Estados Unidos se considera como una acción que le da  estabilidad al interior. Acá, con las prisas de las elecciones de 2018, con el escenario de las negociaciones del Acuerdo de Libre Comercio,  los meses van a transcurrir en tensión  con escenarios de los posibles nuevos arreglos comerciales. 

Quien esto escribe, confía en que el pueblo sepa accionar mejor que sus gobiernos. Es  posible que en Estados Unidos se den cuenta lo que significa un personaje televisivo con poder  y  con ideas de un nacionalismo limitado. En nuestro lado, que la construcción de la democracia no  sigue el mejor de los caminos. Pocas veces en los dos países se había presentado una coyuntura de debilidad de los Estados en esta condición. En México, desde septiembre de 2014 el gobierno no encuentra rumbo, allá, parece que el 20 de enero de 2017, inició un  proceso que pone en jaque su estabilidad. El problema es que el poderío militar está en manos de un personaje que no sabe en la que se metió, como el mismo lo dijo.

* Marco Antonio Samaniego López.  Doctor en historia por el Colegio de México.

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

Misas
Tijuana te necesita
IBERO Notas
Las Pulgas
Pesquisa
Neuvoo
AGP Deportes 2
Garage Photo Studio
Historias Anime
Controlador
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano