Filosofía empresarial
Agencia Fronteriza de Noticias
Evimeria
CNR Television
Empleo Nuevo
Facebook AFN 15 Mayo 2020

Filosofía empresarial

TIJUANA, BC - lunes, 25 de junio de 2012 - Gilberto LAVENANT.
1318

Palco de Prensa
Por : Gilberto LAVENANT


A fines de marzo, comentaba aquí en Palco de Prensa, que en esos días el gobierno de California divulgó la lista de los 500 principales morosos en el cumplimiento de sus responsabilidades fiscales, que a esa fecha debían en conjunto más de 550 millones de dólares.

La lista, fue publicada por la Oficina Estatal de Equidad, con el título “Los mayores 500 delincuentes fiscales” y era encabezada por la conocida cadena de tiendas Target, con un adeudo de casi 18.5 millones de dólares en impuestos.

En dicha lista aparecían empresas particulares dedicadas al comercio, de servicios diversos e incluso firmas de abogados, destacando agencias de autos usados y nuevos. Todos con deudas fiscales, más recargos por sus retrazos.

El vocero de la Oficina Estatal de Equidad, Jaime Garza, dijo que dicha institución tiene la obligación de publicar la lista de morosos, en cumplimiento con una ley aprobada en el 2007.

Y observaba que eso pasó en California, el Estado más rico de la Unión Americana, con el cual colinda Tijuana. Decía que la publicación se hizo, en un desesperado intento de que los morosos, al ser exhibidos como tales, decidieran cubrir sus adeudos. Que el Estado de California afrontaba un déficit millonario y cualquier intento por superar esta situación, era válido.

Señalaba que en Baja California, o al menos en Tijuana, el XX Ayuntamiento se abstiene de exhibir a los contribuyentes moroso. Es más, cuida que nadie conozca sus nombres. Lo peor, tiene que acceder a negociaciones desventajosas, como una de las “mejores” opciones para lograr que paguen. Casi les ruega.

Decía también que bajo estas circunstancias, parecía que el XX Ayuntamiento, que encabeza el Alcalde Carlos Bustamante, se vería obligado a adquirir en arrendamiento, con opción a compra, una bodega para las oficinas del DIF. El inmueble propiedad del Grupo Múzquiz, el cual tenía una deuda acumulada de 748 mil pesos por concepto de impuesto predial. Un pésimo contribuyente, de la larga lista. Larguísima.

El proyecto de arrendamiento, con opción a compra, fue seriamente cuestionado y al final se llevó a cabo. Nadie ha revelado las condiciones bajo las cuáles se hizo dicha negociación y por lo tanto no se sabe si realmente fue benéfica para el gobierno municipal, o ventajosa para el contribuyente incumplido. Seguramente fue ésto último.

Curiosamente, en esos días de marzo, el propio Secretario de Administración y Finanzas del XX Ayuntamiento, Rufo Ibarra Batista, en entrevista de prensa, califico al Grupo Múzquiz, como “un contribuyente difícil”. Incluso, algo absurdo, el funcionario recomendó negociar con dicho grupo empresarial, antes que esperar a que se ponga al corriente.

El funcionario explico que cuando se había requerido al Grupo Múzquiz, para que pagara el impuesto predial, hizo uso de recursos legales para incumplir. Esas declaraciones atribuidas a Ibarra Batista indicaban que “desde el punto de vista fiscal, ha sido un contribuyente muy difícil para el efecto del cumplimiento de sus obligaciones, no ha tenido muy buena voluntad para venir a pagar sus impuestos”.

Es tan mal contribuyente, el Grupo Múzquiz, según el funcionario que maneja las finanzas municipales, que con el apoyo de sus abogados ha interpuesto amparos para evitar el pago de impuestos municipales. En 2010 saldó adeudos, mediante un terreno valuado en 17 millones de pesos, pero su morosidad es crónica, pues volvió a acumular adeudos.

Por ello, los Regidores se resistían a celebrar un contrato de arrendamiento, con opción a compra, a fin de adquirir la bodega en la que operaría el DIF, con lo que indirectamente se lograría que dicho contribuyente cumpliera con sus obligaciones fiscales. Algo así como premiar a un causante moroso.

Ahora, ha trascendido que el gobierno municipal de Tijuana, está preparando una nueva negociación con el llamado “contribuyente difícil”, el Grupo Múzquiz. Se trata de crear un bosque en una superficie que inicialmente tendría 28 hectáreas, pero que podría ampliarse hasta 50.

De acuerdo a declaraciones de la regidora Verónica Corona, presidenta de la Comisión de Medio Ambiente y Desarrollo  Sustentable, ya se han hecho recorridos por la zona en la que se pretende desarrollar el bosque de la ciudad, en una área conocida como Ciudad Natura, en las inmediaciones del Boulevard 2000.

Dichos terrenos son propiedad del Grupo Múzquiz y se habla de una posible donación, o una transacción. El valor del predio se compensaría con los adeudos fiscales. Dando y dando. Nadie dá nada, sin esperar recibir algo a cambio.

Este proyecto es sumamente interesante y ambiciopso. Tijuana requiere de sitios para el esparcimiento y convivencia de sus habitantes, además que hablar de un bosque, es pensar en una magna obra.

Lo que se cuestiona, es que de nueva cuenta se vuelva a negociar con “el contribuyente difícil”, el que acostumbra incumplir en el pago de impuestos al municipio y que además, aunque aún sea proyecto, pareciera que se ha estado manejando en lo oscurito.

La filosofía empresarial con la que se ha manejado el XX Ayuntamiento de Tijuana, le ha llevado a realizar negociaciones diversas para recaudar los recursos que contribuyentes difíciles como el Grupo Múzquiz se han negado a pagar. Que se hagan con claridad, porque los empresarios siempre buscan ganar. El interés social, les vale gorro.

gil_lavenants@hotmail.com

IBERO Notas
Misas
Tijuana te necesita
Las Pulgas
Pesquisa
Neuvoo
AGP Deportes 2
Garage Photo Studio
Historias Anime
Controlador
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano