La opción del lector
Agencia Fronteriza de Noticias IZZI
Evimeria
CNR Television

La opción del lector

TIJUANA BC - jueves, 16 de julio de 2020 - Marco Antonio Samaniego*.
772

Por: Marco Antonio Samaniego*

TIJUANA BC 16 DE JULIO DE 2020.- Aquí hemos apuntado en diferentes ocasiones que es importante combatir la corrupción, pero no sólo cuando los personajes han dejado el poder, sino que los instrumentos institucionales permitan que esta no afecte a miles o millones de mexicanos que, años después, otras autoridades descubren luego de las investigaciones que realizan.  

El caso de Emilio Lozoya, antes poderoso y prepotente, uno de los artífices de la reforma petrolera, es en este día el referente político de mayor importancia. Su lujosa vida en España termina, afortunadamente, y todo indica que pronto nos enteraremos de cómo, una vez más, se realizaron componendas que le costaron millones de los mexicanos. 

¿Por qué hasta años después? ¿Porque los instrumentos del Estado no han logrado que se castigue de inmediato, o se evite, que unos cuantos se queden con los recursos que son de todos los mexicanos? ¿Cómo se va a constituir un Estado de derecho cuando la desconfianza se vuelve el referente común para referirse a quienes detentan la representatividad a través de los partidos políticos? 

En estos días, la nueva secretaría del agua del gobierno del Estado ha cancelado la polémica desalinizadora que se iba a construir en Playas de Rosarito.  Diversos periodistas, demostraron a lo largo de 2018 y 2019, la estela de componendas que había entre empresarios y funcionarios   que llevaron a la aprobación en diciembre de 2016. Un conjunto de acuerdos en los que, aprovechando coyunturas, representaba una carga importante por 37 años.  

De igual forma, nos enteramos de que se han encontrado un sinfín de irregularidades en la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana, en este caso en las plantas tratadoras de aguas residuales. Cinco de la 17 estaban sin operar, seis lo hacían con graves deficiencias, mientras que existen otras nueve que no han entregado a la Comisión.  Todo ello significa recursos que no fueron bien aplicados. Implica salarios que se pagaron a quienes no tuvieron cuidado en realizar bien su trabajo.  Todo ello, son costos que se reflejan en la calidad del servicio. Significa que el recurso que menos tiene la ciudad, dado que el 95 % llega por el acueducto rio Colorado-Tijuana, no sea reutilizado en los niveles requeridos por las normas nacionales e internacionales. Implica que se gasta agua del acueducto, en usos que debieron ser reemplazados por aguas tratadas. 

Seguir culpables es importante. Pero de qué manera se evita que esto suceda cuando los encargados de ello no generan las condiciones para que se cumpla la tarea que es indispensable en todos sentidos. Un camino, sin duda, es la investigación periodística de buen nivel. Es decir, un contrapeso de los abusos, las excepciones y los excesos que cualquiera que ocupe posiciones en las que se toman decisiones para el corto, mediano y largo plazo.  

Cierto, existen numerosos ejemplos en que el periodismo puede resultar acorde a los intereses de aquellos a los que debían de realizar contrapeso. No es casual que siempre se diga que existe prensa vendida, o que se ignoran intencionalmente ciertos temas, o en su caso, que se tenga un órgano de expresión que permita que se diluya la información sobre la incompetencia.

Pero también existen ejemplos que permiten observar cómo se construyen procesos de colusión que dañan a todos. Es decir, el periodismo de investigación es un actor social que puede influir en la toma de decisiones.  Es un factor de contrapeso legitimo que obliga a prestar atención en ciertos temas y que ayuda a que se formen oposiciones a actos de autoridad que pueden resultar un exceso de atribuciones de quienes detentan el poder. 

Complicado, por supuesto, para un lector decidir qué es lo que debe de entender cuando se presentan realidades contrastantes. Difícil saber quien tiene elementos para ocultar y quien al exhibir detalles puede infringir procesos que probablemente tenían base real.  Pero esa es una condición de nuestra sociedad. Es una forma en que las tecnologías han impactado la vida cotidiana desde que existen formas de comunicación que permiten acceso a públicos amplios. 

En estos días, la idea de que la prensa es conservadora, neoliberal o simplemente vendida se ha convertido en un discurso cotidiano de actores relevantes. Desde la mañanera, Lopez Obrador se levanta como el mejor lector de México y nos dice a quien debemos de creerle y a quien no. Indica que tiene el derecho de demostrar cual es la realidad y cual debemos dejar de lado. Nos dice que los neoliberales, conservadores y fifis están contra él. Y sin duda, en parte tiene razón, dado que se han tocado intereses importantes. 

Pero nadie puede decirle cómo leer la realidad, ni a quien leer y a quien no. Cuando el poder descalifica la posibilidad de la otra opinión, cualquiera que sea, marca un derrotero que, en México, en los peores tiempos del PRI, ya se vivió, con magros resultados. No hay mejor lector, no hay quien tenga la interpretación correcta que elimine la otra posibilidad. En todo caso, los hombres del poder temporal, que quedará atrás necesariamente, deben recordar que es mejor la critica que la zalamería barata.   A lo mejor el otro, por diferente que sea, puede aportar algo y ayudar a que hoy no se cometan actos de corrupción que se perseguirán el día de mañana.

* Marco Antonio Samaniego López.  Doctor en historia por el Colegio de México.

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor

Grupo WhatsApp
Narrativa Terapeutica
Empleo Nuevo
Cetys
UABC
Tour
Evimeria
FGE
AGP Deportes Central
PluralMX
Funeraria Aimar
AFN Marketing
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano