Juventud y transformación
Agencia Fronteriza de Noticias
Evimeria
CNR Television

Juventud y transformación

Tijuana BC - lunes, 8 de noviembre de 2021 - Javier Iván Maldonado Preciado.
1066

POLITEIA
Columnista: Javier Iván Maldonado Preciado

TIJUANA BC 8 DE NOVIEMBRE DE 2021.- De acuerdo con el INEGI, para el año 2018 solamente 3 de cada 10 jóvenes mexicanos asistían a la escuela, cifras que han sido impactadas por la actual pandemia mundial. 

Según el Índice de Rezago Social que elabora el CONEVAL, el 29.6% de la población mayor de 15 años no completó su educación básica. 

Con respecto al plano laboral de las juventudes, antes del Covid-19, 41% de las personas jóvenes de entre 15 y 29 años trabajaban en la informalidad, por lo tanto, la contingencia sanitaria aumentó su grado de vulnerabilidad, pues se afectaron sus ingresos y condiciones laborales. 

Según datos del propio INEGI, 25% de la población mexicana se encuentra en etapa de juventud, sin embargo, para el caso de Baja California, prácticamente una de cada tres personas es joven, siendo las personas jóvenes un sector poblacional que se caracteriza por su vulnerabilidad, principalmente en cuanto a desarrollo educativo y laboral, como fruto del modelo neoliberal que imperó en México, desde 1982.

En materia de juventud, Baja California no es la excepción (con respecto al resto del país), en cuanto a índices de deserción escolar, empleabilidad y adicciones, pues ocupamos el deshonroso primer lugar nacional en cuanto a consumo de sustancias tóxicas, como producto de compartir frontera con los Estados Unidos de América, quien es el principal mercado de drogas (a nivel mundial). 

Según la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes (ENCODE), en Baja California el 11.6% de jóvenes consumen alguna droga ilegal, y si al tránsito de sustancias ilegales sumamos la falta de empleos bien remunerados, la fórmula se encuentra completa, para generar sueños desahuciados entre las juventudes de la entidad. 

El diagnóstico de las problemáticas y las políticas implementadas por el Presidente Andrés Manuel López Obrador han sido acertadas, sobre todo su análisis que concibe el rezago en materia de juventud como un problema estructural heredado por el neoliberalismo. 

De manera respetuosa para quienes aún viven anclados a los vicios del pasado, durante el régimen neoliberal, las juventudes eran vistas como mercancía electoral para llenar mítines políticos y desviar recursos a través de las universidades públicas, visión que contrasta por la implementada por el actual gobierno federal, el cual atiende las causas estructurales del problema, es decir, desde la raíz. 

El presupuesto de egresos para el año 2022 contempla miles de millones de pesos destinados a programas estratégicos que garanticen el bienestar de las juventudes: Jóvenes Construyendo el Futuro, Becas Benito Juárez y Jóvenes Escribiendo el Futuro, así como apoyos para el deporte, educación y salud.

Desde el año 2019, el Presidente AMLO ha destinado una parte considerable del presupuesto federal a la apertura de espacios deportivos y recreativos, con la finalidad de alejar a las y los jóvenes de las conductas antisociales, además, su plan contra las adicciones se anticipó a la pandemia mundial, pues se fortalecieron más de 100 instalaciones con las que para ese entonces contaba el IMSS. 

Uno de los retos principales para las entidades será reflejar a la juventud como eje prioritario en sus presupuestos de egresos, en alineación con el Plan Nacional de Desarrollo, pues los esfuerzos del Gobierno de México deben acompañarse con acciones específicas a nivel estatal, por ejemplo, el orden federal enfoca sus programas para disminuir la deserción escolar en el nivel educativo medio-superior, por lo que los gobiernos locales debieran acompañar dichas políticas incentivando la educación superior. 

En el mismo orden de ideas, el Gobierno de México centraliza sus políticas de empleabilidad en la capacitación técnica y desarrollo de habilidades en empresas públicas y privadas, sin embargo, se ha dejado de estimular el emprendimiento, por lo que los gobiernos locales bien podrían incentivar a personas jóvenes emprendedoras con enfoques sociales.

En materia de adicciones, es prioritario atender psicológicamente a las juventudes, con la finalidad de evitar que quienes hayan padecido alguna adicción recaigan en ella. 

Aunado a lo anterior, con la llegada de la pandemia y el resguardo en casa, trastornos invisibles como la ansiedad y la depresión se han apoderado de miles de jóvenes, por lo que es necesario brindarles atención psicológica. 

El escenario para las juventudes es prometedor en Baja California, pues precisamente nuestra entidad cuenta con la Gobernadora más joven -y la más votada- de su historia. 

Al ser una persona joven, la Gobernadora Marina del Pilar entiende las problemáticas de las juventudes, pues durante sus encargos ha entregado cifras históricas para el desarrollo de las personas jóvenes. 

Como Presidenta Municipal de nuestra capital, la primera Gobernadora de Baja California creó el Instituto de la Juventud, demanda que por años le fue negada a las personas jóvenes, durante las administraciones del viejo régimen. 

En Baja California hoy es el mejor momento de la historia para ser joven, pues cada vez más jóvenes nos representan en los distintos cargos de representación popular, lo cual deberá traducirse en mejores políticas y gestiones para el desarrollo integral de las juventudes.   

En el caso de los diputados federales, las personas jóvenes tienen a su mejor aliada en la legisladora Julieta Andrea Ramírez Padilla, quien, alineada a los principios del Gobierno Federal, ha focalizado sus esfuerzos en la atención a personas de escasos recursos, a través de espacios comunitarios que facilitan el acceso a servicios gratuitos, mismos que abonan positivamente al desarrollo de la juventud en tiempos de pandemia. 

A propósito de ansiedad: Un estudio encabezado por la investigadora estadounidense Caroline Hickman y dirigido por la Universidad de Bath, afirma que 50% de los jóvenes entrevistados considera que la emergencia climática está afectando su vida diaria. El 75% tiene miedo al futuro debido al calentamiento global y muchos dudan llegar a tener hijos. El 60% de las personas jóvenes están extremadamente preocupadas y más de la mitad expresó tristeza, enojo, indefensión, ansiedad y culpa. Lo anterior es parte de lo que engloba el concepto de “Ecoansiedad”. 

Javier Iván Maldonado Preciado es un hombre de ideas y letras libres, egresado de la Licenciatura en Administración Pública y Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Baja California. 


CONTACTO:

politeia.com.mx
https://www.facebook.com/politeiacolumna

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

Grupo WhatsApp
Narrativa Terapeutica
Empleo Nuevo
IZZI
UABC
AGP Deportes Central
PluralMX
Funeraria Aimar
AFN Marketing
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano