AFN POLÍTICO: Los actores de la política: Arturo González
Agencia Fronteriza de Noticias
Evimeria
Telcel 17 Julio 2020
Empleo Nuevo
Castro Limon

AFN POLÍTICO: Los actores de la política: Arturo González

TIJUANA BC - jueves, 2 de julio de 2020 - DORA ELENA CORTÉS.
3125

*.- Se le “calentó la plaza” al presidente del Tribunal de Justicia

DORA ELENA CORTÉS
afntijuana@hotmail.es

TIJUANA BC 2 DE JULIO DE 2020 (AFN). Considerado desde un principio, prácticamente en automático, como el “candidato natural” para la gubernatura de Baja California en 2021, el presidente municipal de Tijuana, Arturo González Cruz, mantiene -por el momento- silencio al respecto, aunque continúa trabajando -con mucha intensidad- siguiendo su eslogan, en el sentido de que "Tijuana tiene prisa".

González Cruz llegó a la candidatura para la alcaldía de la ciudad como consecuencia de una coyuntura que se dio, y por su relación cercana con la entonces dirigente del partido Morena Yeidckol Polevnsky con quien trabó amistad, siendo ella presidenta nacional de Canacintra, y él, representante del comercio organizado de Tijuana, y posteriormente de la Concanaco.

Al principio del proceso anterior, cuando todavía no se tenía a un candidato, ante la opinión pública, creció la versión en el sentido de que -sin lugar a dudas- el abanderado por Morena para la presidencia municipal sería el arquitecto Jaime Martínez Veloz, quien habría tenido que hacerse a un lado de la contienda interna para la gubernatura, a la que se le había invitado a participar, después de que el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador decidió que no había de otra, y que le gustara o no la posibilidad al actual gobernante, tendría que participar Jaime Bonilla Valdez en ese proceso electoral.

Sin embargo, por lo que sabía de él Yeidckol -y la opinión que se formó de su persona el delegado en Baja California Leonel Godoy- González Cruz fue considerado la mejor “carta” para encabezar los esfuerzos de Morena por la posición en Tijuana, lo que provocó la estruendosa reacción de Jaime Martínez Veloz, quien todavía no se los perdona, y tomó como el principal responsable de que no se le respetara esa posibilidad de ser presidente municipal, a Jaime Bonilla.

Sin ser del equipo de este último, y no obstante que luego se señaló que una nueva encuesta realizada habría dado el triunfo al ahora secretario de Economía y Turismo Mario Escobedo Carignan (quien decidió no reclamar esta oportunidad), Arturo González participó en las elecciones, y ganó en forma rotunda los comicios que lo llevaron a la silla que hoy ocupa.

Logrando dominar su carácter -que también se dice es explosivo- González Cruz fue avanzando, y convenciendo como alcalde de Tijuana, a ciudadanos y representantes de algunos sectores, por lo que pronto se le vio como un candidato natural a suceder al gobernador Jaime Bonilla, y ahora le resta convencerlo también a él, entre otros que se dice, que serán “electores”, para que se le confíe esa nueva encomienda.

No han faltado, quienes además señalen que Arturo González Cruz bien puede buscar la reelección en Tijuana, y luego una posición en el congreso estatal, antes de brincar a la gubernatura; pero todo hace indicar que esos no son sus planes, sino gobernar Baja California.

A González Cruz, como al gobernador, y al resto de los alcaldes, le ha tocado enfrentar la administración de la ciudad en un momento difícil, como es el de la pandemia que por coronavirus hemos estado padeciendo desde hace ya más de 3 meses, y podría decirse que ha tomado adecuadas medidas ya que por comentarios del secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, ahora sabemos que Tijuana ha estado trabajando muy bien, porque ha logrado ir bajando el número de casos activos de Covid 19 en la ciudad.

González Cruz es también tijuanense, y fuera de la función pública se ha manejado dentro del comercio organizado, y más recientemente, como presidente del Club Campestre de la ciudad.

Como administrador, y empresario que ha sido, ha ido aplicando medidas en Tijuana que le permitieron, en principio, sacar a la ciudad del “hoyo” en que se encontraba, por la deuda existente y las maniobras financieras del gobierno anterior, que dejó al de González Cruz, sin dinero en las arcas, pese a lo anunciado, y con fuertes problemas de servicios por vencerse. 

Reestructuró la deuda, incrementó la recaudación por predial y otros impuestos y derechos; empezó a bachear en horarios nocturnos… pero se le cruzó la pandemia. 

*.- Se le “calentó la plaza” al presidente del Tribunal de Justicia

Ahora sí que podemos decir -utilizando lenguaje popular- se le “calentó la plaza” al presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) Salvador Ortiz Morales.

Y es que el también abogado se ha mostrado muy “tibio” en su actuación, ya que prácticamente no se han visto posicionamientos fuertes de él, en los diversos temas que involucran al Tribunal que preside, o al Consejo de la Judicatura, ni tampoco, en el conflicto que ha “estallado”, por la falta de respuesta a las demandas de que se reabran los juzgados en Baja California.

Cuando con motivo de la pandemia se informó que se cerrarían los mismos, los abogados y la comunidad entendieron la necesidad inexcusable de hacer esto, sin embargo, a tres meses de ocurrido, la desesperación por la falta de una justicia se ha dejado ver en la comunidad, particularmente en aquellos que tienen casos pendientes, y principalmente, a través de los abogados, que son los que representan a los quejosos.

Bueno… para que el mismo gobierno estatal se haya quejado por el hecho de que no reanudan sus actividades los jueces en Baja California, ya es para pensarlo.

El propio gobernador de la entidad, apenas ayer (o antier) recordó que firmó la autorización para que el Poder Judicial abriera sus puertas, después de que abogados fueron a solicitarlo, y a mostrarle que podían trabajar, mediante protocolos adecuados, y lo hicieron ante el gobernante, porque es el Estado el que determina qué áreas se abren, y cuáles se mantienen cerradas, como consecuencia de la pandemia.

En Ensenada, de plano un Colegio de abogadas reventó, y dejando de lado las “buenas maneras” y sutilezas, de plano exigió la renuncia del presidente del Tribunal Superior, y ahora, otro grupo de abogados presentó un recurso de queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), por el mismo motivo.

Se dice que el presidente del Tribunal, aunque ya había recibido la autorización por escrito de la secretaría de Salud, para reanudar sus actividades, decidió que sólo reabrieran sus puertas aquellos ubicados en Ensenada, y no sabemos si fue tan sólo para calmar a las enojadas abogadas porteñas.

El abogado Carlos Mejía, quien -por cierto- fue secretario general del ayuntamiento pasado, ha sido uno de los más activos en los movimientos de reclamo en Tijuana, ya que dijo que el daño que se ha causado a miles de abogados y sus familias en la entidad, ha sido muy grande, sin olvidar a los bajacalifornianos que no han recibido justicia.

Comentó que esos daños serán mucho muy difíciles de cuantificar, y que todavía falta lo que viene, y que pronosticó que será mucho peor.

Afirmó que por más de 100 días ha existido una “denegada e indolente impartición de justicia, de rango corruptor constitucional”, parafraseando al ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea.

Advirtió que para preparar las nóminas -de casi 4000 personas que cobran en el Poder Judicial del Estado- esas actividades no han sido “riesgo de contagio” para ellos, y que tampoco los ha detenido el ir a los cajeros, en los que no ha existido temor de contagiarse. Sin embargo, se lamentó, para trabajar sí argumentan eso, y sentenció que: “el cobrar sin trabajar, también es “ser corrupto”.

Yendo hacia atrás en el tiempo, se refirió a los últimos días laborales y señaló que el jueves 12 de marzo se dictaron 2,882 acuerdos y 126 sentencias; y el viernes 13 de marzo 2,734 acuerdos y 135 sentencias.

Agregó que, si se multiplican 2,500 acuerdos por 68 días hábiles, no laborados, daría la cantidad de 170,000 Acuerdos que -como mínimo- no se dictaron del 18 de marzo al 30 de junio de 2020, según estimaciones que hicieron abogados molestos por la doble cerrazón: la de sus puertas y la de escucharlos.

Añadió que si se multiplican 50 sentencias -no publicadas- por 68 días hábiles -no laborados- daría la cantidad de 3,400 sentencias, que como mínimo no se publicaron, del 18 de marzo al 30 de junio de este año.

De igual forma, hicieron un análisis de las audiencias “no desahogadas” en los distintos juzgados de Mexicali, Tijuana, Ensenada, y Tecate, resultando que, en 68 días hábiles no laborados, no se desahogaron 13,056 audiencias. Y como los pronósticos deportivos… más lo que se acumule en los próximos días.

PD.- Según el reportero del barrio, después de que el gobernador de la entidad logró que directivos del Grupo Aeroportuario de Tijuana (GAP) pagaran los 32 millones de pesos que debían, “manos anónimas” borraron el historial de este grupo -de inversión española- de los equipos de la CESPT.

PD1.- Y eso no tendría sentido para el GAP, considerando que ya se conocía todo su historial, y se dictaminó con base a este, por lo que se presume que quienes actuaron de esta manera, lo que pretendieron evitar fue que se siguiera el “hilo conductor” y se llegara a los que, de alguna forma se estuvieron beneficiando con estos “enjuagues”, dentro de la misma paraestatal.

PD2.- Una buena decisión fue la que tomó la alcaldesa de Mexicali, Marina del Pilar Ávila Olmeda, al determinar el cierre de su frontera (por segunda ocasión), para los vecinos del Sur de California, ya que, con motivo de la celebración del 4 de julio, fiesta nacional en Estados Unidos, se espera una fuerte afluencia de visitantes a la entidad, con todos los riesgos de salud que esto trae consigo.  

PD3.- Aunque, de hecho, determinó poner un “cerco” en todas las entradas a Mexicali, por ese mismo motivo, el poner un filtro sanitario en la frontera les permitirá restringir la entrada, para autorizar solamente a las personas que viven en la capital o que tienen una necesidad real de visitarla, ya que siguen sumando contagios de Covid 19.

PD4.- Revelación fuerte la que hizo el gobernador Jaime Bonilla, al descubrir de manera pública que las máquinas “tragamonedas” que han sido decomisadas, en su mayoría, eran otro negocio en el que presuntamente estaría involucrado el excandidato a gobernador por el PRI, Enrique Acosta Fregoso.

PD5.- Al respecto dijo que este priista habría sido el encargado de importar, y operar estas máquinas, algunas decomisadas en el casino clausurado en San Felipe, al inicio de su administración.

PD6.- Lo que sí ha sido muy evidente, es que el gobierno estatal ha decomisado gran cantidad de esas máquinas en “tienditas” de todo el Estado, y las ha destruido en las instalaciones militares, alejando con esto del vicio a una gran cantidad de menores y jóvenes, que quedaban “atrapados” durante varias horas, frente a esos artefactos.

PD7.- De su Gabinete, este día llevó el gobernador Jaime Bonilla al secretario de Cultura, Pedro Ochoa Palacio, y qué bueno que lo hizo, porque según lo reportado por el ex director del Centro Cultural Tijuana, es mucho lo que se ha hecho, pero que no se sabía por falta de promoción. 

PD8.- Y hay que recordar que “no solamente de política vive el hombre”, así que fue refrescante saber que, a nivel digital, están desarrollando muchas actividades y apoyando a los valores artísticos y culturales de la entidad.

PD9.- También algo muy interesante, es que ya está funcionando la Editorial que ofreció Gobierno del Estado, y que ha permitido a escritores locales exhibir su potencial.

PD10.- El nuevo presidente de la Canirac en Rosarito, Alan Bautista, se reunió hoy con integrantes de la Mesa Directiva de este organismo, con el propósito de dar a conocer los planes que tienen para beneficio del sector en esa ciudad; los acompañó el presidente estatal Miguel Ángel Badiola Montaño.

Misas
Tijuana te necesita
IBERO Notas
Las Pulgas
Pesquisa
Neuvoo
AGP Deportes 2
Garage Photo Studio
Historias Anime
Controlador
Buscador Acerca de AFN Ventas y Contacto Reportero Ciudadano