El difícil arte de gobernar.
Agencia Fronteriza de Noticias
Evimeria
CNR Television

El difícil arte de gobernar.

Tijuana BC - jueves, 19 de noviembre de 2020 - Marco Antonio Samaniego.
677

Por: Marco Antonio Samaniego

TIJUANA BC 19 DE NOVIEMBRE DE 2020.-La información que de manera directa nos dio públicamente Andrés Manuel López Obrador es una condición de quien enfrenta tomar decisiones que, de cualquier manera, afectan a los que menos tienen, los pobres, quienes iban primero en este sexenio.  

En un viaje en helicóptero sobre la zona afectada por las inundaciones en Tabasco, reveló haber tomado la decisión de evitar una inundación en Villahermosa, para que los pueblos de Nacajuca, Centla y Jalpa, habitadas principalmente por los indígenas chontales fueran quienes padecieran la inundación, los más pobres, dijo desde la aeronave. 

Ante lo inevitable, ¿qué decisión tomar? Quienes murieron en dichas zonas, no tuvieron la oportunidad de saber que sus vidas terminarían para que los habitantes de Villahermosa no sufrieran las consecuencias. Otros, tiene varias semanas en condiciones precarias y un buen número perdieron su escaso patrimonio y desconocen, hasta el momento, cuando podrán regresar a sus casas o lo que quede de ellas. 

 Los pantanos de Centla son una extensión de 302,706 hectáreas, en cifras oficiales, y parte de ello es el municipio de Macuspana, tierra natal de hoy presidente de México. Es una zona acostumbrada a vivir con el agua cerca. Sus casas están adaptadas para cierta altura y es común que tengan sus pequeñas embarcaciones, dado que es común viajar en ellas a ciertos poblados como Palisadas, en Campeche.  Sin duda, una zona con población de escasos recursos que, ubicados en la parte baja de dos de los cuerpos de agua más importantes de México, como son el Usumacinta y el Grijalva. Son pobladores acostumbrados a vivir con el agua a su alrededor. Las presas hidroeléctricas construidas en dichos ríos abastecen de energía eléctrica a muchas entidades del país, incluida la ciudad de México. Hace algunos años, un empleado de la presa Manuel Moreno Torres, conocida como Chicoasén, nos indicaba con orgullo que, en los momentos de mayor necesidad, la energía de dicha presa llegaba hasta Monterrey. 

 Para lograr que esa energía se produzca y luego viaje miles de kilómetros, fueron removidos numerosos pueblos indígenas, además de las transformaciones en la flora y la fauna.  El cañón del Sumidero es la zona más emblemática de Chiapas, pero no por ello se ubica que en torno a ello se han registrado movilizaciones de pueblos enteros.

Fueron también los pobres más pobres en las décadas de los sesenta y setenta quienes fueron afectados y hoy, en el delta que forman dichas corrientes, una vez más, un habitante de la zona decidió que ellos debían pagar los efectos de   las intensas lluvias y de la falta de infraestructura. 

Pero esa “falta” no es sólo por inacción, sino por la decisión de salvaguardar áreas naturales que grupos ambientalistas quieren preservar para las generaciones futuras. Es decir, hacer obras tiene una implicación directa en la transformación de los cuerpos de agua. Con ello, los humedales, patrimonio de la humanidad, pueden ser afectados y destruir áreas naturales que son reconocidos por las instancias internacionales. Los pantanos de Centla son pues de los tabasqueños, de los mexicanos y uno de los escenarios únicos en todo Norteamérica. 

Dicho de manera sencilla, cualquier decisión va a afectar a algún sector de la sociedad.  Numerosos proyectos se han propuesto en las décadas de 1990 y en el siglo actual para construir otras presas, pero organizaciones ambientalistas se han opuesto, lo que a su vez incide en que el control de las corrientes perjudique en determinados momentos a la tierra/agua natal del mismo presidente. ¿Qué diríamos ahorita si, la decisión hubiera sido que Villahermosa se inundara? ¿Cuántos estarían en este momento destacando que, AMLO prefirió salvar su pueblo y que a Villahermosa sufriera las consecuencias? ¿Y que culpan tienen los de Centla, Nacauja y Jalpa de que, el presidente decidiera inundar su tierra/agua natal para no ser atacado por ello? 

Considero que esos son los significados de lo que sucede en las tierras/aguas del presidente, quien de   no haber sido presidente y estuviera viviendo en Macuspana, hoy estaría, probablemente inundado por la decisión de un mandatario y pagando las consecuencias de dicha decisión. Es probable que se hubiera mojado y a lo mejor, por ser de la tercera edad, se hubiera enfermado.  Pero él es presidente y tomó esa decisión, y tendrá que vivir con ello los siguientes años. Por que muchos de sus paisanos se mojaron, se enfermaron y esperamos que no mueran por ello. Pero como hoy es presidente, luego de tomar la decisión, indicó que no se bajó a saludar por que no se trataba de tomarse la foto, pero, además para qué se baja, si “me mojo, me enfermo y que se gana con eso”. Y los que estaban mojados, enfermos, y sin patrimonio, no se tomaron la foto con su presidente,  quien de no haberlo sido, estaría enfermo como ellos y pugnando por ser tomados en cuenta. 

* Marco Antonio Samaniego López.  Doctor en historia por el Colegio de México.

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor

Empleo Nuevo
Teleton
AFN Marketing
Calibaja Noviembre
Ibero
Castro Limon 2
Netlink Internet
AGP Deportes Central
PluralMX
Funeraria Aimar
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano