Ojalá y nada más le dé por matar gatas...
Agencia Fronteriza de Noticias
Cubo Bistro
CNR Rosarito
Empleo Nuevo
Castro Limon

Ojalá y nada más le dé por matar gatas...

TIJUANA BC - sábado, 20 de abril de 2019 - DORA ELENA CORTÉS JUÁREZ.
4149

FOTOS PUBLICADAS EN LA EXTRA DE EL HERALDO Y EN CAMBIO 21 A UN AÑO DE LA MUERTE

MIS HISTORIAS DE REPORTERA

DORA ELENA CORTÉS JUÁREZ
afntijuana@hotmail.es

TIJUANA BC 20 DE ABRIL DE 2019 (AFN).- “Ojalá y nada más le dé  por matar gatas, y no gatos. Atentamente Yo”. Esto escribió en su última columna “Un Poco de Algo” el periodista y co-director del semanario Zeta, Héctor “El Gato” Félix Miranda, y unos días después, murió asesinado de varios tiros, cuando se trasladaba de su casa, a las instalaciones del semanario.

La irónica y mordaz frase la incluyó el periodista en su columna, que apareció prácticamente simultánea con una visita que hizo el entonces candidato del PRI a la presidencia de la República Carlos Salinas de Gortari a Tijuana, y que meses después (el 1 de diciembre de 1988) rindió su protesta en medio de una fuerte crisis política.

http://www.afnbc.com/imagenes/Nuevo-Documento-19_1.jpg

LUGAR DEL ATAQUE AL PERIODISTA

“El Gato” se refería a un incidente en el que los hermanos Carlos y Raúl Salinas de Gortari, se vieron involucrados -según crónicas periodísticas- cuando eran unos niños, y se les acusó de que uno de los dos había detonado un arma con la que fue muerta una mujer del servicio doméstico de su residencia. Algunos dijeron que se trató de un accidente, y no faltaron quienes, ya estando los Salinas de Gortari dentro de la política, les acusaran de haberlo hecho “por diversión”. Y el periodista, haciendo alusión al término (por cierto despreciativo) para llamar al personal de servicio, se le ocurrió esta frase para jugar con su apodo.

Por esto es que aquel 20 de abril de 1988, en una mañana lluviosa en Tijuana, las primeras reacciones de los residentes de esta frontera, fueron de reclamo al gobierno federal, y de acusaciones muy directas a su candidato a la presidencia. Por este antecedente, el gobierno mexicano ordenó una inmediata investigación porque no quería que la imagen de su candidato presidencial se viera manchada con este crimen, y lo mismo hizo el entonces gobernador de la entidad Xicoténcatl Leyva Mortera, ya que otras personas apuntaban hacia su gobierno, y según dijo en su momento, no estaba dispuesto a que esta sospecha “le persiguiera toda la vida”.

Hoy que se cumplen 31 años de ese lamentable, como vil crimen, recordaba cómo me tocó vivir este episodio de la historia local, pero no solamente como observadora pasiva, sino involucrándome en las investigaciones, junto con un grupo de compañeros que en equipo ya veníamos haciendo este tipo de trabajos, y que por lo tanto nos permitió activarnos de inmediato para tratar de saber ¿qué había detrás de este terrible suceso. Estábamos en el periódico El Heraldo (hoy desaparecido por cierto), al que apenas habíamos ingresado, invitados para tratar de “resucitar un muerto”.

Así nos dijeron cuando nos propusieron el reto de retornar a ese periódico a sus tiempos de “gloria” dentro de la comunicación en Tijuana, ya que con trabajo aparecía todavía pare ese entonces. El equipo lo encabezaba el periodista Rogelio Lavenant Sifuentes, quien ingresó como director; una servidora como subdirectora del diario; José Enrique García Sánchez como jefe de información, y Manuel Cordero García en trabajos especiales. Invitamos también a los compañeros Jaime Cháidez Bonilla, más que nada para atender una sección cultural, aunque terminó involucrándose en este trabajo especial, así como el compañero Enrique Tellaeche Ocaño.

http://www.afnbc.com/imagenes/Nuevo-Documento-19_4.jpg

EL PERIODISTA JUAN MANUEL MARTÍNEZ CALMA A LA MULTITUD

El miércoles 20 de abril, día del crimen, Iniciamos con las informaciones cotidianas cuando Ernesto Enciso Clark, comentarista de la estación XEC1310 Radio Enciso dio a conocer que se había producido un lamentable accidente vehicular, con una víctima mortal que aparentemente era el periodista Félix Miranda. El Gato, para esas fechas ya se había convertido en “incómodo” para muchas personas en esta frontera, porque cada día más “subía el tono” de sus publicaciones, cometiendo indiscreciones sobre personajes de la vida social y política de la entidad.

Ante lo escuchado, pusimos “manos a la obra” para tratar de obtener la mayor información sobre lo ocurrido, sin embargo, rápidamente empezamos a recibir datos preocupantes que le daban un giro total al caso. El abogado Francisco Domínguez García, entonces Agente del Ministerio Público en turno, tomó nuestra llamada y anunció: “Sí, está confirmado. Es el Gato, y presenta impactos de escopeta”. Esto cambió el panorama por completo, así es que no dividimos las tareas, para no solamente informar del hecho criminal, sino para tratar de conocer lo que pudo haber generado este atentado.

http://www.afnbc.com/imagenes/Nuevo-Documento-19_5.jpg

MILES DESPIDEN AL GATO FÉLIX EN EL AEROPUERTO

Apoyados también con el personal que ya laboraba a nuestra llegada en el mencionado diario, dispusimos que unos de ellos se trasladaran al lugar de los hechos; otros más a las instalaciones del Servicio Médico Forense; a tratar de hablar con sus compañeros del semanario y a platicar con testigos, vecinos y todo aquel que pudiera darnos una pista. Fue un día largo, de emociones encontradas porque conocíamos a la víctima, pero debíamos tratar el caso como uno más; y fue un día de muchas especulaciones. El “miércoles negro” de aquel abril. Elaboramos una “Extra” sobre el crimen, con miles de ejemplares que se agotaron en pocas horas, lo que hizo recordar al personal de El Heraldo, que esto no se veía desde los tiempos en que esta publicación allá por los años cincuenta y sesenta del siglo pasado, marcaba el paso.

Sin descuidar la información diaria que los ciudadanos nos demandaban, recurríamos a todas las fuentes para tratar de obtener un indicio que nos permitiera saber más allá de los datos iniciales que establecían que: Héctor Félix Miranda salió de su domicilio ubicado en la calle Antares número 47, del fraccionamiento Los Olivos -alrededor de las 8:30 horas- para trasladarse a su oficina en el semanario. Se dijo que abordó su automóvil -un Ford LTD 1980- que a los pocos minutos fue interceptado a la altura de la calle Primera de la colonia Hipódromo, por los tripulantes de un automóvil tipo deportivo, de color negro, con vidrios polarizados, que se colocaron enfrente de la unidad en la que viajaba el periodista para ir deteniendo su marcha.

Después, se le emparejaron los asesinos que viajaban en un vehículo Pick Up de viejo modelo, de color café con camper blanco, desde donde descendió uno de los individuos.

http://www.afnbc.com/imagenes/Nuevo-Documento-19_7.jpg

VICTORIANO MEDINA MUESTRA CÓMO MATÓ AL GATO

Según las versiones, era Victoriano Medina al que “el Gato”  conocía, y por lo tanto no desconfió, sin embargo, cuando menos lo esperaba, le descerrajó un tiro a bocajarro, con una escopeta calibre 12 doble cero, cuyos perdigones destrozaron el vidrio de la ventanilla izquierda, para quedar incrustados en el cuerpo de Félix Miranda, quien por ese motivo, ahí mismo falleció, ya que le afectaron órganos vitales, entre estos, el corazón.

Pese a que prácticamente le mataron desde el inicio del ataque, en fracción de segundos los asesinos percutiendo de nuevo el arma, y los gruesos balines le destrozaron el codo izquierdo y siguieron su trayectoria para ingresar en uno de sus costados, mientras que el periodista, ya sin vida caía sobre su costado derecho, sobre el asiento.

http://www.afnbc.com/imagenes/Nuevo-Documento-19_8.jpg

VICTORIANO MEDINA EN DECLARACIONES

El primero de los impactos entró por el hombro izquierdo, al lado del cuello con trayectoria de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha; en tanto que el segundo entró de abajo hacia arriba, con una ligera desviación hacia la derecha. El certificado médico que elaboraron los legistas, señaló posteriormente que ambos disparos fueron “mortales por necesidad” y se dijo también que se recuperaron 18 de los perdigones disparados.

Los asesinos, tras su rápida acción se dieron a la fuga, mientras que el vehículo de Félix Miranda, que ya no tenía control siguió su trayectoria, golpeando de un extremo a otro de esa empinada calle, para detenerse finalmente en un predio baldío ubicado entre las calles Alba Roja y López Velarde, donde los vecinos escucharon un estruendo y pensaron que tan sólo se trataba de un accidente automovilístico.

http://www.afnbc.com/imagenes/Nuevo-Documento-19_9.jpg

EL ENTONCES PROCURADOR ROBERTO MORALES GRAJALES

En todo esto estábamos cuando me tocó atender –uno o dos días después- una llamada proveniente de Estados Unidos, en la que la persona al otro lado del auricular me preguntaba que sabía sobre el hecho de que los asesinos habían salido del entonces Hipódromo de Agua Caliente. Esto llamó mi atención porque un día antes, otra persona se me acercó en la redacción, y también me dijo  lo mismo, aunque me pareció una versión disparatada, porque nadie estaba hablando sobre eso.

No obstante, lo consideramos dentro de las líneas de investigación y dispusimos que los compañeros Enrique García Sánchez y Manuel Cordero García, prácticamente hicieran vigilancia, las 24 horas, en las oficinas de la Policía Judicial del Estado, donde no paraba de trabajar el entonces comandante Gustavo Romero Meza, el cual pese a conocernos por nuestra actividad periodística, se mantenía hermético y no soltaba información.

http://www.afnbc.com/imagenes/Nuevo-Documento-19_10.jpg

PERIODISTAS ENTREVISTAN A VICTORIANO MEDINA

Los compañeros García Sánchez y Cordero García decidieron hacer su guardia desde un edificio ubicado frente a las instalaciones de la PJE en la zona del Río, debido a que sabían que se harían algunas diligencias, pero el comandante y sus investigadores no procedían porque los reporteros no se retiraban. Al mismo tiempo el compañero Rogelio Lavenant Sifuentes se percató, mientras viajaba con rumbo a las oficinas del periódico, que un grupo de agentes de la policía estatal sacaban un vehículo del estacionamiento del Hipódromo, con las características de uno de los vehículos sospechosos.

Avisó a las oficinas, yo notifiqué a los compañeros que hacían guardia, y de ahí todo empezó a suceder de manera vertiginosa. Después de que llevaron el vehículo a las instalaciones de la policía estatal, nos llegó el “pitazo” de que se haría una reconstrucción de hechos. Cuando los policías salieron llevando el vehículo y a Victoriano Medina, seguros de que ya no merodeábamos por ahí, nuestros compañeros se fueron tras de ellos, y así fuimos los únicos que pudimos obtener las imágenes de la reconstrucción de hechos.

http://www.afnbc.com/imagenes/Nuevo-Documento-19_11.jpg

LLEVAN A VICTORIANO MEDINA DETENIDO

Mientras tanto, a mí me correspondió entrar en contacto con diversas fuentes confidenciales para tratar de obtener información sobre los avances de las investigaciones, ya que en ningún medio, ni en todo Tijuana, se tenía la mínima idea de qué estaba sucediendo, y por lo tanto seguían las especulaciones sobre los posibles autores de esta muerte. Nadie en Baja California hablaba sobre Victoriano Medina Moreno, Antonio Vera Palestina, ni Emigdio Nevarez, otro de los iniciales sospechosos, ni mucho menos se acusaba a Jorge Hank (entonces muy joven, de estos hechos).

Fueron de hecho, 10 días intensos de investigaciones periodísticas, paralelas a las policiacas, ya que el sábado 30 de ese mismo mes, ya con datos precisos de supuestos responsables, con Victoriano Medina Moreno, preso, fotografías de la reconstrucción del hecho; versiones de testigos y largas horas de vigilancia subrepticia, pudimos reconstruir lo sucedido, y ya teníamos una “historia”, que nutrimos también con información obtenida de una intensa revisión de las últimas columnas del periodista, tanto las publicadas ese año como las previas.

http://www.afnbc.com/imagenes/Nuevo-Documento-19_12.jpg

EL GATO FÉLIX CON EL EX ALCALDE FEDERICO VALDEZ

Teniendo la presión encima, porque ya en el gobierno del Estado se habían enterado de que estábamos por lanzar otra Extra con el resultado de los hallazgos periodísticos y nos presionaban, tuvimos que trabajar contrarreloj, en virtud de que para esa misma tarde de sábado, la procuraduría estatal pretendía ofrecer una conferencia de prensa. Tampoco Zeta había publicado dentro de ese período nada que pudiera permitir conocer el avance de las investigaciones, así es que El Heraldo “detonó la bomba”.

Para esto, conociendo ya que los asesinos eran del equipo de seguridad del director del Hipódromo, Jorge Hank Rhon, no quisimos dejar de lado su postura, así que, más por procedimiento que por considerar que nos atendería, pedimos a José Enrique García Sánchez y Jaime Cháidez Bonilla que se fueran al Hipódromo a tratar de conseguir una entrevista con el empresario, cosa que sorpresivamente aceptó. A su estilo, dijo a los periodistas que el crimen de El Gato era un tema que “A mí ni me va ni me viene”.

http://www.afnbc.com/imagenes/Nuevo-Documento-19_13.jpg

HÉCTOR "EL GATO" FÉLIX

Y también afirmó que “El Gato vivía del chime”, lo cual le ganó fuertes críticas. Más tarde ofreció una conferencia de prensa en la que prácticamente repitió mucho de lo que nos dijo, pero ya lo hizo después de que había salido nuestra “Extra” y la procuraduría estatal ofreció datos al respecto, coincidiendo con lo que anunciamos una hora antes. Más adelante se conoció que también su jefe de seguridad Antonio Vera Palestina estaba involucrado, así como otro hombre llamado Emigdio Nevárez.

Victoriano Medina inclusive se presentó en la pista del aeropuerto internacional "Abelardo L. Rodríguez", observando a la distancia a los miles de dolientes que despedían a El Gato; Victoriano Medina se dio a la fuga y al tiempo fue detenido y confinado a prisión de la que hace algunos años salió, para reintegrarse a su trabajo como encargado de la seguridad de Hank Rhon. 

Ese sábado 30 de abril, el director Lavenant  Sifuentes consultó sobre si debíamos lanzar una Extra con un tiraje superior al de la que hicimos como consecuencia del crimen, que fue de 5 mil ejemplares. Lo analizamos y consideramos que así tendría que ser, por la preocupación e interés que había entre la población por este caso del que nada se sabía.

http://www.afnbc.com/imagenes/Nuevo-Documento-19_14.jpg

EL COMANDANTE GUSTAVO ROMERO MEZA Y EL ABOGADO GARCÍA FIGUEROA

El hecho de que concentramos a nuestros compañeros trabajadores en el periódico, en un sábado en que se retiraban temprano, hizo suponer a otros medios que traíamos algo con respecto al crimen, así que los teléfonos no dejaban de sonar para solicitar por lo menos “una pista”, en tanto que de las estaciones de radio nos pedían hacer enlaces previos para anunciar la edición (cosa que cortésmente declinamos), lo que hizo que gran parte de la población se enterara que “algo sabían en El Heraldo”, así que estaban en espera.

Como hacía mucho que no se había visto en este diario, decidimos lanzar una edición de 20,000 ejemplares, y para eso pedimos prestados rollos de papel a otras empresas; antes de que apareciera la edición, ya teníamos rodeadas las instalaciones del periódico, ubicadas en la colonia Revolución, por voceadores y personas que nunca supimos cómo se enteraron y cómo llegaron a la hora de la repartición, para pedir sus ejemplares.

http://www.afnbc.com/imagenes/Nuevo-Documento-19_15.jpg

JORGE HANK RHON EN AQUELLOS AÑOS

Los empleados del diario, pese a lo lamentable del suceso, estaban muy entusiasmados porque este periódico ya era referencia en todo el país, y al otro lado de la frontera, así es que no solamente ese día, sino los siguientes, se mostraron muy animados para seguir trabajando y consiguiendo las exclusivas que interesaban a la población.

Fue un periodo de sentimientos encontrados: por una parte, la indignación, el dolor, el acompañar al compañero en el velorio y luego en la marcha hacia el aeropuerto, y por la otra, el ver a las multitudes salir de la nada y manifestarse como en nuestra vida no habíamos atestiguado; el seguir con las investigaciones, el descubrir hacia dónde se dirigían las indagaciones policiacas, el reconstruir hechos, el tratar de salir con la edición antes de que las autoridades hicieran su anuncio.

http://www.afnbc.com/imagenes/Nuevo-Documento-19_16.jpg

LUGAR DONDE QUEDÓ FINALMENTE EL VEHÍCULO DEL GATO

El ex gobernador de la entidad Roberto de la Madrid Romandía, quien era el dueño de este periódico, y que nos invitó a través de su hermano Francisco para hacernos cargo del diario, nos felicitó por el trabajo realizado, y nos ofreció todo su apoyo para seguir adelante con la labor que estábamos realizando. De hecho, cuando se hizo la invitación para atender este periódico, la condición puesta, y que nos fue aceptada, fue la de que se nos dejara hacer periodismo, y que no hubiesen intromisiones, como hasta ese momento se cumplió.

El prestigio que por este trabajo consiguió el periódico El Heraldo entusiasmó también en gran medida al ex gobernador, quien meses antes pensaba venderlo o cerrarlo, sin embargo al ir avanzando los días y apareciendo nuevos hallazgos, indicios y con una línea editorial muy dura, comenzaron también los mensajes en el sentido de que fuéramos dejando el tema, que sólo nos ajustáramos a las versiones oficiales, y finalmente, que mandáramos el caso a la página policiaca. Decíamos que sí, pero no cuándo, hasta que nos anunciaron que seríamos relevados, nos dieron las gracias y nos invitaron a buscar nuevos horizontes.

El periódico se vendió, y el sindicato encontró en un buen comprador al director del Hipódromo. Pero, bueno… No era la primera vez que nos corrían de un medio. Al tiempo formamos un Semanario –Cambio 21- cuya vida fue efímera, de unos cuantos años, por falta de recursos, pero en el que también consignamos muchos hechos importantes de la vida regional, como todo aquello que precedió, y que de hecho influyó, en el triunfo del primer gobernador panista de México, Ernesto Ruffo Appel. Pero esa es otra historia.

http://www.afnbc.com/imagenes/Nuevo-Documento-19_18.jpg

EMIGDIO NEVÁREZ, considerado otro de los sospechosos

SIGUIENTES IMÁGENES. Antonio Vera Palestina y la Extra de El Heraldo.

Deja tu comentario

GRACIAS

21 de abril de 2019

MUCHAS GRACIAS POR NO OLVIDARSE DE EL GATO FELIX.

MAS VALE TARDE QUE NUNCA

21 de abril de 2019

AL GATO LE SIGUEN DEBIENDO,PRINCIPALMENTE EL INTELECTUAL.

la lokura

21 de abril de 2019

ese gato felix miranda era peor que el mariano soto cortez

Jorge Gramos

23 de abril de 2019

Lokura, eres palero PRIsta seguramente y Hankie tu amo.

la lokura

23 de abril de 2019

y tu de que vas le dieron piso por escribir verdades incomodas o chismes ? en fin y a ti que te duele

Las Pulgas
Hotel Ticuan
Neuvoo
AGP Deportes
Garage Photo Studio
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano