Palco de Prensa
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Facebook AFN 2
Caminata por la Paz

Palco de Prensa

TIJUANA, BC - domingo, 6 de noviembre de 2011 - AFN.
1043

TIJUANA, BC 6 DE NOVIEMBRE DE 2011.-

Las decepciones.
Por: Gilberto LAVENANT


Bueno, así suele suceder. Las expectativas, por el persionaje que asistiría como invitado especial a la reunión semanal del Grupo Político “Jesús Reyes Heroles”, que encabeza Francisco de la Madrid Romandia, aquí en Tijuana, ayer sábado, concluyeron en  meras decepciones.

Efectivamente, asistió el invitado, Arturo Peña del Mazo, tío del cuasicandidato presidencial priísta Enrique Peña Nieto, pero no ocurrió nada de lo que muchos pudieron haber imaginado, dada su cercanía con el exgobernador mexiquense.

Para empezar, ni siquiera hubo lleno total, como para presumir que no cabía “ni un alfiler”. Quizás muchos ni se enteraron, probablemente otros tenían compromisos personales, o los apellidos Peña o Del Mazo, no les significó nada en especial. Como quien dice, ni se las olieron que podría haber sido un evento especial.

Hubo algunas ausencias notorias, como la del Lic. René Treviño Arredondo, y muchos otros que llegaron tarde. Tampoco hubo, como en otras ocasiones, la pretensión de tomarse la foto con el invitado. Es más, podría decirse que pese a ser el tío del exgobernador mexiquense y estar en una reunión con un grupo político, prácticamente no se habló de política.

Más de cuatro se quedaron con las ganas de escuchar una charla breve, sencilla y posiblemente anecdotaria respecto al político mexicano más nombrado en los últimos años y meses, Enrique Peña Nieto.

Tal vez algunas referencias respecto a su personalidad, su forma de gobernar, sus aspiraciones, sus proyectos, el trato con los amigos, o lo que sea, pero que les permitiera conocer detalles del cuasicandidato presidencial, de voz de una persona tan allegada, como lo es su tío.

Pero don Arturo Peña del Mazo, no propiamente habló de política, sino que desarrolló una extensa charla, nada común en las reuniones de este grupo, de corte filosófico, que parecía no tener fin. Dicho con todo respeto, los rostros de aburrimiento, entre los presentes, eran notorios. Y no fue que las reflexiones fuesen ligeras y sin fundamento, sino que más bien los asistentes esperaban escuchar un mensaje político.

El columnista, ahí presente, guardó las intenciones de hacer unas preguntas al invitado. Por ejemplo, si Atlacomulco está tan lejos de Tijuana, cuál era el verdadero propósito de su estancia en esta frontera. Qué relación tiene su visita, con las aspiuraciones políticas de su sobrino Enrique Peña Nieto y que lo describiera, en atención a las reflexiones filosóficas planteadas, en cuanto a moral y valores humanos.

Las preguntas no se le hicieron, por la simple y sencilla razón de que se hubierse demorado al menos media hora en dar las respuestas. Porque tiene facilidad de palabra, no hay duda de eso. Solo que habla de todo, pero casi nada de política.

Fue notorio que varios de los asistentes empezaron a levantarse y se retiraron, cuando el invitado estaba casi por concluir su exposición.  No obstante el parentezco, quedaron convencidos que no es el conducto para conocer o hacer contacto con el sobrino. Para nada.

Como era de suponerse, el exalcalde de Atlacomulco, habló largo y tendido sobre los propósitos y lineamientos de  su Fundación Isidro Fabela Alfaro, A.C., que dicen cuenta con representaciones en 16 entidades del país. Pero ni siquiera mencionó la posibilidad de que dejaría algún representante en Baja California o que regresaría en fecha próxima.

Cabe mencionar que lo acompañaban unas 3 personas, de sus auxiliares cercanos en la citada fundación, pero ningún político de renombre o arraigo en la entidad, salvo Andrés Silva Canto, hijo del exalcalde ensenadense Guilebaldo Silva Cota, quien dice ser Presidente Coordinador de Expresión Política Noroeste, una de las agrupaciones peñistas surgidas en los meses recientes. Incluso, al concluir se traladaron a Ensenada, donde asistirían a un evento especial.

Así es que las cosas no fueron como se pudieron haber imaginado. No se requirió de pase especial para estar en el evento y el invitado especial, sólo podría relacionársele con el cuasicandidato presidencial, por el apellido Peña. Por lo demás, nada, de nada.

Se daba casi como un hecho, que aprovechando su visita, invitaría a los asistentes, a   integrarse a un equipo de trabajo a favor del exgobernador mexiquense, o que les dibujaría la forma en que el mexiquense desarrollará su contienda electoral, si es postulado como candidato priísta a la Presidencia de la República. Pero no hubo, nada, de nada.

Curiosamente, salvo el hijo de “el guile” Silva Cota, no hubo ningún otro peñista bajacaliforniano. Nadie llegó para atenderlo, a  fin de demostrar cercanía o relación estrecha con la familia del cuasicandidato presidencial. Ninguno de quienes pregonan ser representantes y promotores de Peña Nieto. Ni uno solo de esos peñistas.

Comparando las versiones que lo describían como operador político del ahora Gobernador del Estado de México, Eruviel Avila, acusado de haber contratado promotores para su campaña, la imágen del invitado, al menos a primera vista, no es la de “una chucha cuerera”, como dicen en el rancho.  

En el aire quedó la intención de alguno de los presentes, de preguntarle si es que su sobrino se parece en algo a él, o si es “su vivo retrato”, para armarse de ánimos, cuando se anuncie la visita del mexiquense a Baja California.

Total, las expectativas se derrumbaron y quedaron en meras decepciones. La plática entre los asistentes, se puso más sabrosa, luego de que se retiró el invitado.

gil_lavenants@hotmail.com 

Deja tu comentario

Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano