Palco de Prensa
Agencia Fronteriza de Noticias
Evimeria
CNR Television

Palco de Prensa

TIJUANA, BC - lunes, 4 de julio de 2011 - Gilberto LAVENANT.
1135

Ganó Peña Nieto

Contra todos los pronósticos de los que abrigaban la esperanza de que los resultados electorales de los comicios de ayer domingo, fuesen adversos al PRI y `por lo tanto contrarios a los intereses del cuasicandidato priísta a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, el priísmo se alzó triunfador en el Estado de México, Coahuila y Nayarit, en donde se eligió gobernadores,

Dicho en pocas palabras, ganó Peña Nieto, y este se perfila como el casi inminente candidato priísta a la Presidencia de la República en los comicios del 2012 y con quien el PRI podría retornar a Los Pinos.

El interés de muchos estuvo centrado en los que podrían ser los resultados de los comicios del Estado de México, gobernado aún por Peña Nieto y en donde muchos torcían los dedos, haciendo “changuitos”, para que Eruviel Avila, el candidato del PRI, fuese derrotado. Y con ello, que tropezara el propio Peña Nieto.

Pero los resultados no solo favorecieron a los priístas en el Estado de México, sino también en Coahuila y en Nayarit. Ayer, desde las 5:00 de la tarde, hora de Tijuana, medios de comunicación capitalinos empezaron a dar resultados estimados, conforme a encuestas de salida.

En el Estado de México, se daba un 64 % para el PRI, con Eruviel Avila; un 23 % para el PRD, con Alejandro Encinas y un 13 % para el PAN, con Felipe Bravo Mena. Atrás quedaron las bravatas, las descalificaciones y las elucubraciones. Los resultados fueron acordes a las encuestas que se aplicaron desde las precampañas.

En el Estado de Coahuila, le dieron un 65 % de la votación al PRI, un 33 % al PAN y un 1 % al PRD.

En Nayarit, el PRI obtuvo el 48 % de la votación, el PAN erl 38 % y el PRD apenas el 11 %.

Aún no se conocen las cifras oficiales, pero es más que evidente el inminente retorno del PRI a Los Pinos en el 2012, la irremediable salida del PAN y las pocas posibilidades del PRD para superar la posición que alcanzó en el 2006, cuando Andrés Manuel López Obrador contendió contra Felipe Calderón.

Los resultados de los comicios de ayer, se decía, eran básicos para determinar el futuro de muchos políticos mexicanos. No cabe duda que los priístas, van “viento en popa”.

De nada ha servido tratar de advertir temores ante el posible retorno del PRI a la Presidencia de México. Está visto que dos sexenios fueron más que suficientes para que los mexicanos se decepcionaran de los panistas. Dos Presidentes frívolos, insensibles. Quizás aquí aplicaría aquello de que “más vale malo por conocido, que bueno por conocer”. Las promesas de cambio de los panistas, nunca se hicieron realidad y por el contrario, superaron a los priístas en corrupción, maquinaciones e ineficiencias.

Los perredistas, por su parte, se quedarán bailando con Andrés Manuel y su “morena”. Con un discurso más moderado, pero que no ha sido del todo convincente. Todo indica que los electores están preocupados y temerosos, no tanto por el “peje”, sino por quienes podrían cobijarse bajo su sombra, como el “señor de los anillos” y tantos otros más. Los perredistas, en varias partes del país, han incurrido en excesos y desviaciones, que tanto critican.

Para Andrés Manuel, la posibilidad del triunfo de Alejandro Encinas, en  el Estado de México, le daba esperanzas de recuperar terreno para los comicios del 2012. El 23 % del perredista, frente al 64 % del priísta, ubica muy lejos al PRD de las preferencias electorales, al menos entre los mexiquenses, para pensar en posibles triunfos el próximo año.

Pero para que los priístas puedan cantar victoria, deben esperar el resto de los resultados. Los que indicarán el número de diputaciones y alcaldías, ganadas o perdidas, por ejemplo. Pues en muchas ocasiones, cuando el triunfo no es completo, se generan incomodidades.

Lo interesante es que pese a la inseguridad en el país, las elecciones del Estado de México, Coahuila y Nayarit, e incluso Hidalgo, se llevaron a cabo sin incidentes graves, salvo las acusaciones mútuas y descalificaciones recíprocas de los actores políticos en cada entidad.

Este era el tramo que faltaba cubrir, para trazar las perspectivas hacia los comicios del 2012. Los triunfadores, deberán serenarse, no perder las proporciones y sentarse a programar acciones futuras. Con mayor razón los que perdieron. En días pasados, la panista aspirante a contender por la Presidencia de la República, Josefina Vázquez Mota, decía que quienes aventajan en las encuestas, no siempre triunfan en los comicios. En esta ocasión se equivocó rotundamente.

Por cierto, chepina también aseveró, temeraria o ingenuamente, que si ella era postulada por el PAN como su candidata a la Presidencia de México, estaba segura de que derrotaría al priísta Enrique Peña Nieto.

Para los priístas del Estado de Máxico, Coahuila, Nayarit e Hidalgo, los comicios de ayer fueron “pan comido”. Falta ver si el “peje” desplaza a Ebrard y se lanza por la izquierda. Mientras tanto, sin duda alguna se puede observar que ayer, ganó Peña Nieto.

Empleo Nuevo
Teleton
AFN Marketing
Calibaja Noviembre
Ibero
Castro Limon 1
Netlink Internet
AGP Deportes Central
PluralMX
Funeraria Aimar
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano