Halcones y periodistas
Agencia Fronteriza de Noticias
Evimeria
Telcel 3 Julio 2020
Empleo Nuevo
Facebook AFN 15 Mayo 2020

Halcones y periodistas

TIJUANA BC - domingo, 28 de junio de 2020 - Obed Silva.
829

DESDE MI SOFÁ
Por: Obed Silva

TIJUANA BC 28 DE JUNIO DE 2020.- A unos 65 kilómetros de Hermosillo, Sonora, se localiza un poblado con 40 mil habitantes llamado Miguel Alemán también conocido como "La Doce".

Desde hace décadas, llegan al poblado cerca de 30 mil jornaleros traídos por “enganchadores” para trabajar en los campos agrícolas de la zona y de ahí continuar su travesía laboral hasta Baja California.

Estadísticas arrojan que para el año 2017, en dicho poblado el 34% de los techos de sus viviendas eran de cartón, la mayoría de dos cuartos y con un hacinamiento del 53%. El 95% tenían piso de tierra y el 33% carecían de drenaje.

Se estima que el 20% de la población de "La Doce" es analfabeta y el 35% en edad de cursar primaria no asiste a la escuela.

La Secretaría de Seguridad Pública de Sonora dice que esta Comisaría encabeza los robos a casa habitación y comercios en Hermosillo, mientras que la prensa consigna que el poblado está sumido en las drogas, el alcoholismo, la violencia intrafamiliar y la inseguridad pública.

“Hay mucha drogadicción, muchos tiraderos (tienditas) descarados, por la orilla de la carretera pasan las motitos y los carros vendiendo droga”, declaró a un diario local Alex, un joven de 24 años, habitante de "La Doce". 

En este entorno, el pasado 3 de junio, Damián de 30 años y originario de Guasave, presenció cuando la policía realizaba un operativo en la colonia El Triunfito, tomó fotografías a los vehículos oficiales con un teléfono celular y presuntamente las envió a otras personas. 

La Fiscalía acusó que Damián pasó por el área "de intervención" y con un teléfono móvil tomó fotografías que envió a terceras personas para frustrar un operativo, por lo que fue sorprendido in fraganti cometiendo el delito de "halconeo".

De esta forma, Damián se convirtió en el primer imputado de obstaculizar mediante "halconeo", la labor de la policía ministerial. 

La señora Fiscal de Sonora celebró el estreno de la reciente reforma al código penal de ese Estado, con la primera sujeción a proceso del halcón delincuente.

Para ARTÍCULO 19, el tipo penal del "halconeo" tiene elementos subjetivos que "vulneran el núcleo esencial del ejercicio de las libertades de expresión, información y la labor periodística."

ARTÍCULO 19 es una organización internacional fundada en 1987 que defiende la libertad de expresión y el derecho a la información, tomando su nombre del Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que proclama la libertad de expresión.

Dicha organización sostiene que "contemplar el halconeo como un delito abre la puerta para que un periodista que hace trabajo de investigación sobre tales instancias (actividades policiacas) pueda ser acusado de forma arbitraria, pues se trata de un delito que puede ser redactado de manera ambigua".

Veintidós Entidades de la República contemplan en sus códigos penales el delito de "halconeo" y el pasado 20 de junio entró en vigor en Baja California.

El delito de "halconeo" está prescrito en el Artículo 317-TER de nuestro Código Penal y tipifica  como una conducta delictiva "al que, con el propósito de obstruir el desempeño de las instituciones de seguridad pública o de procuración de justicia aceche, vigile u obtenga información y comunique a otro por cualquier medio con la intención de eludir, facilitar o encubrir un delito…"

La conducta descrita es tan ambigua que se presta a la discrecionalidad y arbitrariedad de las autoridades para calificar a priori "el propósito de obstruir el desempeño de las instituciones de seguridad"... "con la intención de eludir, facilitar o encubrir un delito".

La oscura redacción, deja indefinido el concepto de "instituciones de seguridad" abriendo la posibilidad para que los presidentes municipales, bomberos, agentes de protección civil e incluso empleados de las empresas de seguridad privada que coadyuvan con la policía, puedan ser catalogados como tales. 

Ante la ambigüedad del tipo penal del nuevo delito, bastará que durante un operativo policiaco a una persona se le ocurra tomar fotos para que pueda ser señalado "halcón", apresarlo en flagrancia, enviarlo a la Fiscalía y esta lo turne a un juez, tal y como le ocurrió al joven Damián en Sonora.  

Lo mismo puede sucederle a un periodista que en el ejercicio de su labor informativa, sea imputado como "halcón". 

Para confirmar la anterior suposición, pregunté a dos periodistas si existe algún mandato o norma de parte de las autoridades de seguridad pública para propiciar su trabajo en la cobertura de hechos criminales y su respuesta fue que No. 

Con el nuevo tipo penal, quien se atreva a obtener y difundir información policiaca quedará inerme pues, como lo ha sostenido ARTÍCULO 19, las hipótesis de estos tipos penales "carecen de una redacción clara y precisa, violando los principios de taxatividad, legalidad, seguridad jurídica y mínima intervención del derecho penal."

Tales criterios han sido sostenidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, dentro de las Acciones de Inconstitucionalidad números 11/2013 y 09/2014, promovidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en contra de reformas similares a los Códigos Penales de los Estados de Chiapas y Michoacán.

La Corte declaró inconstitucionales estos delitos por su ambigüedad y vaguedad, pero sobre todo porque constituyen una forma de persecución penal contra el ejercicio legítimo de las libertades de expresión e información.

Asimismo, en 2015, la Primera Sala de la Suprema Corte determinó en los amparos en revisión 482/2014 y 492/2014, promovidos por ARTÍCULO 19, que los principales destinatarios de este tipo de normas penales son personas cuya función social se encuentra vinculada al ejercicio habitual del derecho a la información, es decir, los periodistas.

Si lo expuesto es preocupante, más lo es el hecho de que la reciente reforma al código penal del Estado tiene una dedicatoria especial para quienes ocupan el nivel más bajo en las organizaciones delictivas. 

Los llamados "halcones" son, como lo acaba de declarar la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, "los más vulnerables en la escala del crimen organizado el cual recluta a mujeres como halcones o esclavas sexuales y no solamente eso, sino que las enganchan también en las drogas", según lo sostuvo la citada funcionaria en la cuarta conferencia de prensa del Grupo Interinstitucional de Estrategias contra las Violencias de Género.

Vox populi dice que las leyes penales y las cárceles están hechas para los más pobres. 

No cabe duda que siempre, "al perro más flaco se le cargan las pulgas".

NOMAS POR JODER:

Mientras que el gobernador morenista Jaime Bonilla se esfuerza para que su gobierno de resultados, en otros ámbitos se esfuerzan por revivir las luchas tribales que aprendieron en el pe erre de.

Esta columna no refleja la opinión de Agencia Fronteriza de Noticias, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor.

Misas
Tijuana te necesita
IBERO Notas
Las Pulgas
Pesquisa
Neuvoo
AGP Deportes 2
Garage Photo Studio
Historias Anime
Controlador
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano