Señales de autoritarismo
Agencia Fronteriza de Noticias IZZI
Evimeria
CNR Television

Señales de autoritarismo

TIJUANA, BC - martes, 18 de septiembre de 2012 - Raúl Ramírez Baena.
4146

AL FILO DE LA NAVAJA
Por: Raúl Ramírez Baena

Las protestas pacíficas anunciadas por los grupos #YoSoy132 en todo el país, en el marco de las Fiestas Patrias, han sufrido represalias en Ensenada, Tijuana y otras ciudades.
            
En el puerto de Ensenada, los miembros del grupo circularon un video donde se observa con toda claridad y sin lugar a dudas, que policías municipales acuden a un puente en donde integrantes del #132 se manifestaban pacíficamente en la ceremonia del Grito de la Independencia, con una manta desplegada, protestando contra lo que consideran hubo fraude electoral en las pasadas elecciones federales.
            
Los policías de Ensenada llegaron decididos a quitar la manta y a desarticular la protesta, reprimiendo a quienes intentaban evitarlo, provocándose en consecuencia jalones, empujones y golpes, llevando la peor parte los manifestantes e incluso la prensa, en particular un camarógrafo, tanto así que una activista fue a parar al hospital.[1]
            
En Tijuana, integrantes del #YoSoy132 se manifestaban pacíficamente en la glorieta Cuauhtémoc protestando contra la resolución de las autoridades electorales, cuando un grupo de personas –la mayoría de ellos jóvenes-, que portaban una pulsera morada en la muñeca de la mano (uso de distintivo como lo hizo la “Brigada Blanca” en Tlatelolco, 1968), llegaron con la intención de quitarlos del lugar. Se sospecha que son integrantes de centros privados de rehabilitación utilizados para ese perverso fin.
            
En el video que se hizo circular,[2] se escuchan insistentes voces de los manifestantes pidiendo no responder a las provocaciones. Finalmente, fue tal la presión del grupo represor que los activistas terminaron por levantar la protesta.
            
En este caso de Tijuana llama la atención la poca presencia policial, a pesar de la fuerte tensión que generaron los hechos. Los jóvenes del #132 reclamaron a un uniformado municipal su inacción en defensa de su derecho a manifestarse, respondiéndoles éste que los del grupo represor también tenía derecho a hacerlo! En la video grabación se escucha decir a los agresores que les enojaba que hubiera personas manifestándose en la estatua de Cuauhtémoc, que eso era “una falta de respeto” y otras sandeces por el estilo.

Ante estos dos hechos concluimos:

1)      Aún que haya quienes no estén de acuerdo con las acciones de resistencia civil del #YoSoy132 u otros, llama la atención que las protestas pacíficas realizadas por un grupo de mexicanos que consideran hubo fraude electoral en favor de Enrique Peña Nieto, del PRI, hayan sido reprimidos por dos ayuntamientos de Baja California gobernados precisamente por el PRI: Ensenada y Tijuana.
2)      En el caso de Ensenada fue una acción directa de la policía municipal. ¿Quién les dio la orden de actuar? ¿El presidente municipal Enrique Pelayo estuvo enterado de la acción, él la ordenó o fue una decisión unilateral de los jefes policíacos?

3)      En ambas ciudades, la policía debió proteger a los manifestantes en tanto no provocaran violencias o amenazas a la seguridad pública. En Tijuana, quienes amenazaron la paz fueron los que llegaron a desalojar la protesta. Estando los agresores en flagrancia de delito y/o falta administrativa, los policías debieron actuar para impedirlo, pero claramente se notó que tenían instrucciones precisas de no hacerlo. ¿Sabían esto el alcalde Carlos Bustamante y el jefe policial Jesús Alberto Capella? ¿Esa es la policía que tanto presumen a nivel nacional?

4)      El deber de la policía preventiva en cualquier país del mundo es PROTEGER la vida, la integridad, el patrimonio y las libertades de las personas, es decir, los derechos civiles. Los policías de Ensenada y Tijuana hicieron exactamente lo contrario, en el primer caso por acción, y en el segundo, por omisión.

5)      Habría que recordar a las autoridades municipales y a los jefes policíacos de Ensenada y Tijuana, que entre las funciones de la policía preventiva está el mantener el orden público y la paz social. Entonces, ¿los policías no están debidamente capacitados en torno a sus responsabilidades, o actuaron por consigna? Ambos casos son graves, pero la segunda hipótesis es peor porque estamos hablando de la posibilidad de una acción concertada de la autoridad, posiblemente con fines partidistas, para violentar los derechos humanos de los integrantes del #YoSoy132, derechos amparados por la Carta Magna y los tratados internacionales. Esto a todas luces es una represión oficial que se debe castigar.

6)      Fuera de los golpes que propinaron a los manifestantes en Ensenada, afortunadamente las acciones no pasaron a más en ambas ciudades gracias a la prudencia de los activistas, no de los policías y los provocadores, pero las consecuencias pudieron haber sido trágicas dada la irresponsabilidad oficial, y hoy todos lo estaríamos lamentando.

7)      Cabe preguntarse: ¿Es esto lo que nos espera con el arribo del PRI a la presidencia?
 
Norberto Bobbio decía que la Desobediencia Civil pacífica debe ser considerada no sólo como lícita sino también como debida, y que exige ser tolerada por las autoridades.
*Director de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste, AC

[1] http://www.youtube.com/watch?v=2PkSAZ6yJRo&feature=youtu.be
[2] http://www.el5antuario.org/2012/09/yosoy132-tijuana-atacado-por-el-mal.html?utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter

Grupo WhatsApp
Narrativa Terapeutica
Empleo Nuevo
Cetys
UABC
Evimeria
FGE
AGP Deportes Central
PluralMX
Funeraria Aimar
AFN Marketing
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano